México y Afganistán, los países más peligrosos para los periodistas

México y Afganistán, los países más peligrosos para los periodistas

México y Afganistán, los países más peligrosos para los periodistas

México y Afganistán, los países donde más periodistas fueron asesinados en 2018, se mantuvieron como los lugares más peligrosos para el ejercicio de esa profesión en la primera mitad de 2019, con nueve y seis muertos respectivamente, según un informe de la ONG Campaña Emblema de Prensa (PEC).

En los dos países se concentró un tercio de los 38 periodistas asesinados en el mundo en la primera mitad de este año, cifra que en todo caso supone un marcado descenso del 42 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, de acuerdo con PEC.

Las principales razones que hacen que estos dos países sigan siendo los más peligrosos para ejercer la profesión tienen que ver «con los grupos terroristas en Afganistán y las bandas criminales en México», según la organización.

Pakistán, con cuatro víctimas mortales, ocupó el tercer lugar en asesinatos a periodistas, seguido de Brasil y Colombia, con dos en cada país.

Latinoamérica fue la zona con más asesinatos a reporteros, con 15 en total (los mencionados en México, Colombia y Brasil más uno en Honduras y otro en Haití).

Respecto a Oriente Medio, PEC comentó que esta zona ha experimentado cierta mejora en la seguridad de los trabajadores de medios debido «entre otras razones, a la disminución del conflicto en Siria y en Irak».

«La comunidad internacional debe establecer un mecanismo independiente que pueda combatir la impunidad cuando las instituciones nacionales no sean eficientes, ni suficientes, para llenar los vacíos en la prevención, protección y enjuiciamiento», señaló el secretario general de PEC, Blaise Lempen.

Un informe de Freedom House denuncia que la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década

Un informe de Freedom House denuncia que la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década

infoLibre.es  – 06/06/2019

Un informe de Freedom House denuncia que la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década

«Si bien las amenazas a la libertad de los medios de comunicación globales son reales y preocupantes por sí mismas, su impacto en el estado de la democracia es lo que las hace verdaderamente peligrosas», apunta la autora del informe, Sarah Repucci. Algunos de los países señalados son: Hungría, Serbia, Austria, Israel, India y Estados Unidos.

La libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década, según denuncia la organización no gubernamental Freedom House en su último informe titulado ‘Libertad y Medios de Comunicación 2019: Una espiral descendente‘.

La autora del estudio, la directora de Investigación y Análisis de Freedom House, Sarah Repucci, alerta de que «en algunas de las democracias más influyentes del mundo, los líderes populistas han supervisado los intentos concertados de estrangular la independencia del sector de los medios de comunicación», según informa Europa Press.

«Si bien las amenazas a la libertad de los medios de comunicación globales son reales y preocupantes por sí mismas, su impacto en el estado de la democracia es lo que las hace verdaderamente peligrosas», apunta la investigadora, que, sin embargo, defiende que «la experiencia ha demostrado que la libertad de prensa puede recuperarse incluso de largos períodos de represión cuando se le da la oportunidad».

En este sentido, Repucci explica que el derecho fundamental a buscar y difundir información a través de una prensa independiente está siendo atacado y que parte del asalto proviene de una fuente inesperada. «Los líderes electos en muchas democracias, que deberían ser los defensores más firmes de la libertad de prensa, han hecho intentos explícitos de silenciar las voces críticas de los medios y fortalecer los medios que brindan una cobertura favorable», sostiene.

Para la autora del estudio, esta tendencia está vinculada a «una disminución global de la democracia en sí misma». «La tendencia es más aguda en Europa, anteriormente un bastión de libertades bien establecidas. Y en Eurasia y Medio Oriente, donde se concentran muchas de las peores dictaduras del mundo», subraya.

En relación con los ataques a la libertad de prensa en las democracias, detalla que los métodos para estrangular la independencia de los medios incluyen cambios de propiedad respaldados por el Gobierno, presión regulatoria y financiera y denuncias públicas a periodistas honestos. «El objetivo es hacer que la prensa sirva a los que están en el poder y no al público», alerta.

Según la investigadora de Freedom House, «el problema surgió junto con el populismo de derecha, que ha socavado las libertades básicas en muchos países democráticos». Entre los países analizados, el 19% ha sufrido una reducción en los niveles de libertad de prensa en los últimos cinco años. Repucci apunta como ejemplos a: Hungría, Serbia, Austria, Israel, India y Estados Unidos.

