Piden más transparencia a las tecnológicas para combatir la desinformación

Piden más transparencia a las tecnológicas para combatir la desinformación

Piden más transparencia a las tecnológicas para combatir la desinformación

Profesionales de la información han reclamado este viernes más transparencia a plataformas digitales como Facebook o Google, por las que se difunden de forma masiva bulos y falsedades, para avanzar en la lucha contra la desinformación. Hacer público el algoritmo que determina la difusión de anuncios y de los datos que extraen de los usuarios son algunas de las propuestas que profesionales de la información han planteado a las tecnológicas, en una jornada sobre “noticias falsas” organizada por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

Alimentadas por la pérdida de credibilidad de los medios de información, las mentiras circulan en la actualidad a mayor velocidad que nunca gracias a la propia naturaleza de las redes sociales, según han coincidido en señalar los expertos.

“Las plataformas están intentando hacer cosas, pero les queda mucho camino. Tienen que ser infinitamente más transparentes”, ha defendido Clara Jiménez, cofundadora de Maldito Bulo, medio especializado en la verificación y desmentidos de contenidos en redes.

“Hay que poner mucha más exigencia en que -estas empresas- controlen cómo circulan las noticias”, ha afirmado el director de Informativos de la Sexta, César González.

El control de la publicidad evitaría, según la cofundadora de Maldito Bulo. “que la desinformación se difunda”, sobre todo de aquella que se anuncia en páginas que basan su modelo de negocio en la propagación de noticias engañosas y llamativas.

Jiménez ha pedido que se “abran” los algoritmos -que entre otras cosas determinan la denominada “publicidad programática”- a grupos de académicos, aunque también ha valorado el trabajo conjunto que se puede hacer con las plataformas “para ayudar a limpiar el ecosistema informativo”.

Al respecto, el responsable de Políticas Públicas de Google España, Antonio Vargas, ha destacado que el gigante está tomando medidas para atajar la desinformación, entre ellas la retirada de anuncios vinculados a portales que difunden bulos, y que ha colaborado en este sentido con la Comisión Europea en las pasadas elecciones de mayo.

“Hace unos años Facebook no quería saber nada de esto, ahora se ha sentado con los políticos y los medios de comunicación, porque es un problema para las plataformas”, ha dicho el portavoz de David Ferrero, Vost Madrid, un movimiento dedicado a ayudar a las cuentas oficiales de los cuerpos de emergencias a difundir sus mensajes.

No obstante, el senador socialista y miembro del Consejo de Europa José Cepeda ha advertido de la dificultad de establecer normas para limitar la circulación de la información, ya que el margen de la política nacional “es muy pequeña” para controlar la economía de las tecnológicas.

Por su parte, la presentadora de TVE Olga Lambea ha hecho hincapié en la desinformación que llega del mundo de la política – “cada vez hay más fake-políticos”- y ha defendido que el mejor antídoto frente a este fenómeno es el “buen periodismo”.

En un momento en que se nos “vomita información” y es difícil distinguir entre bulos y noticias reales, el corresponsal de The New York Times en España, Raphael Minder, se mostró optimista: “Estamos en una tormenta perfecta, no puede ir más allá”. EFE

La FAPE convoca una jornada de debate sobre “La eclosión de las noticias falsas: cómo ganar la batalla a la desinformación”

Mañana, la FAPE convoca una jornada de debate sobre “La eclosión de las noticias falsas: cómo ganar la batalla a la desinformación”

La cita es el viernes, 27 de septiembre, en el salón de actos de la Asociación de la Prensa de Madrid (C/ Claudio Coello, 98), de 9:30 a 14:30 horas. La entrada es libre hasta completar aforo, previa inscripción.

La FAPE convoca una jornada de debate sobre “La eclosión de las noticias falsas: cómo ganar la batalla a la desinformación”

El año 2013 quedará para la historia como el de la implosión de las llamadas “noticias falsas” o “información falsa, a menudo sensacional, diseminada bajo la apariencia de noticias”, como la define el Diccionario Collins. Aunque no hay una acepción universal para calificar las noticias falsas, fuentes tan reputadas como el Diccionario Cambridge ya se ocupan de ellas para definirlas como “historias falsas que parecen ser noticias, difundidas en Internet o usando otros medios, generalmente creadas para influir en las opiniones públicas o como una broma”.

