La FAPE condena las agresiones a periodistas en Barcelona

La FAPE condena las agresiones a periodistas en Barcelona

La FAPE condena las agresiones a periodistas en Barcelona

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) condena las agresiones sufridas por las periodistas Ángela García Romero, de RTVE, y Diana Mata, de Antena 3, y sus respectivos cámaras durante la cobertura informativa de la manifestación de la Diada en Barcelona.

La agresión supone un ataque intolerable a la libertad de expresión y de información, pilares fundamentales de la democracia.

La FAPE defiende el derecho de los periodistas a informar libremente en toda circunstancia y lugar.

Independientemente del medio en que un periodista trabaje, cualquier agresión que sufra ataca directamente el derecho fundamental de los ciudadanos a recibir información veraz.

Sin libertad de información desaparece el resto de libertades  y se cercena el pluralismo necesario e imprescindible para que los ciudadanos puedan formarse su propia opinión.

Estas nuevas agresiones a periodistas confirman que el ejercicio libre del periodismo está sufriendo graves limitaciones en Cataluña, lo que no solo debe preocupar a las organizaciones profesionales del sector, sino también a los responsables públicos y a los ciudadanos.

Los que protagonizan o promueven las agresiones a periodistas buscan imponer un velo de silencio sobre la información, objetivo que es inaceptable en un sistema democrático como el nuestro.

La periodista Hajar Raissouni. Facebook

Marruecos detiene sin pruebas a una periodista crítica acusada de abortar y practicar sexo antes del matrimonio

La periodista Hajar Raissouni. Facebook
La periodista Hajar Raissouni. Facebook

Marruecos detiene sin pruebas a una periodista crítica acusada de abortar y practicar sexo antes del matrimonio. La exploración médica bajo custodia policial ha confirmado que Hajar El Raissouni no se sometió a ningún aborto, castigado por la ley en Marruecos. La policía actuó en la puerta de una clínica sin que hubiera ninguna denuncia formal y detuvo también a su pareja, con el que se iba a casar en 15 días, y a personal médico. Organizaciones sociales y periodistas consideran que se trata de una falsa acusación para amedrentarla como profesional y presionar a su entorno.

A las puertas de una clínica ginecológica, a las 11:35 horas del sábado, varios agentes de seguridad marroquíes detuvieron a la periodista Hajar El Raissouni, del diario árabe Akhbar Al Yaoum, acusada de mantener relaciones prematrimoniales con su prometido y de haber abortado. Su pareja, el profesor universitario sudanés Rifaat Al-Amin, que la acompañaba, también fue arrestado. Ha ocurrido quince días antes de celebrar su boda, prevista para el 14 de septiembre.

Una semana después, la pareja sigue en prisión junto al ginecólogo, a su ayudante y a la secretaria de la clínica donde Raissouni había sido tratada de una «hemorragia interna», según especificó a los medios el abogado que lleva el caso, Saad Sahli.

A pesar de que no hay un denunciante, «en las actas se afirma que el arresto se realizó sobre la base de la información recibida» en el servicio policial, sin más detalles, explicó Sahli. Durante las 48 horas que la periodista pasó bajo custodia policial, su defensa no pudo comunicarse con ella. Los cinco acusados han comparecido en una primera audiencia en el Tribunal de Primera Instancia de Rabat. Actualmente están detenidos en prisión preventiva en la prisión local en Salé, localidad aledaña a Rabat. La próxima vista tendrá lugar el lunes 9 de septiembre, según adelanto Sahli a eldiario.es.

La exploración médica bajo custodia policial ha confirmado que Hajar El Raissouni no se sometió a ningún aborto. Un examen en el Hospital Universitario Ibn Sina, a petición de la fiscalía durante el arresto, demuestra que la acusada no abortó. «No hay rastro de fórceps en su útero», material que se utiliza para interrumpir los embarazos, además el informe detalle que la chica «sufría un sangrado en el cuello uterino», según publicó el diario Alyoum24 con el permiso de la parte interesada.

En la comparecencia judicial, el doctor, de 70 años, se desmayó. «Pasé 40 años de mi vida practicando la profesión médica, y no he registrado en mi historial profesional ningún delito en mi contra, y hoy me encuentro en la vejez arrestado por cargos que no cometí», dijo según el diario marroquí Alyaoum24. Además defendió a su paciente, que acudió a la clínica «en un estado de salud grave, sufría un sangrado severo, y tuve que someterla a una intervención quirúrgica urgente para detener el sangrado».

La acusada sostuvo la misma declaración y aseguró no haber sufrido ningún aborto. Declaró que no fue detenida en la consulta, sino en la calle. «Seis agentes vestidos de civiles me rodearon frente a un edificio en el barrio de Agdal», y precisó que «llevaban cámaras». Explicó que la rodearon y la obligaron a entrar al edificio y luego a la consulta del ginecólogo. Según los datos facilitado por el doctor al abogado de Raissouni, «la seguridad entró y solicitó que se llamara al facultativo que ya se encontraba fuera del consultorio. Al regresar, lo arrestaron».