Asimismo, la autora del informe destaca que países que ya fueron señalados como ‘No Libres’ para la prensa, han caído en puntuación y añade que el 28% de estos también ha perdido puntuación en materia de libertades de los medios.

Respecto a los gobiernos autocráticos, según alerta en el informe Sarah Repucci, continúan «apretando los tornillos» a las voces disidentes. En este punto, la investigadora señala a países como Rusia, Camerún o Myanmar.

Violencia y hostigamiento

Por otro lado, asegura que también se han detectado violencia y hostigamiento contra periodistas y medios de comunicación, como, por ejemplo, el asesinato de Jamal Khashoggi en 2018 o las amenazas de muerte a periodistas en El Salvador en 2015, después de descubrir casos de abusos policiales y asesinatos extrajudiciales.

De este modo, detalla que las tendencias en la libertad de prensa difieren según la región. Desde 2014, no ha habido un cambio neto en el porcentaje promedio de libertad de prensa para América o Asia-Pacífico, y el África subsahariana ha experimentado un ligero aumento del 3%. Sin embargo, las dos regiones menos libres del mundo -Eurasia y Medio Oriente y Norte de África (MENA)-, disminuyeron un 9% y un 11%, respectivamente, mientras que la libertad de prensa en Europa cayó un 8%.

En este contexto, se hacen una serie de recomendaciones para los políticos de los Estados democráticos a fin de garantizar la sostenibilidad de los medios independientes en todo el mundo. Así, les aconseja que se aseguren de que sus acciones no justifican ni inspiran violaciones de la libertad de prensa y que tomen «medidas firmes e inmediatas contra cualquier violación de la libertad de los medios de comunicación a nivel mundial a través de comunicados de prensa, llamadas telefónicas, reuniones, cartas y la imposición de sanciones dirigidas a los perpetradores».

También les insta a defender públicamente el valor de una prensa libre y apoyar la educación cívica, que informará a la próxima generación; a asegurar que la política exterior priorice el apoyo a los principios democráticos, incluida la libertad de los medios de comunicación, como la base de la seguridad nacional y la prosperidad económica; y a apoyar a las redes sociales como una salida alternativa para la libre expresión en entornos represivos.

Reporteras en Guardia pide a AMLO reconocer a periodistas indígenas asesinados

Reporteras en Guardia pide a López Obrador reconocer a periodistas indígenas asesinados

Camila Sánchez Bolaño – Newsweek México – 28/05/2019

Reporteras en Guardia pide a AMLO reconocer a periodistas indígenas asesinados
Reporteras en Guardia arrancó esta mañana con la segunda etapa de su portal mataranadie.com, lo hicieron con el perfil de Samir Flores, fundador de la radio comunitaria Amiltzinko en Morelos. Partiendo de la alarmante cifra de 13 asesinatos a periodistas en lo que va del 2019, y comparándola a los nueve homicidios de este tipo que hubo en el primer semestre de 2018, las integrantes del colectivo Reporteras en Guardia exigen al gobierno que sume a esta cifra los crímenes de comunicadores indígenas. 

Cinco de las 13 víctimas eran comunicadores indígenas, pero cuatro no han sido reconocidas como periodistas por el gobierno de la 4T, lo que representa una violación a la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas vigente desde 2012″, revelaron Reporteras en Guardia en una conferencia de prensa esta mañana.

Los casos que piden reconocer son el de Samir Flores, fundador y locutor de radio en Morelos; José Lucia Bartolo y Modesto Verales, colaboradores de radio en Guerrero y Gustavo Cruz, integrante de la comisión de comunicación del Consejo Indígena en Oaxaca. Todos eran miembros del Congreso Nacional Indígena (CNI).

Reporteras en Guardia está conformado por periodistas de 24 estados y de la Ciudad de México y exigen al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se presenten avances en estos cuatro casos, en especial el de Samir Flores, pues han pasado ya tres meses de su asesinato y no hay aún ningún detenido. Hasta el día de hoy, Reporteras en Guardia ha publicado los perfiles de 45 periodistas y sumarán 20 más en las siguientes semanas, con el fin de contribuir a la exigencia de justicia.