Exactamente bromas no son, como queda corroborado en sucesivos informes de comités de expertos en los que se mencionan campañas de desinformación o manipulación de la opinión pública que habrían tenido relación con procesos electorales o referéndums en Kenia, Ghana, México, Brasil, Australia, India, Filipinas, Alemania, Inglaterra, Francia, Italia y Argentina, entre otros.

Las noticias sin contrastar, o bulos, han sido promovidos desde 2001 por gobiernos de todo el mundo, el primero de ellos el de los Estados Unidos que financió una Oficina de Influencia Estratégica con la misión de difundir información falsa que sirviera a la causa de los Estados Unidos en la guerra de Afganistán. Oficialmente, el OIE se disolvió después de sucesivas denuncias de los profesionales del periodismo.

Más recientemente se han utilizado técnicas de desinformación recurrentes en relación con el plebiscito en Colombia, el intento de secesión en Cataluña o el Brexit. Numerosas fuentes han confirmado oficiosamente que la Administración actual de Rusia ha puesto en circulación un porcentaje significativo de informaciones manipuladas y sin contrastar en beneficio de sus hipotéticos “aliados”.

Para los medios de comunicación y los periodistas la oleada de bulos y constantes informaciones con apariencia de noticias verdaderas son una auténtica agresión que ha movilizado a asociaciones profesionales de todo el mundo y a editores que todavía conservan el compromiso con la libertad de información.

Tanto los periodistas como la opinión pública han responsabilizado en buena medida de este problema a las grandes plataformas como Google, Instagram, Facebook… por su indiferencia inicial ante la proliferación de peligrosas mentiras y bulos que circulan por las plataformas digitales y redes sociales.

Para diagnosticar la evolución de las “noticias falsas”, su actualidad y los mecanismos que se están poniendo en marcha en España para neutralizarlas, la FAPE organiza una jornada de debates  el próximo día 27 de septiembre en Madrid bajo el título:

“LA ECLOSIÓN DE LAS NOTICIAS FALSAS: CÓMO GANAR LA BATALLA A LA DESINFORMACIÓN”

La entrada a la Jornada es libre hasta completar aforo previa inscripción aquí.

El acto será transmitido por Twitter con la etiqueta #noticiasfalsasfape 

*Se adjunta el programa completo de la Jornada 

FECHA: Viernes, 27 de septiembre de 2019

HORA: De 09:30 a 14:30 horas

LUGAR: Salón de actos de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) (Entrada por C/ Claudio Coello, 98)

El presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez

La FAPE dice que Educación «ha respondido con el silencio» a su propuesta de una asignatura sobre periodismo en la ESO

El presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez

El presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez, asegura que el Ministerio de Educación y Formación Profesional (FP) «ha respondido con el silencio» a su propuesta de crear una asignatura de periodismo y comunicación para los cursos de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO).

«Pedimos en dos ocasiones una entrevista con la ministra –Isabel Celaá– para informarle de nuestra propuesta. Sin respuesta», sostiene Nemesio Rodríguez en una entrevista concedida a Europa Press, al ser preguntado sobre si la citada materia se añadirá al temario este próximo curso 2019/2020.

La asignatura que propone la Federación, según indica el presidente de la entidad, parte del hecho de que «la desinformación debilita valores democráticos fundamentales». De este modo, Rodríguez argumenta que «muchos líderes políticos y organizaciones como la Unión Europea, por ejemplo, así lo han manifestado».

«En muchas de estas declaraciones, se incide en la necesidad de atajar la proliferación de noticias falsas comenzando en la educación escolar», subraya el presidente de la FAPE, quien indica que, tomando como referencia esta necesidad, propusieron al Ministerio de Educación que estudiara la posibilidad de implantar en la etapa de la ESO una asignatura sobre periodismo y comunicación.

Según señala Nemesio Rodríguez, mediante esta asignatura «los alumnos profundizarían en el conocimiento del papel del periodismo en la sociedad y la importancia de la comunicación para su futuro profesional, además de aprender a diferenciar las noticias falsas de las verdaderas». «Es una generación que hace un uso masivo de las redes y por las redes circula el mayor tráfico de noticias falsas de la historia», apostilla.

La FAPE dice que Educación «ha respondido con el silencio» a su propuesta de una asignatura sobre periodismo en la ESO

Ante la normalización de las ‘fake news’ y el papel que juega la prensa en este contexto, el presidente de la FAPE no cree «que la sociedad quiera vivir recibiendo información falsa» y opina que la gente «necesita estar bien informada para tomar decisiones fundamentadas». «Quien base sus decisiones en noticias falsas, se equivocará», advierte.