Hajar y su prometido no habían formalizado su matrimonio a la espera de unos documentos de la embajada de Sudán en Rabat. Sin embargo, la pareja sí se había prometido ante las familias por ‘la fatiha’ (versículo de apertura del Corán), matrimonio verbal por el rito musulmán.

"El cuerpo de las mujeres no es propiedad pública"

La periodista está recibiendo el apoyo y la solidaridad de diferentes asociaciones de derechos humanos, de juristas e incluso de políticos, que exigen su liberación inmediata. «El aborto es un derecho fundamental, no es un crimen», defendió en declaraciones a eldiario.es Ibtissam Lachgar, psicóloga y portavoz del Movimiento Alternativo por las Libertades (MALI). Esta organización, que siempre se ha posicionado en la vanguardia de la defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, denuncia la acusación y el arresto de Hajar Raissouni porque «el cuerpo de las mujeres no es propiedad pública». Además, Lachgar tacha a Marruecos de «un sistema patriarcal que condena la sexualidad» y tilda el arresto de Hajar de «fascista» y de «violación».

Desde la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) consideran que esta detención está dirigida a ella como periodista y a presionar a su entorno, y condenan «la violación de los derechos de todos los detenidos en relación con este caso, desde el método de detención y el impedimento a recibir visitas del abogado, a la negativa a su liberación a pesar de la ausencia de argumentos sobre los cargos».

Eric Goldestein, subdirector de Human Rights Watch (HRW) para la región MENA, no dejó pasar la ocasión para twittear: «El adulterio y los abortos deben ser despenalizados y la publicación de filtraciones que no respetan su privacidad huelen a manipulación».

La comunidad periodística percibe el caso como "intencionado"

La Unión Nacional de la Prensa Marroquí emitió un comunicado el miércoles que «condena la campaña de difamación maliciosa y poco ética contra nuestra hermana por parte de algunos medios, que optaron por no respetar los principios de la ética profesional en el manejo de este caso». Piden garantías completas para ella y para que todos los periodistas no sean atacados en sus vidas privadas y no sean víctimas de campañas de difamación.

En la comunidad periodística se cuestionan las razones reales del caso, percibido como «intencionado», especialmente dado el perfil de la periodista, considerada cercana a los círculos islamistas. Es la sobrina de Ahmed Raissouni, presidente de la Federación Mundial de Ulemas Musulmanes, y miembro del Movimiento Unidad y Reforma (MUR), brazo ideológico del Partido Justicia y Desarrollo (PJD), en el poder en las dos últimas legislaturas, que no está de acuerdo con que el rey Mohamed VI acumule el poder monárquico y religioso.

Es redactora del diario Akhbar Al Yaoum, uno de los más prestigiosos de Marruecos, y conocido por otro caso judicial controvertido: el de su ex director, Taoufik Bouachrine, condenado en noviembre de 2018 a 12 años de prisión por violación y trata de seres humanos.

Además una de las coberturas más completas de la periodista fue las protestas del movimiento ‘Hirak’ en el Rif en 2017 y 2018. En las redes sociales circulan estos días fotografías de ella junto a los padres del líder Nasser Zafzafi, también encarcelado en Casablanca con una condena de 20 años tras salir a la calle a pedir mejoras económicas y sociales para esta región del norte de Marruecos.

En las redes sociales, también se cuestiona este arresto: «¿Quién proporcionó esta información? ¿Quién tiene interés en comunicarlo? ¿Y por qué?», preguntan los internautas.

Se enfrenta a dos años de prisión

El caso del arresto de Hajar al-Rissouni ha reabierto el debate sobre la reforma del Código Penal, que data de 1967. Hajar se enfrenta hasta dos años de prisión atendiendo al artículo 454 del Código Penal. Los hechos alegados contra su prometido pueden ser de hasta cinco años de prisión, según el artículo 449. Mientras que el médico puede recibir una pena de hasta 10 años de prisión por el artículo 450 y una prohibición temporal o permanente de ejercer su profesión.

El aborto en Marruecos está penalizado excepto cuando la vida de la madre corre peligro. El artículo 453 habla del único caso de aborto permitido, cuando se pone en riesgo la vida o la salud de la madre. El Rey Mohamed VI ordenó modificar la ley después de un debate nacional donde los especialistas no llegaron a un consenso.  Se despenalizó el aborto en los casos de malformación del feto, violación e incesto.

La AMDH defiende que todos los cargos a los que se enfrentan los detenidos «entran dentro de las libertades individuales de los ciudadanos» y solicitan que «se cancelen todos los artículos del Código Penal que atentan contra las mismas».

Conocidos profesionales e intelectuales en Marruecos abogan desde hace años por una reforma de esta ley. Es el caso del sociólogo y profesor Abdessamad Dialmy, primera persona en Marruecos en pedir en 2007 la derogación de los tres artículos del Código Penal que castigan diferentes tipos de relaciones sexuales. En una entrevista en su residencia con eldiario.es, denuncia que «en la ley no se utilizan las mismas palabras ni los mismos castigos que en el Corán, pero protege la misma moral patriarcal que el islam». 