Puedes consultar aquí la plataforma de Reporteras en Guardia: https://mataranadie.com

One Free Press Coalition publica lista de los diez casos más urgentes de periodistas atacados o en busca de justicia

One Free Press Coalition publica lista de los diez casos más urgentes de periodistas atacados o en busca de justicia

AmericaEconomia.com – 23 de Mayo 2019

One Free Press Coalition publica lista de los diez casos más urgentes de periodistas atacados o en busca de justicia
Los reporteros de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, quienes este año ganaron el Premios Pulitzer por su serie "Myanmar Burning", y el columnista de The Washington Post, Jamal Khashoggi, se encuentran entre los periodistas de la lista.
El listado realizado por la organización constituido por un grupo de editores de todo el mundo, muestra a los periodistas -entre los que se incluye una colombiana, una mexicana y dos nicaragüenses- cuyas libertades están siendo reprimidas «por buscar la verdad» o cuyos casos buscan justicia.

La organización One Free Press Coalition, constituida por un grupo de editores que utilizan su alcance global y sus plataformas para visualizar los casos de periodistas atacados en el mundo, emitió su tercera lista mensual de los «10 más urgentes».

El listado muestra a los periodistas cuyas libertades están siendo reprimidas «por buscar la verdad» o cuyos casos buscan justicia.

Los reporteros de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, quienes este año ganaron el Premio Pulitzer por su serie «Myanmar Burning», y el columnista de The Washington Post, Jamal Khashoggi, se encuentran entre los periodistas de la lista.

También figuran en el listado cuatro periodistas latinoamericanos, específicamente de Nicaragua, México y Colombia.

La lista apunta a destacar a cinco casos de nuevos periodistas cada mes, mientras mantiene a otros cinco profesionales cuyos casos continúan demandando atención.

A continuación, compartimos con nuestros lectores la lista de los «10 más urgentes»:

Azory Gwanda. Periodista independiente de Tanzania que desapareció en la zona rural de ese país africano, después de investigar misteriosos asesinatos en su comunidad. El gobierno de Tanzania no ha logrado iniciar una investigación creíble de su caso. 

Wa Lone y Kyaw Soe Oo. Periodistas de Reuters que fueron encarcelados en Myanmar en virtud de la Ley de Secretos Oficiales tras su investigación sobre una masacre de hombres y niños rohingya por parte de las fuerzas de seguridad en el estado occidental de Rakhine. La Corte Suprema de Myanmar confirmó recientemente sus condenas.

Miguel Mora y Lucía Pineda. El director del canal 100% Noticias y la directora de noticias del mismo medio, respectivamente, fueron detenidos después de una ofensiva contra los medios nicaragüenses. Ambos periodistas están detenidos por «incitar al odio y la violencia» y se les ha negado el acceso constante a servicios legales.

Miguel Mora y Lucía Pineda. El director del canal 100% Noticias y la directora de noticias del mismo medio, respectivamente, fueron detenidos después de una ofensiva contra los medios nicaragüenses.

Miroslava Breach Velducea. Corresponsal del diario mexicano La Jornada, fue asesinada en el estado de Chihuahua luego de informar sobre vínculos entre políticos y el crimen organizado. Antes de su muerte, había recibido amenazas en, al menos, tres ocasiones por sus informes.

Claudia Duque. Reportera investigadora veterana de Colombia que ha sufrido secuestros, vigilancia ilegal, tortura psicológica y exilio, como resultado de su trabajo. Los tribunales colombianos condenaron a tres oficiales de alto rango de los servicios de seguridad por torturar a la periodista y su hija en 2003 y 2004. A partir de mayo de 2019, todos los acusados ​​en el caso fueron puestos en libertad.

Claudia Duque. Reportera investigadora veterana de Colombia que ha sufrido secuestros, vigilancia ilegal, tortura psicológica y exilio, como resultado de su trabajo.

 Mahmoud Abou Zeid y Alaa Abdelfattah. Fotógrafo y bloguera en Egipto, respectivamente, fueron liberadas este año después de pasar más de cinco años tras las rejas. Sin embargo, ambos deben reportarse al comando policial cada noche y la policía decide si pueden irse. Hasta ahora, ambos han pasado todas las noches de su «libertad» tras las rejas.