La FAPE dice que Educación «ha respondido con el silencio» a su propuesta de una asignatura sobre periodismo en la ESO

«El papel de la prensa es fundamental para luchar contra las noticias falsas. Deben combatirse con periodismo de calidad, es decir, el que ofrece información veraz, verificada y contrastada con fuentes fiables, el que respeta las normas deontológicas de la profesión y el que no subordina la información a otros intereses comerciales», explica Rodríguez.

EFE crea una unidad de verificación para desmentir bulos

EFE crea una unidad de verificación para desmentir bulos

EFE crea una unidad de verificación para desmentir bulos

La Agencia EFE ha entrado en la ola del ‘fact checking’ y ha lanzado una nueva unidad que pretende «convertirse en el medio verificador más importante del mundo hispano», según dicen. Para ello, la empresa pública ha creado recientemente ‘VeriFica’, que está dirigida por Desirée García. Ya hay desde hace un tiempo plataformas de este tipo operando en España, como son Maldito Bulo o Newtral, impulsada esta última por la periodista Ana Pastor.

A nivel internacional, otra agencia de noticias -AFP- se ha alzado como el verificador en español en Latinoamérica gracias a un acuerdo con Facebook. Ahora EFE querría competir esta posición con la agencia francesa.

Todas estas iniciativas tratan de luchar contra la desinformación, mediante el desmentido de falsedades que circulan en redes sociales, plataformas de mensajería instantánea o medios de comunicación, principalmente digitales.

La coordinadora de esta unidad en EFE, Desirée García, ha sido corresponsal durante años en Kenia y es experta en asuntos internacionales. También forma parte del proyecto Ramiro Fuente, que ha tenido una larga y variada trayectoria en la agencia.

Esta nueva unidad de la agencia pública -lleva tres meses operando- no solo tratará de desmentir las falsedades que se publican en la Red, sino que también otorgará un sello de calidad a las informaciones de EFE como «expresión de auténtico servicio público».

En este sentido, la agencia de noticias española acaba de ser admitida por The Trust Project, que es un consorcio de medios comprometidos con la transparencia y el periodismo de calidad. Forman parte de esta plataforma medios como El Mundo o El País.

La Agencia EFE se une a otras plataformas como Maldito Bulo o Newtral, que tratan de desmontar las mentiras que se publican en la Red.

‘VeriFica’ se estrenó formando parte del proyecto ‘Comprobado’, en el que se incluyeron 16 medios con redacciones en España (El Confidencial, ElDiario.es, Público, Europa Press…). Fue impulsado por la ONG First Draft y coordinado por Maldito Bulo. Durante dos meses, coincidiendo con las elecciones generales y europeas, se desmontaron una treintena de bulos.

Ahora, el objetivo es convertirse en un líder en verificación en Latinoamerica mediante la creación allí de una alianza de ‘fact checking’ locales y con la colaboración de la amplia red que tiene la agencia española en el Continente.

Otro de los siguientes pasos en los que se está trabajando es en integrar la inteligencia artificial y el machine learning para dotar de las herramientas adecuadas a los periodistas de la agencia.

El 80% de los españoles se inquieta por las noticias falsas

El 80% de los españoles se inquieta por las noticias falsas

Por Lucía Abellán – elpais.com – 07/03/2019

El 80% de los españoles se inquieta por las noticias falsas

La desinformación preocupa a los españoles incluso por encima de la media europea. Ocho de cada 10 ciudadanos consideran que se trata de un problema general para la democracia y particular de España, según datos del último Eurobarómetro relativo a España. Aunque la inquietud europea es similar (un 76% la manifiesta), la mayor proximidad de las elecciones generales acentúa la sensación de urgencia. Los ministros del Interior de la UE debaten este jueves en Bruselas cómo blindar los comicios al Parlamento Europeo de los intentos de manipulación.

Los ciudadanos consideran a las "fake news" un problema para la democracia, según el Eurobarómetro.

La contienda electoral es terreno fértil para la propagación de las llamadas fake news. “Estos datos indican la importancia del asunto, especialmente ahora que llegan las elecciones. Y apuntan a que hay que profundizar en una acción europea en este terreno”, defendió este miércoles el director de la oficina de la Comisión Europea en Madrid, Francisco Fonseca, durante la presentación del Eurobarómetro de otoño.