Edgar Joel Aguilar

La FAPE asume y respalda el comunicado de condena de la FIP ante el asesinato de Edgar Joel Aguilar

Edgar Joel Aguilar

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) asume y respalda el comunicado emitido por la Federación Internacional de Periodistas (FIP) en el que condena el asesinato del periodista hondureño Edgar Joel Aguilar, quien fue asesinado por varios individuos sin identificar el sábado 31 de agosto en la localidad de La Entrada, situada en el departamento de Copán, al oeste de Honduras.

La FAPE y la FIP exigen que se haga justicia con los autores intelectuales y materiales de este terrible crimen.

Aguilar, quien trabajaba como corresponsal del Canal Seis de televisión en el departamento de Copán, fue asaltado por varios sujetos en el interior de una barbería, quienes sin mediar palabra dispararon contra él quitándole la vida de forma inmediata.

Según sus compañeros de trabajo, Aguilar había recibido amenazas de muerte e incluso un atentado contra su vida en el año 2014, lo que le llevó a solicitar medidas de protección al Estado. Sin embargo, estas nunca se le fueron brindadas.

Honduras se ha convertido en uno de los países más peligrosos de Centroamérica para ejercer el periodismo. El pasado 17 de marzo fue asesinado el periodista Leonardo Gabriel Hernández, por lo que ya son dos los asesinatos de periodistas en lo que va de 2019. A estos dos crímenes se une el asesinato del comunicador social Santiago Carvajal en el mes de julio.

El Secretario General de la FIP, Anthony Bellanger, ha dicho: “Lamentamos el asesinato de Edgar y mandamos nuestras más sinceras condolencias a su familia y amigos. Exigimos que se investigue y se haga justicia con los responsables materiales e intelectuales de este crimen, así como que se depuren responsabilidades sobre quienes le negaron protección a un periodista amenazado”.

elemadrid en la Ciudad de la Imagen, Pozuelo de Alarcón (Madrid)

Díaz Ayuso, sobre Telemadrid: “Ya no es un servicio público esencial”

elemadrid en la Ciudad de la Imagen, Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Telemadrid en la Ciudad de la Imagen, Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, ha avanzado este lunes que revisará el funcionamiento, las cuentas y las audiencias de Telemadrid, porque “ya no es un servicio esencial” y se deben priorizar otras inversiones.

El PP, Ciudadanos (Cs) y Vox, los tres partidos que se unieron para investir a la líder popular, coinciden en su deseo de impulsar un auditoría de todas las empresas públicas. En función del resultado que tenga en ella Telemadrid, ¿puede llegar a cerrarse, o esa opción está completamente descartada? “Esperemos a los resultados”, ha respondido un portavoz gubernamental. “En cualquier caso, es algo que, en estos momentos, el Gobierno no se ha planteado”.

El acuerdo de gobierno que une a Díaz Ayuso con Ignacio Aguado especifica que se eliminarán “aquellos organismos que no respondan a criterios de interés general, eficacia y eficiencia”. Al mismo tiempo, el documento que aceptaron el PP y Cs para poder contar con los decisivos votos de Vox para la investidura detalla que “se racionalizará la estructura del sector público institucional, eliminando aquellas agencias, empresas públicas, entes y organismos que no respondan a criterios razonables de uso del dinero público”. Finalmente, Miguel Ángel Rodríguez, exsecretario de Estado con José María Aznar y durante meses asesor de la máxima confianza de Díaz Ayuso, se ha mostrado crítico con la línea editorial de la televisión pública (aunque luego ha matizado que su opinión es a título personal), que el PP controló férreamente en la época de Esperanza Aguirre.

“Voy a exigir a Telemadrid, como al resto de organismos públicos que sufragan los ciudadanos con sus impuestos, que justifique las cuentas, que sea un servicio público con audiencia, porque un servicio público sin audiencia no es un servicio público, y le voy a pedir la misma austeridad que al resto”, ha dicho Díaz Ayuso este lunes durante una entrevista en Es Radio. “Vamos a ver cómo funciona”, ha seguido. “Ya no es un servicio público esencial, luego lo que tiene que demostrar es que tiene ese público, que se ajusta a un presupuesto, teniendo en cuenta que ahora mismo estamos en una situación delicada”, ha añadido. Y ha contrapuesto: “Yo tengo que bajar, reducir las listas de espera, me importa seguir reformando el Metro, que tiene una serie de problemas acumulados, tenemos que seguir construyendo colegios… una serie de necesidades evidentes. Las prioridades son las que son”.

Radio Televisión Madrid, que engloba a Telemadrid, La Otra y Onda Madrid, cuenta con 83 millones de euros de presupuesto en las cuentas públicas de 2019. Esa cifra, aprobada al final de la pasada legislatura con los votos de PP y Cs, supuso un aumento del 4,2% con respecto a la de 2018 (tres millones de euros).

Los dos partidos de derechas también se unieron en 2015 para reformar la ley que regula las actividades de la entidad, que rechazaron el PSOE y Podemos. Como consecuencia, el ente público y las dos sociedades anónimas adjuntas que tenía se disolvieron para dar paso a una sola sociedad cuya junta general de accionistas estará constituida por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid. Díaz Ayuso fue, precisamente, quien defendió el proyecto como portavoz del PP en la comisión de control de Telemadrid en la Asamblea.