Aasif Sultan. Reportero de Kashmir Narrator en la India, fue encarcelado por cargos contra el estado por cubrir conflictos. Ha sido interrogado repetidamente y se le pidió que revelara fuentes por parte de la policía. Ha experimentado problemas de salud mientras permanece tras las rejas.

Jamal Khashoggi. Brutalmente asesinado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul. A pesar de los hallazgos de la CIA que apuntan a la participación del príncipe heredero de Arabia Saudita, no ha habido una investigación criminal independiente de la ONU. Los pedidos para que la Casa Blanca publique informes de inteligencia no han sido atendidos, junto con una fecha límite para responder al Congreso según lo exige la Ley Global de Estados Unidos.

Mimi Mefo. Periodista arrestada por "noticias falsas" y cargos por delitos informáticos en relación con su informe sobre disturbios en las regiones del noroeste y suroeste de Camerún, afectadas por el conflicto.

Mimi Mefo. Periodista arrestada por «noticias falsas» y cargos por delitos informáticos en relación con su informe sobre disturbios en las regiones del noroeste y suroeste de Camerún, afectadas por el conflicto. Fue liberada después de cuatro días, y desde entonces continúa hablando en contra del hostigamiento de periodistas en todo Camerún y el impacto del conflicto.

Anna Nimiriano. Editora de un periódico en Sudán del Sur, que vive bajo una amenaza constante. Como editora del Juba Monitor, Nimiriano lucha por mantener a sus colegas fuera de la cárcel por sus informes, y en el pasado, el gobierno le ordenó cerrar el periódico. Ella y sus colegas perseveran a pesar de las amenazas de detención y la censura constante.

COALICIÓN GLOBAL. One Free Press Coalition casi ha duplicado su tamaño desde su lanzamiento hace tres meses, con la incorporación de los nuevos miembros: AméricaEconomía, Bloomberg News, BuzzFeed, Estadão, India Today, Insider Inc., Middle East Broadcasting Networks, Office of Cuba Broadcasting, Quartz, Radio Free Asia, Radio Free Europe y Radio Liberty, The Straits Times , TV Azteca, The Washington Post , Voice of America y WIRED.

«Hoy más que nunca necesitamos noticias e información de confianza, sin embargo, demasiados periodistas de todo el mundo están siendo atacados simplemente por tratar de cumplir esa misión», dijo el editor en jefe de Bloomberg, John Micklethwait, destacando la labor de la organización.

«En muchas partes del mundo, la seguridad de los periodistas y editores está bajo una seria amenaza por parte de quienes los silencian», dijo Warren Fernández , editor en jefe de The Straits Times. «La mejor respuesta a esto es el buen periodismo, permitiendo que sus historias se cuenten en nuestros medios de comunicación para que muchos otros comprendan las implicaciones de estos desarrollos».

One Free Press Coalition se asocia con el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) y la International Women’s Media Foundation (IWMF), que son fundamentales para ayudar a identificar los casos más urgentes de la lista, que se actualiza y publica el primer día de cada mes. .

Desde 1995 un total de 348 periodistas están en prisión - Ozam Kose/ AFP

El número de periodistas asesinados se eleva a 63, un 8% más que en 2017

Publico.es – París 

Desde 1995 un total de 348 periodistas están en prisión - Ozam Kose/ AFP
Desde 1995 un total de 348 periodistas están en prisión - Ozam Kose/ AFP

Reporteros Sin Fronteras registra la cifra más alta en tres años. En total, 702 profesionales del mundo de la comunicación han sido asesinados desde 2008.

En 2018, 63 profesionales de los medios de comunicación fueron asesinados en el mundo, un 8% más que en el año anterior, un incremento que acaba con cinco años de descensos, según el informe anual publicado este martes por Reporteros Sin Fronteras (RSF), que denunció una degradación de la libertad de prensa.

Con esa cifra, la más alta en tres años, se registran 702 periodistas profesionales asesinados en diez años, con un pico de 87 en 2012, momento en el que comenzó una bajada que tuvo su punto más bajo el año pasado, con 55.

Balance 2018 RSF by on Scribd

Si se añaden los reporteros no profesionales, muy presentes en países donde más limitada está la información, y los colaboradores, esenciales para el trabajo periodístico, el número de asesinatos se elevó en 2018 a 80, un 8% más respecto a 2017, el nivel más bajo de la década en esa macabra estadística.