OPINIÓN SOBRE LAS NOTICIAS FALSAS

Para cada una de estas frases, ¿podría decirme si está de acuerdo o en desacuerdo? (en %)

OPINIÓN SOBRE LAS NOTICIAS FALSAS

El nivel de detección de esa amenaza —o al menos la constatación del problema— es también superior en España respecto a la media europea. Casi ocho de cada 10 encuestados dicen encontrar a menudo “noticias que distorsionan la realidad o incluso que son falsas”, según la pregunta directa realizada el pasado otoño a 32.600 personas en toda la UE (de ellas, 1.011 en España). En este epígrafe, la media europea fue del 68%.

Cuando se trata de corroborar que en efecto se trata de mensajes manipulados, los porcentajes bajan. El 52% de los encuestados aseguran ser capaces de identificar esa información distorsionada, un porcentaje algo inferior al 58% de la media europea. Esas cifras revelan que muchos ciudadanos son vulnerables a la intoxicación informativa.

La demoscopia indaga cada vez más en este terreno. La Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación divulgó también ayer una encuesta según la cual el 69,4% de los internautas considera que hay que prohibir las fake news y castigar a sus creadores. El estudio contó con una muestra de 19.633 usuarios entrevistados entre octubre y diciembre de 2018.

Para coordinar la respuesta europea a este fenómeno, los ministros del Interior discutirán este jueves en Bruselas sobre cómo proteger las elecciones —tanto en el ámbito de los ciberataques como en el de la manipulación— de injerencias externas. La comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, se citó el pasado lunes con los representantes de las plataformas de Internet para fomentar la transparencia en el ámbito publicitario, también fuente de distorsiones. El tercer foco de atención se da en el servicio diplomático europeo, que promueve un sistema de alerta rápida para difundir avisos en la UE.

Con información de Nicolás Pan-Montojo, Ana Marcos, Elsa García de Blas y Alejandro Fernández.

La fape advierte a los políticos: "no todo vale para ganar votos"

La fape advierte a los políticos: «no todo vale para ganar votos»

EcoDiario.es – MADRID, 01  (SERVIMEDIA)

La fape advierte a los políticos: "no todo vale para ganar votos"

El presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape), Nemesio Rodríguez, advirtió este vienes a los políticos, durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación, de que «no todo vale para ganar votos», como «ya hemos visto en las elecciones andaluzas», en las que se fomentó el miedo a la inmigración y se cuestionó la importancia de la ley sobre la violencia de género con datos falsos.

odríguez realizó esta advertencia en el citado foro de debate, organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid y en el que fue presentado por el periodista Fernando González Urbaneja, expresidente de la Fape.

Urbaneja destacó que Rodríguez «es periodista todo el tiempo, sin atajos. Se sabe el oficio porque lo vive y lo siente. No es pastelero ni complaciente, no le gusta figurar y, sobre todo, es independiente».

Por su parte, Rodríguez abogó en su ponencia por luchar contra las ‘fake news’ y recordó el informe que sobre esta cuestión realizaron el año pasado Estudio de Comunicación y la agencia de noticias Servimedia, estudio que ayuda a comprender y combatir este fenómeno.

DESINFORMACIÓN

«La desinformación ataca directamente a la democracia, ya que las mentiras y los bulos tienen habitualmente como blanco los valores que la sustentan: la igualdad, la diversidad, la no discriminación por razones de raza, religión o sexo, la lucha contra la violencia de género, la construcción europea y el Estado del bienestar», enfatizó.

Por ello, también abogó por «un periodismo de calidad», y para lograrlo, dijo, se necesita que «los medios inviertan en periodistas. No se puede hacer buen periodismo bajo un estado de precariedad permanente, con rebajas un año sí y otro también de los salarios de los contratados y de los autónomos y colaboradores. La precariedad, además, reduce las posibilidades de que el periodista resista a las presiones, que son muchas».

Por último, pidió «apagar los móviles, pararnos, reflexionar y examinar lo que estamos haciendo; una reflexión para valorar si vale la pena abandonar el periodismo por el espectáculo, si vale la pena promover tertulias en las que prevalecen la intolerancia y la bronca, si vale la pena abandonar los principios deontológicos para publicar cualquier necedad, si vale la pena ser portavoces de los intereses de los poderosos y si vale la pena perder el criterio periodístico y acatar el dictado caprichoso de las redes».