«Les da miedo porque no lo pueden controlar, pero tienen que estar tranquilos porque nosotros tampoco», les espetó a los partidos de izquierdas. Estos, por su parte, vieron en el nuevo texto legal una vía para que Telemadrid deje de ser pública, y que el Gobierno de la Comunidad pueda privatizarla, o cerrarla de manera unilateral.

Nevith Condés Jaramillo

La FAPE, consternada tras el asesinato de Nevith Condés: «Es una política de exterminio de periodistas en México»

Nevith Condés Jaramillo

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha expresado su consternación ante lo que considera una política de exterminio de periodistas en México tras el asesinato del director del portal informativo ‘El Observatorio del Sur’, Nevith Condés Jaramillo, tres semanas después de que otros tres informadores murieran en las mismas circunstancias, en medio de un recrudecimiento de los ataques contra la prensa en la nación norteamericana.

La organización española, que preside Nemesio Rodríguez, asume y respalda el comunicado emitido por la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC) después de que el periodista mexicano haya sido asesinado en Tejupilco. Según ha recordado la FAPE, en lo que va de año, un total de 13  periodistas y comunicadores sociales han sido asesinados sin que ninguno de los responsables materiales o intelectuales haya sido  llevado a la justicia.

De este modo, ha explicado que la FEPALC ve con «especial preocupación que la violencia contra los periodistas en México se esté normalizando» por lo que hace un llamamiento a todas las  organizaciones de periodistas en el mundo y organismos internacionales para que miren el «horror» que ocurre en México.  «¿Cuántos colegas más tienen que asesinar para que el mundo se movilice en torno a esta atrocidad?», plantea la organización. Así, la FAPE se suma a la FEPALC, que representa a sindicatos y federaciones de periodistas de América Latina y el Caribe, en su repudia de este nuevo asesinato y se une al clamor de su afiliado, el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa de México para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador una política de protección efectiva y lucha frontal contra la impunidad.

«En circunstancias como estas reconocemos más que nunca la  necesidad de contar a nivel de Naciones Unidas con un convenio internacional como el que viene impulsando la Federación Internacional de Periodistas (FIP), que incrementaría la presión a los Estado para que prevengan y castiguen a los agresores de  periodistas y combatan la impunidad», han recalcado.

Asimismo, han destacado que en los últimos tres años México ha  sido el país más peligro para ejercer el periodismo, con más crímenes que territorios en guerra. «No aceptamos más las  versiones oficiales, que se han sucedido gobierno tras gobierno, que intentan descartar la pista profesional en la mayoría de los  casos. El Estado mexicano tiene que asumir su responsabilidad. Recurrimos por ello –de manera especial– a la Unión Europea a invocar la cláusula democrática de los acuerdos comerciales suscritos con México.

As su juicio, «no puede considerarse democrático un Estado que mantiene cifras de impunidad de 98% en los crímenes» de periodistas. «México se desangra y esta vez gobiernos y criminales tienen que oír la voz de los periodistas del mundo que no estamos dispuestos a seguir enterrando colegas por el hecho de ejercer su trabajo», han subrayado.

El comunicado emitido por la FEPALC y asumido y respaldado por la FAPE, está rubricado tambien por la Federación Nacional de Periodistas del Ecuador (FENAPE), la Federação Nacional dos Jornalistas (FENAJ), la Federación Colombiana de Periodistas (FECOLPER), el Sindicato Nacional de Periodistas de Costa Rica,  la Federación Nacional de Trabajadores de los Medios de Comunicación Social de Chile (FENATRAMCO), la Associations  des Journalistes Haitiens (AJH). El Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa de México  (SNRP), el Sindicato de Periodistas de Panamá (SPP), el  Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), la Asociación  Nacional de Periodistas del Perú (ANP), la Asociación de Prensa Uruguaya (APU), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de República Dominicana (SNTP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) también suscriben el texto.

Periodistas indonesios protestan enfrente de la embajada de Arabia Saudí en Yakarta por la muerte de Khashoggi, en octubre de 2018. Dasril Roszandi (Getty Images)

Reporteros Sin Fronteras exige a Arabia Saudí la liberación de 30 periodistas

Periodistas indonesios protestan enfrente de la embajada de Arabia Saudí en Yakarta por la muerte de Khashoggi, en octubre de 2018. Dasril Roszandi (Getty Images)
Periodistas indonesios protestan enfrente de la embajada de Arabia Saudí en Yakarta por la muerte de Khashoggi, en octubre de 2018. Dasril Roszandi (Getty Images)

Reporteros sin Fronteras (RSF) ha desvelado la visita discreta que cuatro de sus directivos realizaron el pasado mes de abril a Arabia Saudí para reclamar la libertad de treinta periodistas encarcelados en aquel país. No fue una decisión fácil, han explicado en Londres varios miembros de esa comitiva a EL PAÍS. Eran muy conscientes de que el régimen saudí podría utilizar con intenciones propagandísticas las reuniones mantenidas, como muestra de una presunta apertura de sus autoridades.

