Asociación de Periodistas de Albacete

La Plataforma por los Derechos de Autor de los Periodistas pide que la Ley de Propiedad Intelectual reconozca los derechos que corresponden a los profesionales de la comunicación

La Plataforma por los Derechos de Autor de los Periodistas* reclama a los grupos parlamentarios que, durante el trámite del proyecto de ley de modificación de la Ley de Propiedad Intelectual, introduzcan las enmiendas que sean necesarias para que quede meridianamente claro que los periodistas son los autores de los trabajos que publican y que difunden los medios de comunicación y, como tales, deben ser compensados económicamente.

La Plataforma toma nota de que, al presentar el anteproyecto de ley aprobado por el Consejo de Ministros el 14 de febrero, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que se reconoce el derecho de las empresas editoras y de los autores de noticias a ser compensados económicamente por la explotación, en determinadas circunstancias, de sus contenidos.

Este reconocimiento debe quedar bien precisado en el articulado de la ley, para evitar que los jueces puedan realizar interpretaciones contradictorias como ocurre con la norma actual.

El proyecto de ley regula también la que se conoce como tasa Google, un sistema de compensación económica equitativa que deberán abonar las empresas agregadoras de contenidos por el uso que hagan de los trabajos periodísticos.

La Plataforma por los Derechos de Autor de los Periodistas reclama negociar la parte que le corresponda de esa compensación, debido a que los periodistas son los autores de los trabajos que difunden los medios.

Así lo ha establecido la Comunicación de la Comisión Europea para un Mercado Único de la Propiedad Intelectual, de 24 de mayo del 2011, en la que indica con toda claridad que los periodistas son los “autores” de esos trabajos y los gobiernos deben proteger sus derechos, tanto morales como materiales.

La Plataforma señala que el Parlamento debe poner coto a la cada vez más frecuente utilización de trabajos realizados y firmados por periodistas, por parte de medios ajenos a la empresa o el grupo para el que trabajan, sin citar a sus autores y sin compensarles con retribución alguna, dando lugar con ello a una situación de clara indefensión profesional y competencia desleal.

Igualmente, la Plataforma va a presentar sus propuestas a los grupos parlamentarios, con el propósito de que mejoren el proyecto de ley que ha elaborado el Gobierno y recojan en él las indicaciones de citada Comunicación de la Comisión Europea. La futura ley también debe regular con total claridad todo lo referido a los derechos que corresponden a la obra compleja, la obra fotográfica y la mera fotografía, así como a las imágenes con interés como noticia que difunden los medios.

Esta Plataforma, que agrupa a la práctica totalidad de las organizaciones profesionales y sindicales representativas del sector, considera que debe formar parte de la Comisión de la Propiedad Intelectual que prevé el proyecto de ley y, asimismo, trabajar junto con los demás profesionales que generan derechos de propiedad intelectual para evitar vulneraciones de los derechos de autor y los abusos conocidos como piratería informática.

La Plataforma defiende a todos los profesionales de la información y comunicación, ya que los abusos que ha habido por una mala interpretación de los derechos de autoría han incrementado los efectos de la crisis que padecen todos los medios de comunicación, los cuales están padeciendo con especial dureza los retrocesos y recortes que sufre la economía occidental.

Asociación de Periodistas de Albacete

Las Asociaciones de Periodistas recuerdan a los políticos que la sociedad sale perjudicada cuando se niegan a responder a preguntas de un periodista

La Federación de Asociaciones de Periodistas de Castilla-La Mancha recuerda a los políticos que se deben a los ciudadanos y que cuando se niegan a responder a las preguntas que les plantean los periodistas la gran perjudicada es la sociedad, no el periodista o el medio de comunicación.

El periodismo, y también el periodista, debe resultar incómodo al poder. Porque uno de los principios del periodista debe ser destapar lo que los poderes quieren ocultar. Y denunciar abusos que se están produciendo y con los cuales se debilita la democracia. En resumen, hacer de contrapoder, informar y denunciar.

Los responsables públicos no deberían hablar únicamente con medios de comunicación que consideran próximos o con periodistas cercanos. Porque esta situación, dañina, perjudica a la sociedad, al periodismo y a la propia clase política. Y es, en parte, responsable del descrédito que periodistas y políticos tienen en este momento entre los ciudadanos.

Los periodistas tienen una misión de control de los poderes públicos que no deben perder. Como sostiene el Manifiesto de la FAPE en Defensa del Periodismo, “la salud de la democracia se resiente sin una prensa libre y crítica con el poder”.

Las asociaciones de periodistas lamentan, en este sentido, las reacciones poco democráticas que están demostrando algunos políticos ante los periodistas que plantean preguntas molestas. Y rechazan que estos políticos se nieguen a responder a las preguntas, porque la defensa de la libertad de prensa no solo atañe a los periodistas sino también a las instituciones, a los poderes y al conjunto de los ciudadanos.

Sin comentarios

Debes estar logged in para escribir un comentario