La FAPE asume y respalda el comunicado de la Anigp-TV, su asociación vinculada, que condena el veto a los gráficos en la última comparecencia de Casado y Arrimadas

FAPE – 19/02/2020

Las cámaras de los reporteros gráficos sobre el escritorio como gesto de protesta. FOTO: InfoLibre.es
Las cámaras de los reporteros gráficos sobre el escritorio como gesto de protesta. FOTO: InfoLibre.es

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), asume y respalda el comunicado emitido por la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV), vinculada a la Federación, en el que condena la decisión del Partido Popular y de Ciudadanos de vetar el acceso de los reporteros gráficos acreditados a la comparecencia de Pablo Casado e Inés Arrimadas después de la reunión que mantuvieron ambas formaciones en el edificio de los grupos políticos en el Congreso.

Ambos partidos convocaron a la presa en dicho escenario pero, una vez allí, se les comunicó a los periodistas y los reporteros gráficos que el evento no tenÍa cobertura informativa.

Los periodistas y reporteros gráficos se situaron en el pasillo para poder recoger las opiniones de Casado y Arrimadas a la salida de la reunión. Poco después, un ujier del Congreso y un policía nacional conminaron con malos modos a los informadores a desalojar dicho lugar.

En un intento rechazable de suplantar el trabajo de los reporteros gráficos, los jefes de prensa de ambas formaciones políticas les ofrecieron las fotografías que los propios partidos políticos hicieron de la reunión para la publicación en sus respectivos medios, cosa que desde cualquier ángulo del periodismo es vergonzoso.

La ANIGp-TV recuerda a los jefes de prensa de dichos partidos que los periódicos no son sus agencias de comunicación,  sino medios de prensa independientes y que, en cualquier caso, están amparados en su derecho constitucional de ejercer la libertad de prensa, y con más intensidad en el Congreso de los Diputados como “la casa de todos”.

No tiene sentido que estas formaciones critiquen con efusividad y con razón que en Moncloa se hagan ruedas de prensa sin preguntas y eventos sin cobertura de medios para, inmediatamente, proceder de la misma manera y de forma discrecional, en lo que supone un límite intolerable al ejercicio libre del periodismo, uno de los pilares fundamentales de nuestra democracia.

Ir a arriba