«Decidimos que debíamos dar un paso más, y que no bastaba con las campañas de denuncia frente a la embajada. Cualquier intento por ayudar a los periodistas encarcelados merecía la pena», defiende Christopher Deloire, secretario general de RSF.

El brutal asesinato del periodista Jamal Khasoggi, en octubre de 2018 en el consulado saudí de Estambul, provocó una crisis sin precedentes y fue una grave amenaza a la ya reducida libertad de expresión en el Golfo Pérsico. RSF solicitó, con escasas esperanzas, una reunión con las autoridades saudíes y meses después, para su sorpresa, recibieron el visto bueno. El propio Deloire, junto a la directora de la oficina de RSF en el Reino Unido, Rebecca Vincent, al director de RSF Alemania, Christian Mihr y el expresidente de RSF Suiza, Jonathan Lundqvist, pudieron entablar conversación durante horas con una delegación saudí. En ella estaban incluidos el secretario de Estado para Asuntos Exteriores, Adel Al Jubeir; el ministro para los Medios, Turki Al-Shabanah; el ministro de Justicia, Waleed Bin Muhammad Al-Samaani y el Fiscal General, Saud Al-Mojeb.

Ante la posibilidad de que el Gobierno saudí estudiara posibles indultos por la festividad del Ramadán, RSF decidió mantener el secreto del encuentro durante un tiempo prudencial. Excluida la posibilidad de esos perdones, ha decidido sacar a la luz su esfuerzo durante la Conferencia Internacional para la Libertad de Prensa, que se celebra esta semana en Londres.

«El asesinato de Jamal Khasoggi produjo un inmenso daño a la imagen internacional de Arabia Saudí, y llevó hasta su nivel más bajo a un país que ya tiene uno de los peores historiales del mundo en materia de libertad de prensa. Es exigible que el Gobierno saudí ofrezca una firme señal política de enmienda para reparar el daño, y creemos que solo puede realizarse a través, entre otras medidas, de la liberación de todos los periodistas encarcelados en el país», ha dicho Deloire.

México y Afganistán, los países más peligrosos para los periodistas

México y Afganistán, los países más peligrosos para los periodistas

México y Afganistán, los países más peligrosos para los periodistas

México y Afganistán, los países donde más periodistas fueron asesinados en 2018, se mantuvieron como los lugares más peligrosos para el ejercicio de esa profesión en la primera mitad de 2019, con nueve y seis muertos respectivamente, según un informe de la ONG Campaña Emblema de Prensa (PEC).

En los dos países se concentró un tercio de los 38 periodistas asesinados en el mundo en la primera mitad de este año, cifra que en todo caso supone un marcado descenso del 42 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, de acuerdo con PEC.

Las principales razones que hacen que estos dos países sigan siendo los más peligrosos para ejercer la profesión tienen que ver «con los grupos terroristas en Afganistán y las bandas criminales en México», según la organización.

Pakistán, con cuatro víctimas mortales, ocupó el tercer lugar en asesinatos a periodistas, seguido de Brasil y Colombia, con dos en cada país.

Latinoamérica fue la zona con más asesinatos a reporteros, con 15 en total (los mencionados en México, Colombia y Brasil más uno en Honduras y otro en Haití).

Respecto a Oriente Medio, PEC comentó que esta zona ha experimentado cierta mejora en la seguridad de los trabajadores de medios debido «entre otras razones, a la disminución del conflicto en Siria y en Irak».

«La comunidad internacional debe establecer un mecanismo independiente que pueda combatir la impunidad cuando las instituciones nacionales no sean eficientes, ni suficientes, para llenar los vacíos en la prevención, protección y enjuiciamiento», señaló el secretario general de PEC, Blaise Lempen.

Nazha El Khalidi

La periodista saharaui Nazha El Khalidi denuncia torturas durante su juicio

Nazha El Khalidi

La periodista saharaui Nazha El Khalidi ha sido juzgada este 24 de junio de 2019 por el Tribunal de El Aaiún por grabar una manifestación. La sentencia se conocerá el próximo 8 de julio.  Se enfrenta a dos años de cárcel y una multa de 120 dirhams (11 euros) a 5000 dirhams (460 euros) acusada de “usurpación de la profesión” por no tener un título oficial.

El Khalidi denunció que había sido acusada debido a su trabajo periodístico y que sufrió torturas durante su detención en comisaría el 4 de diciembre de 2018. Entonces se le confiscó el teléfono móvil y no le fue devuelto y ha sido la base de la acusación.

Según declaró la informadora tras su detención: “la gente salió a la calle para manifestar su apoyo a la resolución del conflicto. Yo estaba grabando en la avenida Smara; no duré allí ni cuatro minutos cuando me detuvieron, me golpearon y me llevaron a la fuerza a un coche de policía. Estuve en comisaría horas, sufriendo malos tratos y bajo interrogación”.