Intervención Nemesio Rodríguez

Nemesio Rodríguez insta a medios y periodistas a reforzar la verificación de los hechos ante la previsible avalancha de noticias falsas que acarrearán las elecciones

FAPE – MADRID, 01 DE FEBRERO DE 2019

Intervención Nemesio Rodríguez

El presidente de la FAPE, en su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación, advierte a los editores que deben invertir en periodistas si quieren tener éxito con el cambio radical del modelo de negocio que pondrán en marcha este año: el paso del todo gratis al cobro de los contenidos digitales.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez, ha instado a los medios y a los periodistas a reforzar la verificación de los hechos ante la previsible avalancha de noticias falsas y de eufemismos sin precedentes que llegarán con las citas electorales previstas para este año.

Rodríguez, que ha sido esta mañana el ponente en el desayuno informativo del Foro de la Nueva Comunicación, ha asegurado que la desinformación ataca directamente a la democracia, ya que las mentiras y los bulos tienen habitualmente como blanco los valores que la sustentan: la igualdad, la diversidad, la no discriminación por razones de raza, religión o sexo, la lucha contra la violencia de género, las elecciones libres, la construcción europea o el estado del bienestar. “Una sociedad que toma sus decisiones basándose en información falsa es una sociedad que tenderá a equivocarse”, ha dicho.

Sobre este tema, el presidente de la FAPE también ha destacado la alta responsabilidad de las plataformas digitales en la  lucha contra la desinformación y ha concluido que la batalla contra las noticias falsas no es un problema de dinero, sino de voluntades.

Tras resaltar que la contención de la desinformación es también un asunto de educación, ha recordado que la Federación que preside ha propuesto al Ministerio de Educación y a los grupos parlamentarios que se implante una materia de periodismo/comunicación en la ESO, a fin de enseñar a los alumnos a reconocer los bulos, a saber qué fuentes son fiables y cuáles no, a desarrollar un pensamiento crítico hacia los medios y a comunicar y comunicarse mejor.

Nemesio Rodríguez no ha obviado tampoco la responsabilidad que atañe a los políticos en este tema: “Ya hemos visto en las elecciones andaluzas cómo se fomentaba el miedo a la inmigración y se cuestionaba la importancia de la ley sobre la violencia de género con datos y porcentajes falsos. No todo vale para ganar votos”.

En su intervención, Rodríguez ha destacado como uno de los grandes males del periodismo actual la conversión de la información en espectáculo, ya que esta práctica anula sus valores principales: la búsqueda de la verdad, la verificación de los hechos, su comprobación con las fuentes, la contextualización o el respeto del derecho de las personas a su propia intimidad e imagen, entre otros. “Los principios que han cimentado históricamente el oficio se están arrumbando en una alocada carrera por ser los primeros en informar sin comprobar, por dramatizar la noticia para ganar audiencia a toda costa, y por ser los que más clics logremos con titulares engañosos”.

El presidente de la FAPE, tras recordar que el Periodismo viene de una larga crisis, ha señalado 2019 como un año clave para definir la suerte de la prensa, pese a que no ha empezado con buenas noticias para la profesión: la próxima desaparición de los informativos de Cuatro,  el cierre de BuzzFeed (bazfid), el ERE para la mitad de la plantilla de Playground (pleygraund), el futuro incierto de Eslang, y los despidos en La Voz de Galicia y en la revista Mía.

“Son tiempos muy difíciles para el periodismo, pero hay pocas dudas de que este oficio es más necesario que nunca para ordenar y jerarquizar el aluvión informativo que nos inunda,  en un entorno digital en el que es difícil distinguir entre verdad y mentira y en el que las redes han roto la exclusiva de la intermediación entre los hechos y los ciudadanos que estaba en nuestras manos”, ha dicho.

Nemesio Rodríguez ha destacado que en 2019 está en marcha un cambio de modelo radical para la prensa: del gratis total al cobro de los contenidos digitales, un cambio de modelo que tiene que basarse, necesariamente, en el periodismo de calidad. “Es impensable que alguien esté dispuesto a pagar por noticias mediocres o falsas, mal redactadas, sin fuentes fiables, con titulares engañosos, al servicio de intereses espurios. A la gente se le puede engañar una, dos y tres veces, pero no siempre”.

Esa información de calidad necesita, además, que los editores y los medios inviertan en periodistas, porque “no se puede hacer buen periodismo bajo el estado de precariedad permanente” que impera en las redacciones y entre los autónomos y que reduce las posibilidades de que el profesional de la información “resista a las presiones. Que son muchas”.