«La violencia contra periodistas alcanza un nivel inédito este año. Todos los registros son alarmantes», indicó el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

El informe anual, que la ONG publica desde 1995, agrega que 348 periodistas están en prisión por actividades ligadas a su oficio, un 7% más, y que otros 60 están secuestrados, un 11% más interanual.

Deloire denunció que el odio lanzado contra los reporteros por diferentes lideres políticos o empresarios «se ha traducido en un incremento inquietante» de los ataques, un fenómeno que se amplifica en las redes sociales.

La organización indicó que, aunque los principales escenarios de los asesinatos fueron Afganistán (15 muertos) y Siria (11), el 45% de ellos cayeron en países que no están en conflicto, con especial atención a México, donde 9 perdieron la vida.

Los «depredadores de la libertad de prensa son numerosos» en México, sobre todo contra periodistas que cubren asuntos relacionados con la corrupción política y el crimen organizado, blanco de intimidaciones y agresiones, cuando no asesinatos, señala el balance.

«La impunidad, vinculada a la corrupción generalizada que reina en el país, alcanza un nivel récord y alimenta el círculo vicioso de la violencia», añade RSF, que denuncia que las medidas de protección de los periodistas son «insuficientes e ineficaces».

En esta lista sobresale Estados Unidos con 6 periodistas asesinados, ligados al sangriento tiroteo contra la redacción del Capitol Gazette en junio, el mayor ataque contra un medio en la historia del país, cometido por un hombre que durante seis años acosó a los trabajadores del mismo a través de Twitter.

RSF indicó que el asesinato del checo Jan Kuciak y del saudí Jamal Khashoggi «han evidenciado la determinación, sin límites, de los enemigos de la libertad de prensa», y recordó que 49 de los asesinados en el mundo estaban en el objetivo de sus asesinos, mientras que los otros 31 murieron en el ejercicio de sus funciones.

Las prisiones incrementaron un 7% el número de reporteros encarcelados por su oficio, hasta los 348, debido a que el número de los «no profesionales» entre rejas aumentó un 40%.

RSF indicó que los regímenes más represores han «amordazado durante años la prensa tradicional», por lo que ahora se centran más en perseguir a «ciberreporteros» y otras formas de información.

Entre los países donde se ha observado este fenómeno figuran China, Arabia Saudí, Egipto o Irán. China es la principal prisión para periodistas, con 60 encarcelados, diez de ellos en peligro de muerte, según RSF; le siguen Egipto con 38, Turquía con 33 y Arabia Saudí e Irán con 28 cada uno.

El último capítulo del informe lo ocupan los periodistas que son rehenes, 60, otro indicador en ascenso de un 11%.

Pese a la caída del grupo yihadista Estado Islámico (EI), este sigue siendo el principal responsable de los secuestros, 21, repartidos entre Irak y Siria, país que cuenta con más secuestros, 31, frente a los 17 de Yemen y los 11 de Irak.

Solo un rehén está fuera de Oriente Medio, en manos del autoproclamado gobierno autónomo de Donetsk, en el este de Ucrania.

Si el Mecanismo de Protección se queda sin recursos, 702 periodistas y defensores dejarían de contar con medidas de seguridad. Cuartoscuro

Un estudio indica que en México, 9 de cada 10 periodistas se han sentido alguna vez amenazados o en riesgo

Animalpolitico.com – Manu Ureste –  25/09/2018

Si el Mecanismo de Protección se queda sin recursos, 702 periodistas y defensores dejarían de contar con medidas de seguridad. Cuartoscuro
Si el Mecanismo de Protección se queda sin recursos, 702 periodistas y defensores dejarían de contar con medidas de seguridad. Foto: Cuartoscuro

En lo que van del año suman siete los periodistas asesinados, 45 en el actual sexenio, y 118 desde el año 2000. Los principales agresores de periodistas, por encima incluso de grupos del crimen organizado y la delincuencia, son funcionarios públicos.

En México, 8 de cada 10 periodistas denuncian haber sido intimidados en al menos una ocasión por la publicación de una nota, entrevista, o reportaje crítico que incomodó a alguien. Mientras que el 77% ha sido objeto de acoso; el 65% sufrió amenazas, el 34% padeció violencia física, y el 29% fue privado de su libertad. De hecho, el 90% de los periodistas creen que se encuentra en mayor riesgo que el resto de la población mexicana solo por ejercer su trabajo.