La periodista saharaui, de 27 años, es miembro del colectivo Equipe Media y corresponsal de RASD TV, cubrió el 4 de diciembre de 2018 una manifestación convocada a raíz de la reanudación de negociaciones entre el Frente Polisario y Marruecos en Ginebra para resolver el conflicto en el Sahara.

Previamente al juicio, tres abogados españoles, de los que dos de ellos habían sido diputados regionales de las islas Baleares, José María Costa Serra (PSOE) y Miguel Ángel Jerez (PP), además de la canaria Inés Miranda, fueron deportados en el aeropuerto de El Aaiún tras llegar desde Las Palmas.

Su intención era ejercer de observadores en el proceso judicial, acreditados por el Consejo General de la Abogacía de España, pero las autoridades marroquíes no les permitieron asistir. Miranda había acudido a otros juicios y es la primera vez que es expulsada.

También mostraron su solidaridad con la periodista saharaui la sección española de Reporteros sin Fronteras (RSF) -que ha elaborado el informe ‘Sáhara Occidental, un desierto para el periodismo’-, Amnistía Internacional y diferentes ONG escandinavas.

Por otra parte, el martes 25 en Ginebra, Equipe Media presentará el informe ‘Una brecha en el muro’ y el cortometraje ‘Un agujero en el muro’ en el Consejo de Derechos Humanos. En sendos trabajos han colaborado la Asociación de Amigos de la RASD de Álava.

Un informe de Freedom House denuncia que la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década

Un informe de Freedom House denuncia que la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década

infoLibre.es  – 06/06/2019

Un informe de Freedom House denuncia que la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década

«Si bien las amenazas a la libertad de los medios de comunicación globales son reales y preocupantes por sí mismas, su impacto en el estado de la democracia es lo que las hace verdaderamente peligrosas», apunta la autora del informe, Sarah Repucci. Algunos de los países señalados son: Hungría, Serbia, Austria, Israel, India y Estados Unidos.

La libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década, según denuncia la organización no gubernamental Freedom House en su último informe titulado ‘Libertad y Medios de Comunicación 2019: Una espiral descendente‘.

La autora del estudio, la directora de Investigación y Análisis de Freedom House, Sarah Repucci, alerta de que «en algunas de las democracias más influyentes del mundo, los líderes populistas han supervisado los intentos concertados de estrangular la independencia del sector de los medios de comunicación», según informa Europa Press.

«Si bien las amenazas a la libertad de los medios de comunicación globales son reales y preocupantes por sí mismas, su impacto en el estado de la democracia es lo que las hace verdaderamente peligrosas», apunta la investigadora, que, sin embargo, defiende que «la experiencia ha demostrado que la libertad de prensa puede recuperarse incluso de largos períodos de represión cuando se le da la oportunidad».

En este sentido, Repucci explica que el derecho fundamental a buscar y difundir información a través de una prensa independiente está siendo atacado y que parte del asalto proviene de una fuente inesperada. «Los líderes electos en muchas democracias, que deberían ser los defensores más firmes de la libertad de prensa, han hecho intentos explícitos de silenciar las voces críticas de los medios y fortalecer los medios que brindan una cobertura favorable», sostiene.

Para la autora del estudio, esta tendencia está vinculada a «una disminución global de la democracia en sí misma». «La tendencia es más aguda en Europa, anteriormente un bastión de libertades bien establecidas. Y en Eurasia y Medio Oriente, donde se concentran muchas de las peores dictaduras del mundo», subraya.

En relación con los ataques a la libertad de prensa en las democracias, detalla que los métodos para estrangular la independencia de los medios incluyen cambios de propiedad respaldados por el Gobierno, presión regulatoria y financiera y denuncias públicas a periodistas honestos. «El objetivo es hacer que la prensa sirva a los que están en el poder y no al público», alerta.

Según la investigadora de Freedom House, «el problema surgió junto con el populismo de derecha, que ha socavado las libertades básicas en muchos países democráticos». Entre los países analizados, el 19% ha sufrido una reducción en los niveles de libertad de prensa en los últimos cinco años. Repucci apunta como ejemplos a: Hungría, Serbia, Austria, Israel, India y Estados Unidos.

Asimismo, la autora del informe destaca que países que ya fueron señalados como ‘No Libres’ para la prensa, han caído en puntuación y añade que el 28% de estos también ha perdido puntuación en materia de libertades de los medios.

Respecto a los gobiernos autocráticos, según alerta en el informe Sarah Repucci, continúan «apretando los tornillos» a las voces disidentes. En este punto, la investigadora señala a países como Rusia, Camerún o Myanmar.

Violencia y hostigamiento

Por otro lado, asegura que también se han detectado violencia y hostigamiento contra periodistas y medios de comunicación, como, por ejemplo, el asesinato de Jamal Khashoggi en 2018 o las amenazas de muerte a periodistas en El Salvador en 2015, después de descubrir casos de abusos policiales y asesinatos extrajudiciales.