En su intervención, el presidente de la FAPE también ha hecho referencia a la proliferación de los intentos de limitar el ejercicio libre del periodismo, ya que a la “nefasta ley mordaza” se han unido las querellas y demandas contra periodistas, el acoso en las redes, sobre todo a mujeres, y el caso que cerró 2018 y que abrió 2019: la incautación de móviles y ordenadores a periodistas de Europa Press y del Diario de Mallorca en Baleares y el control de las llamadas telefónicas de redactores de EFE.

“Esta vulneración del derecho al secreto profesional, sin precedentes en la democracia, puso de relieve que la libertad de expresión no puede darse por ganada definitivamente y que hay que seguir peleando a diario por ella”, ha afirmado.

En cuanto a las cuestiones que más preocupan actualmente a la FAPE, su presidente ha citado la desigualdad salarial entre hombres y mujeres en el sector periodístico, las trabas a la promoción profesional de las periodistas y el incierto futuro de los jóvenes estudiantes de periodismo y de los graduados, ante la evidente sobreabundancia de licenciados en relación al mercado de trabajo. “Tenemos que sentarnos juntos universidades, editores, sindicatos y organizaciones de periodistas”, para tratar de solventarlo en alguna medida, ha dicho.

A preguntas de los asistentes, Rodríguez ha explicado que es necesaria la ayuda de los medios para lograr el adecuado funcionamiento del Código Deontológico profesional y ha abogado por la necesidad de que los medios de comunicación públicos tengan una financiación adecuadamente dotada para poder cumplir con su función de servicio.

Respecto a TVE, ha calificado de “disparate” su actual situación de provisionalidad y ha pedido que se deje a los periodistas del Ente hacer su trabajo sin que los políticos “sigan metiendo mano” para manipular.

La intervención de Nemesio Rodríguez en el Foro de la Nueva Comunicación ha contado con la presentación a cargo del expresidente de la FAPE, Fernando González-Urbaneja, quien ha resaltado del ponente tres características: “Es periodista todo el tiempo, es agenciero de la EFE y es independiente”.

Intervención Nemesio Rodríguez (1)
Intervención Nemesio Rodríguez
Suscríbete Conéctate EL PAÍS Internacional Bruselas exige más medidas contra las ‘fake news’ a Facebook, Google y Twitter

Bruselas exige más medidas contra las ‘fake news’ a Facebook, Google y Twitter

Bernardo de Miguel – Elpais.com – 30/01/2019

Suscríbete Conéctate EL PAÍS Internacional Bruselas exige más medidas contra las ‘fake news’ a Facebook, Google y Twitter

Las grandes plataformas digitales y las asociaciones de publicidad virtual han rendido cuentas este martes por primera vez ante la Comisión Europea sobre las medidas adoptadas para combatir la propagación de fake news y el rastreo de la navegación de los internautas para detectar a los más susceptibles de ser manipulados con una campaña de desinformación.

Bruselas reconoce que las redes sociales Facebook y Twitter, el buscador Google y el navegador Mozilla han reforzado los controles para retirar las cuentas falsas y limitar la visibilidad de las páginas especializadas en la manipulación informativa desde que las cuatro compañías suscribieron voluntariamente en octubre de 2018 un Código de Conducta auspiciado por la Comisión Europea.

Pero el organismo comunitario concluye que los instrumentos incorporados por las plataformas aun son insuficientes. Y les exige que redoblen el control en las próximas semanas con vistas a la avalancha de bulos digitales que la Comisión teme que se lanzarán de cara a las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2019. «No se puede apagar un fuego con pistolas de aguas», ha advertido a las plataformas el comisario europeo de Seguridad, Julian King.

A partir de este mes y hasta que se celebren los comicios, las plataformas deberán comunicar mensualmente a Bruselas sobre los avances y resultados de su estrategia para neutralizar la difusión de noticias falsas.

«El tiempo apremia», ha urgido Mariya Gabriel, comisaria europea de Economía Digital. «Los firmantes [del Código] deben intensificar su verificación (…) Debemos garantizar que nuestros ciudadanos tienen acceso a información de calidad y objetiva», ha añadido Gabriel.