Esta es una radiografía del estado en el que se encuentra la profesión periodística en México, uno de los países más violentos del orbe para ejercer la labor de informar, y que hace tan solo cuatro días, el pasado 21 de septiembre, añadió otro periodista más a la lista negra de comunicadores asesinados en la que ya suman siete en 2018, 45 en el actual sexenio de Peña Nieto, y 118 desde el año 2000.

Estos datos fueron documentados por el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede), que realizó una encuesta a 220 periodistas y defensores de derechos humanos en 20 entidades, la cual fue incluida en el informe Avances y tareas pendientes para el fortalecimiento de la libertad de expresión en México.

Otro resultado a destacar de la encuesta es que casi 7 de cada 10 periodistas consultados opina que los medios de comunicación a nivel local no pueden expresarse o informar libremente sin temer agresiones en su contra; por lo que en ocasiones recurren a la censura de contenidos.

Los temas más censurados, según dijo el 73% de los periodistas, son aquellos relacionados con gobierno, actores políticos, o funcionarios públicos.

Este dato está directamente relacionado a otro punto que subraya la encuesta: que los principales agresores de periodistas, por encima incluso de grupos del crimen organizado y la delincuencia, son funcionarios públicos.

El 40% de los comunicadores encuestados dijo que, en 2017, sufrió al menos una agresión de funcionarios, principalmente policías estatales o municipales. Les siguen, con el 37%, el crimen organizado; y el 16%, la policía federal o el Ejército.

En cuanto a los lugares donde se agreden a periodistas, el estudio de Casede señala que el 30% de los reporteros que dijeron haber sufrido alguna agresión fue en la calle, o cuando transitaban por una carretera; el 30%, a través de medios electrónicos o telefónicos; el 17% en el lugar de trabajo; y el 3% en su domicilio.

El botón de pánico no siempre sirve

El informe de Casede también incluye un análisis de qué tan efectivas están siendo dos herramientas creadas para, en teoría, proteger a periodistas y defensores de derechos humanos: el Mecanismo de Protección, creado en junio de 2012, y la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), que fue creada en julio de 2010.

Sobre el Mecanismo, el informe apunta que, desde 2012 a mayo de este año, suman 685 personas que buscaron la protección del estado, en la mayoría de los casos, el 54%, porque sufrieron amenazas; fueron víctimas de agresiones físicas (25%), o resultaron privadas de su libertad (21%).

Ante esas agresiones, entre 2012 y 2018, el Mecanismo de Protección, que depende de la Secretaría de Gobernación (Segob), otorgó 4 mil 523 medidas de protección. De éstas, una de cada cuatro fue botones de pánico. Mientras que otra medida recurrente fueron los patrullajes de policía.

Sin embargo, el informe subraya que las medidas no siempre evitan las agresiones. De hecho, en los últimos cuatro años, 156 personas que estaban inscritas a este Mecanismo sufrieron ataques a pesar de tener la vigilancia y protección del Estado.

En algunos casos, como el del periodista veracruzano Cándido Ríos, adscrito al Mecanismo desde 2013, de nada sirvió el botón de pánico ni las cámaras de seguridad instaladas para protegerlo: varios impactos de bala acabaron el pasado mes de julio con la vida del corresponsal del Diario de Acayucan.

Y lo mismo sucedió con Rubén Pat, director del semanario  adscrito al Mecanismo y acribillado a balazos en Playa del Carmen, Quintana Roo.

Sara Mendiola, directora de CIC-Propuesta Cívica, organización civil que participó en la presentación del informe, señaló además que los botones de pánico no siempre funcionan.

“Los botones de pánico muchas veces no funcionan, o a veces quien debe responder el llamado de emergencia no contesta, o simplemente las patrullas de policía nunca llegan al lugar”, expuso.

Lo anterior no es la primera vez que se denuncia. Por ejemplo, en julio del año 2015, medio centenar de organizaciones civiles nacionales e internacionales realizaron un diagnóstico sobre cómo funcionaba el botón de pánico, en el que evidenciaron casos en los que éstos no tenían señal, o en los teléfonos de emergencia nadie contestaba, patrullajes que nunca se hacían, o cámaras de video que tardaban meses en ser instaladas.