De este modo, detalla que las tendencias en la libertad de prensa difieren según la región. Desde 2014, no ha habido un cambio neto en el porcentaje promedio de libertad de prensa para América o Asia-Pacífico, y el África subsahariana ha experimentado un ligero aumento del 3%. Sin embargo, las dos regiones menos libres del mundo -Eurasia y Medio Oriente y Norte de África (MENA)-, disminuyeron un 9% y un 11%, respectivamente, mientras que la libertad de prensa en Europa cayó un 8%.

En este contexto, se hacen una serie de recomendaciones para los políticos de los Estados democráticos a fin de garantizar la sostenibilidad de los medios independientes en todo el mundo. Así, les aconseja que se aseguren de que sus acciones no justifican ni inspiran violaciones de la libertad de prensa y que tomen «medidas firmes e inmediatas contra cualquier violación de la libertad de los medios de comunicación a nivel mundial a través de comunicados de prensa, llamadas telefónicas, reuniones, cartas y la imposición de sanciones dirigidas a los perpetradores».

También les insta a defender públicamente el valor de una prensa libre y apoyar la educación cívica, que informará a la próxima generación; a asegurar que la política exterior priorice el apoyo a los principios democráticos, incluida la libertad de los medios de comunicación, como la base de la seguridad nacional y la prosperidad económica; y a apoyar a las redes sociales como una salida alternativa para la libre expresión en entornos represivos.

Reporteras en Guardia pide a AMLO reconocer a periodistas indígenas asesinados

Reporteras en Guardia pide a López Obrador reconocer a periodistas indígenas asesinados

Camila Sánchez Bolaño – Newsweek México – 28/05/2019

Reporteras en Guardia pide a AMLO reconocer a periodistas indígenas asesinados
Reporteras en Guardia arrancó esta mañana con la segunda etapa de su portal mataranadie.com, lo hicieron con el perfil de Samir Flores, fundador de la radio comunitaria Amiltzinko en Morelos. Partiendo de la alarmante cifra de 13 asesinatos a periodistas en lo que va del 2019, y comparándola a los nueve homicidios de este tipo que hubo en el primer semestre de 2018, las integrantes del colectivo Reporteras en Guardia exigen al gobierno que sume a esta cifra los crímenes de comunicadores indígenas. 

Cinco de las 13 víctimas eran comunicadores indígenas, pero cuatro no han sido reconocidas como periodistas por el gobierno de la 4T, lo que representa una violación a la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas vigente desde 2012″, revelaron Reporteras en Guardia en una conferencia de prensa esta mañana.

Los casos que piden reconocer son el de Samir Flores, fundador y locutor de radio en Morelos; José Lucia Bartolo y Modesto Verales, colaboradores de radio en Guerrero y Gustavo Cruz, integrante de la comisión de comunicación del Consejo Indígena en Oaxaca. Todos eran miembros del Congreso Nacional Indígena (CNI).

Reporteras en Guardia está conformado por periodistas de 24 estados y de la Ciudad de México y exigen al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se presenten avances en estos cuatro casos, en especial el de Samir Flores, pues han pasado ya tres meses de su asesinato y no hay aún ningún detenido. Hasta el día de hoy, Reporteras en Guardia ha publicado los perfiles de 45 periodistas y sumarán 20 más en las siguientes semanas, con el fin de contribuir a la exigencia de justicia.

Puedes consultar aquí la plataforma de Reporteras en Guardia: https://mataranadie.com

One Free Press Coalition publica lista de los diez casos más urgentes de periodistas atacados o en busca de justicia

One Free Press Coalition publica lista de los diez casos más urgentes de periodistas atacados o en busca de justicia

AmericaEconomia.com – 23 de Mayo 2019

One Free Press Coalition publica lista de los diez casos más urgentes de periodistas atacados o en busca de justicia
Los reporteros de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, quienes este año ganaron el Premios Pulitzer por su serie "Myanmar Burning", y el columnista de The Washington Post, Jamal Khashoggi, se encuentran entre los periodistas de la lista.
El listado realizado por la organización constituido por un grupo de editores de todo el mundo, muestra a los periodistas -entre los que se incluye una colombiana, una mexicana y dos nicaragüenses- cuyas libertades están siendo reprimidas «por buscar la verdad» o cuyos casos buscan justicia.

La organización One Free Press Coalition, constituida por un grupo de editores que utilizan su alcance global y sus plataformas para visualizar los casos de periodistas atacados en el mundo, emitió su tercera lista mensual de los «10 más urgentes».

El listado muestra a los periodistas cuyas libertades están siendo reprimidas «por buscar la verdad» o cuyos casos buscan justicia.

Los reporteros de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, quienes este año ganaron el Premio Pulitzer por su serie «Myanmar Burning», y el columnista de The Washington Post, Jamal Khashoggi, se encuentran entre los periodistas de la lista.

También figuran en el listado cuatro periodistas latinoamericanos, específicamente de Nicaragua, México y Colombia.

La lista apunta a destacar a cinco casos de nuevos periodistas cada mes, mientras mantiene a otros cinco profesionales cuyos casos continúan demandando atención.

A continuación, compartimos con nuestros lectores la lista de los «10 más urgentes»:

Azory Gwanda. Periodista independiente de Tanzania que desapareció en la zona rural de ese país africano, después de investigar misteriosos asesinatos en su comunidad. El gobierno de Tanzania no ha logrado iniciar una investigación creíble de su caso. 