Bruselas tampoco se da por satisfecha con los logros de las patronales del sector publicidad que han aceptado respetar el Código de Conducta (la Federación mundial de Anunciantes; la Asociación Europea de Agencias de comunicación, y la Oficina europea de publicidad interactiva). La Comisión agradece que esas asociaciones hayan contribuido a difundir entre sus miembros los principios del Código. Pero lamenta que hasta ahora ninguna compañía individual haya suscrito el Código.

Bruselas considera esencial que las grandes marcas, que figuran entre los mayores anunciantes del mundo, se incorporen a la ofensiva dado su potencial «para restar ingresos a los promotores de la desinformación». La Comisión espera que las firmas más conocidas se sumen a sus esfuerzos contra las fake news antes de las elecciones de mayo.

Vera Jourova, comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, ha asegurado que «aceleraremos el paso en todos los frentes para garantizar unas elecciones libres y justas». Y ha pedido a las empresas que hagan realidad «su retórica y sus compromisos» en la lucha contra la manipulación informativa.

Los informes entregados este martes por las plataformas muestran que Facebook ha mejorado la transparencia de sus normas de publicidad, ha retirado cuentas falsas (800 millones de cuentas en el segundo trimestre de 2018 y 754 millones en el tercero) y bloqueado sistemas maliciosos de difusión automática. La red social de Mark Zuckerberg también ha ofrecido a sus usuarios nuevas herramientas para contextualizar la información y detectar si se trata de falsas noticias.

Bruselas lamenta, sin embargo, que esos instrumentos no están todavía disponibles en toda la UE y reprocha a Facebook su escasa colaboración con las iniciativas de verificación de datos (fact-checkers) puestas en marcha en Europa.

Google ha reforzado el control de la publicidad distribuida a través de su red Ad Sense y ha programado el algoritmo del buscador para que los resultados prioricen las páginas más fiables y relevantes. La compañía estadounidense lanzará un informe sobre transparencia de la publicidad electoral antes de los comicios de mayo e intensificará la lucha contra cuentas falsas y páginas trucadas para asumir la imagen de otras auténticas.

Como en el caso de Facebook, sin embargo, la Comisión Europea observa con preocupación que algunas de las nuevas herramientas de Google solo pueden ser utilizados «en un pequeño número de Estados miembros» y considera muy escasa la contribución de la multimillonaria compañía a los proyectos para investigar y frenar la manipulación informativa.

El informe de Twitter ofrece datos sobre la suspensión de cuentas (en 2018 retiró 1,4 millones) y el bloqueo de bots y otros sistemas automáticos de propagación masiva de contenidos falseados. Pero Bruselas echa en falta aclaraciones sobre qué medidas ha adoptado o va adoptar para impedir la promoción de tuits con información falsa que, previo pago a la red social, logran así un lugar prominente en el timeline de los usuarios.

El navegador Mozilla, por su parte, prevé lanzar una nueva versión de su buscador que bloqueará de oficio el rastreo más invasivo de la actividad del internauta. Y aumentará la transparencia de su política de publicidad antes de las elecciones, aunque Bruselas considera insuficiente la información que el buscador ha facilitado sobre sus nuevas normas.

El 2019 para la prensa: del foco en la suscripción al desencanto de las plataformas

El 2019 para la prensa: del foco en la suscripción al desencanto de las plataformas

dircomfidencial.com – 11/01/2019

El 2019 para la prensa: del foco en la suscripción al desencanto de las plataformas

2019 será el año en el que los medios tratarán de guardar distancias con las grandes plataformas tras comprobar en sus propias carnes las consecuencias de mantener una fuerte dependencia. Pero hay otras razones que justifican este distanciamiento, como la falta de acción de las plataformas ante el fenómeno de las fake news o el hecho de que concentren más de la mitad de la inversión publicitaria en digital.

Es una de las conclusiones recogidas en el informe Claves y predicciones para el periodismo, los medios y la tecnología 2019 realizado por el Reuters Institute for the Study of Journalism. Del rechazo y preocupación que despertaban Facebook y Google en el estudio anterior se ha pasado a una especie de desencanto.

Menos de la mitad de los encuestados (43%) ve en Facebook una herramienta importante o extremadamente importante para su negocio. Un cambio de actitud que obedece a que el nuevo algoritmo de la plataforma limita el alcance de los contenidos e medios de comunicación. En cambio, Google sigue resultando determinante para el 87% de los editores a la hora de posicionar sus marcas o recibir tráfico, mientras que Twitter figura por detrás de Instagram y por delante de Whatsapp.