Presupuesto del Mecanismo cae 84%

Por otra parte, a pesar de que 2017 fue el año que batió todos los récords de ataques contra la prensa en México, y de que fue el año con más periodistas y defensores de derechos humanos que pidieron la ayuda del estado, el Mecanismo de Protección federal contó únicamente con 15 millones de pesos de presupuesto para atender a casi 700 personas adscritas al Mecanismo.

La cifra anterior supuso una reducción del presupuesto del 84%, en comparación con 2016, cuando el Mecanismo contó con 89 millones de pesos. Y un recorte de hasta 105 millones de pesos en comparación con 2013, cuando el Mecanismo dispuso de un presupuesto de 120 millones de pesos.

Para este 2018, el gobierno federal tuvo que aprobar de emergencia el pasado 20 de septiembre una partida de 75 millones de pesos ante el riesgo de que las cientos de personas adscritas al Mecanismo se quedaran, terminando el mes de septiembre, sin presupuesto y a la deriva.

“No es posible que el Mecanismo de Protección opere con incertidumbre económica”, lamentó Julieta Brambila, académica e investigadora de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), que también participó en la presentación del informe.

Muchas averiguaciones en la Feadle, pocas llegan ante la justicia

En cuanto a la actuación de la FEADLE, el informe del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia recalca que solo entre 2010 y 2016 la fiscalía especial inició 806 averiguaciones previas por delitos contra periodistas y defensores de derechos, como amenazas, homicidio, o privación de la libertad.

Sin embargo, a pesar del elevado número de averiguaciones, “el número de casos rezagados permanece alto, mientras que el de consignaciones (ante la justicia), muy bajo”.

“En 2017, del total de averiguaciones previas en trámite (140), 127 permanecen en rezago (…). Y en 2018, de las 102 que están en trámite, 97 se encuentran rezagadas”, apunta el informe.

Además, desde la implementación del nuevo Sistema Penal Acusatorio en 2016, la FEADLE ha logrado judicializar muy pocos casos ante los tribunales. En 2016, solo consiguió hacerlo en una ocasión, mientras que en 2017 lo hizo en cuatro, de acuerdo con una solicitud de transparencia hecha por el Casede.

Los avances

Además de los pendientes, la investigación también incluyó cuáles son los avances más significativos en la operación del Mecanismo y de la Feadle.

En cuanto al Mecanismo, el informe recalca que ahora existe una “mayor coordinación con autoridades estatales”. “En 2017, la Unidad de recepción de casos y reacción rápida ayudó a instaurar las llamadas Unidades estatales de protección”, apunta el estudio, que también subraya que a esas unidades de recepción “se asignó mayor personal y se creó un área especializada en el seguimiento a la implementación de las medidas de protección”.

En lo que a la Feadle respecta, la investigación destaca como un paso positivo la creación de la Unidad de Análisis de Contexto; un área que busca determinar el contexto social, político y criminal en el que ocurrieron los hechos relacionados con delitos cometidos en contra de la libertad de expresión.

“Tanto el Mecanismo como la FEADLE han realizado esfuerzos para elevar su eficacia y efectividad. Sin embargo, es necesario mayor compromiso político desde el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo para desarrollar una estrategia de fortalecimiento de ambas instancias de prevención, protección y procuración de justicia. Esta será una tarea ineludible para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador”, concluye la investigación, que puedes leer o descargar íntegra aquí.

La FAPE condena los nuevos asesinatos de periodistas en México

La FAPE condena los nuevos asesinatos de periodistas en México

Fuente: Fape.es | 27 julio, 2018

La FAPE condena los nuevos asesinatos de periodistas en México
La FAPE condena los nuevos asesinatos de periodistas en México

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) condena los asesinatos de otros dos periodistas en México y exige al Gobierno que investigue y lleve a los tribunales a los culpables.

Los dos periodistas asesinados son Rubén Pat, director del semanario Playa News, y Luis Pérez García, director de la revista Encuesta de Hoy.