No obstante, al igual que en la edición anterior, el gran titular lo ocupa el desarrollo de las suscripciones como una importante fuente de ingresos digitales. Más de la mitad de los editores (52%) confía en que el pago por contenidos será clave para su negocio, frente al 44% que lo creía así el año pasado.

Más de la mitad de los editores (52%) confía en que el pago por contenidos será clave para su negocio, frente al 44% que así lo creía el año pasado.

A estas alturas está fuera de toda duda que la prensa va en serio en su estrategia de monetizar sus audiencias al margen de la vía publicitaria. Según el estudio de Nic Newman, las suscripciones representan la principal prioridad entre los 200 ejecutivos, editores y periodistas entrevistados. Por delante de la publicidad digital (27%) y nativa (8%) o donaciones (7%). “Se trata de un gran cambio de enfoque para la industria”, señala el experto.

Pero si bien parece claro que el futuro del periodismo digital pasa por el pago, no lo es tanto la forma en que se logrará. Ante la posibilidad de un mercado limitado, el estudio apunta hacia una creciente aceptación a que el periodismo sea subvencionado.

A este respecto, casi un tercio (29%) confía en recibir fondos de fundaciones y organizaciones sin ánimo de lucro, en tanto que el 18% espera que aumente la contribución de las plataformas y uno de cada diez (11%) creen que la cuestión de la financiación podría ser asumida por los Gobiernos. Por el contrario, el 29% restante de los encuestados no espera ninguna ayuda de este tipo.

La exconcursante de 'America's Got Talent Yoli Mayor canta para animar a los jóvenes a votar en las legislativas de EE UU del 6 de noviembre. LATIF KASSIDI EFE

Rebrotan las noticias falsas

ElPais.com – ROSARIO G.GÓMEZ –  6 nov. 2018

La exconcursante de 'America's Got Talent Yoli Mayor canta para animar a los jóvenes a votar en las legislativas de EE UU del 6 de noviembre. LATIF KASSIDI EFE
La exconcursante de 'America's Got Talent Yoli Mayor canta para animar a los jóvenes a votar en las legislativas de EE UU del 6 de noviembre. LATIF KASSIDI EFE

Las noticias sobre las legislativas de EE UU muestran que menos del 5% de las fuentes de referencia en redes sociales provenían de instituciones oficiales, expertos o de los candidatos.

Los editores del Diccionario de Oxford eligieron en 2017 la combinación fake news (noticias falsas) como palabra del año. Tomaba el relevo de post-truth (posverdad), seleccionada en 2016. Ambas forman parte de un mismo concepto, porque no hay noticias falsas sin mentiras. Suponen, al alimón, el desprecio a los hechos objetivos y la exaltación de los hechos alternativos, y su caldo de cultivo es la política. Los lexicólogos de Oxford comprobaron que tanto el Brexit como las elecciones que dieron la victoria a Donald Trump contribuyeron a la expansión de la desinformación de forma deliberada y bien calibrada.

Ante los comicios legislativos de hoy, las fake news rebrotan con más fuerza y a mayor velocidad, según un nuevo estudio del Oxford Internet Institute. Este trabajo revela cómo Facebook y Twitter siguen permitiendo comentarios extremistas, sensacionalistas y conspirativos, trufados con informaciones de mala calidad.

El estudio ha analizado 2,5 millones de tuits y 6.986 páginas de Facebook durante un mes para llegar a la conclusión de que menos del 5% de las fuentes de referencia en redes sociales provenían de instituciones oficiales, expertos o de los candidatos. No deja de ser inquietante que los usuarios compartan las noticias basura con más fruición que las informaciones periodísticas verificadas y contrastadas. Los expertos han observado también que los mensajes bazofia no se concentran solo en los foros de apoyo a Trump, sino que se extienden a comunidades conservadoras convencionales.

Este salto cuantitativo y cualitativo pone de manifiesto que las solemnes promesas de Zuckerberg para extirpar de la poderosa red social las fake news o bien son mera cosmética o el intento ha resultado estéril. Facebook no ha tardado en descalificar aspectos de la investigación y en invocar la libertad de expresión para defender la circulación de contenidos en su canal de comunicación.

Como ha advertido Samantha Bradshaw, experta en el fenómeno de la desinformación, la relación entre democracia y redes sociales es un problema sistemático. Pero en lugar de atajarlo, solo se aplican parches. De continuar así, los algoritmos podrán seguir moldeando la realidad social hasta alcanzar su objetivo: modificar la conciencia de los ciudadanos.