Pat había denunciado amenazas y agresiones en enero del 2017, después de haber llevado a cabo una investigación que vinculaba a funcionarios públicos con el crimen organizado. Según informaron distintas fuentes locales, en junio de ese mismo año a raíz de esta investigación, el periodista fue detenido y torturado por policías municipales.

Hace menos de un mes, también fue asesinado el periodista de Playa News José Guadalupe Chan Dzib. La FAPE condena estos asesinatos y exige una vez más al Gobierno mexicano que los investigue y lleve a la justicia a los responsables tanto materiales como intelectuales.

Rubén Pat y Luis Pérez García, periodistas asesinados en México
Rubén Pat y Luis Pérez García, periodistas asesinados en México

La FAPE espera que estos crímenes no queden marcados por la impunidad generalizada -alrededor del 98%- con que se cometen los asesinatos de periodistas en México. Los asesinatos, amenazas y agresiones a periodistas en México suponen un gravísimo e intolerable ataque contra la libertad de expresión en ese país, uno de los más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo.

La FAPE recuerda al Gobierno mexicano que los ataques a la libertad de expresión son también ataques a los cimientos del sistema democrático. Cuanto menos fuerte sea la libertad de expresión, menos fuerte será el país para combatir a los que, por medio de los asesinatos de periodistas, tratan de silenciar las investigaciones sobre la corrupción y el crimen organizado.

La FAPE envía sus condolencias a las familias, amigos y compañeros de los periodistas asesinados.

Protestas en México por el asesinato de periodistas

Periodista asesinados en México: Luis Pérez García

23/07/2018 – Periodistas en Español – https://periodistas-es.com

Protestas en México por el asesinato de periodistas
Protestas en México por el asesinato de periodistas

El periodista y locutor, Luis Pérez García, con más de 80 años de edad, fue asesinado por sujetos que se introdujeron a su vivienda donde vivía solo, de un golpe en el cráneo, al parecer con un marro u otro instrumento similar y luego le prendieron fuego a la casa, informa la Federación de Asociaciones de Periodistas de México (Fapermex).

Luis Pérez García dirigía la revista “Encuesta de Hoy”, con más de treinta años de editarse, fue miembro de la Asociación Nacional de Locutores de México, ANLM, su presencia en los actos políticos y gremiales se había hecho cotidiana.

Los vecinos se percataron que la casa marcada con el número 296 de las calles de Antonio de León esquina José María Patoni, de la colonia Ejército Constitucionalista, Iztapalapa, Ciudad de México, se incendiaba, por lo que de inmediato pidieron el auxilio a las instituciones de seguridad.

Miembros del cuerpo de Bomberos, después de sofocar el siniestro y remover los escombros, se encontraron con el cadáver del comunicador, en un principio se pensó que había muerto de asfixia o por las quemaduras.

Después de que los mismos vecinos informaron a las autoridades que su vecino Luis Pérez García, era además de comunicador un activista social, puesto que su misma vivienda funcionaba como oficina del Comité Vecinal, las autoridades ahondaron en las investigaciones.

Los peritos determinaron que la muerte fue provocada por un golpe en la cabeza, lo cual quedó asentado en la carpeta de investigación. Su familiares no han querido hacer declaraciones por temor a represalias.

Ante este nuevo asesinato de un colega, que los sicarios trataron de desvirtuarlo con el incendio que provocaron, el gremio periodístico organizado de México, Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX; Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México, Club Primera Plana, y sus brazo académico, Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE, además de enviar sus condolencias a sus familiares y amigos, eleva su voz para exigir de las autoridades que este crimen como todos los anteriores no quede impune.

Fapermex resalta el aumento exponencial de estos crímenes cometidos por los enemigos de las libertades de prensa y expresión, cuyas cifras son verdaderamente de terror:

  • En lo que va del año 2018 se han cometido 10 homicidios: 10 periodistas.
  • En lo que va del actual sexenio, suman 92 homicidios: 79 periodistas; 1 locutor; 4 familiares y 6 amigos de comunicadores, y 2 civiles.
  • Total de 2000 a la fecha, son 228 homicidios: 197 periodistas; 1 locutor; 10 trabajadores de prensa; 9 familiares y 9 amigos, y 2 civiles.
  • Total de 1983 a la fecha 292 homicidios: 259 periodistas; 1 locutor; 10 trabajadores de prensa; 11 familiares y 9 amigos de comunicadores, y 2 civiles.