Wa Lone y Kyaw Soe Oo. Periodistas de Reuters que fueron encarcelados en Myanmar en virtud de la Ley de Secretos Oficiales tras su investigación sobre una masacre de hombres y niños rohingya por parte de las fuerzas de seguridad en el estado occidental de Rakhine. La Corte Suprema de Myanmar confirmó recientemente sus condenas.

Miguel Mora y Lucía Pineda. El director del canal 100% Noticias y la directora de noticias del mismo medio, respectivamente, fueron detenidos después de una ofensiva contra los medios nicaragüenses. Ambos periodistas están detenidos por «incitar al odio y la violencia» y se les ha negado el acceso constante a servicios legales.

Miguel Mora y Lucía Pineda. El director del canal 100% Noticias y la directora de noticias del mismo medio, respectivamente, fueron detenidos después de una ofensiva contra los medios nicaragüenses.

Miroslava Breach Velducea. Corresponsal del diario mexicano La Jornada, fue asesinada en el estado de Chihuahua luego de informar sobre vínculos entre políticos y el crimen organizado. Antes de su muerte, había recibido amenazas en, al menos, tres ocasiones por sus informes.

Claudia Duque. Reportera investigadora veterana de Colombia que ha sufrido secuestros, vigilancia ilegal, tortura psicológica y exilio, como resultado de su trabajo. Los tribunales colombianos condenaron a tres oficiales de alto rango de los servicios de seguridad por torturar a la periodista y su hija en 2003 y 2004. A partir de mayo de 2019, todos los acusados ​​en el caso fueron puestos en libertad.

Claudia Duque. Reportera investigadora veterana de Colombia que ha sufrido secuestros, vigilancia ilegal, tortura psicológica y exilio, como resultado de su trabajo.

 Mahmoud Abou Zeid y Alaa Abdelfattah. Fotógrafo y bloguera en Egipto, respectivamente, fueron liberadas este año después de pasar más de cinco años tras las rejas. Sin embargo, ambos deben reportarse al comando policial cada noche y la policía decide si pueden irse. Hasta ahora, ambos han pasado todas las noches de su «libertad» tras las rejas.

Aasif Sultan. Reportero de Kashmir Narrator en la India, fue encarcelado por cargos contra el estado por cubrir conflictos. Ha sido interrogado repetidamente y se le pidió que revelara fuentes por parte de la policía. Ha experimentado problemas de salud mientras permanece tras las rejas.

Jamal Khashoggi. Brutalmente asesinado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul. A pesar de los hallazgos de la CIA que apuntan a la participación del príncipe heredero de Arabia Saudita, no ha habido una investigación criminal independiente de la ONU. Los pedidos para que la Casa Blanca publique informes de inteligencia no han sido atendidos, junto con una fecha límite para responder al Congreso según lo exige la Ley Global de Estados Unidos.

Mimi Mefo. Periodista arrestada por "noticias falsas" y cargos por delitos informáticos en relación con su informe sobre disturbios en las regiones del noroeste y suroeste de Camerún, afectadas por el conflicto.

Mimi Mefo. Periodista arrestada por «noticias falsas» y cargos por delitos informáticos en relación con su informe sobre disturbios en las regiones del noroeste y suroeste de Camerún, afectadas por el conflicto. Fue liberada después de cuatro días, y desde entonces continúa hablando en contra del hostigamiento de periodistas en todo Camerún y el impacto del conflicto.

Anna Nimiriano. Editora de un periódico en Sudán del Sur, que vive bajo una amenaza constante. Como editora del Juba Monitor, Nimiriano lucha por mantener a sus colegas fuera de la cárcel por sus informes, y en el pasado, el gobierno le ordenó cerrar el periódico. Ella y sus colegas perseveran a pesar de las amenazas de detención y la censura constante.

COALICIÓN GLOBAL. One Free Press Coalition casi ha duplicado su tamaño desde su lanzamiento hace tres meses, con la incorporación de los nuevos miembros: AméricaEconomía, Bloomberg News, BuzzFeed, Estadão, India Today, Insider Inc., Middle East Broadcasting Networks, Office of Cuba Broadcasting, Quartz, Radio Free Asia, Radio Free Europe y Radio Liberty, The Straits Times , TV Azteca, The Washington Post , Voice of America y WIRED.

«Hoy más que nunca necesitamos noticias e información de confianza, sin embargo, demasiados periodistas de todo el mundo están siendo atacados simplemente por tratar de cumplir esa misión», dijo el editor en jefe de Bloomberg, John Micklethwait, destacando la labor de la organización.

«En muchas partes del mundo, la seguridad de los periodistas y editores está bajo una seria amenaza por parte de quienes los silencian», dijo Warren Fernández , editor en jefe de The Straits Times. «La mejor respuesta a esto es el buen periodismo, permitiendo que sus historias se cuenten en nuestros medios de comunicación para que muchos otros comprendan las implicaciones de estos desarrollos».

One Free Press Coalition se asocia con el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) y la International Women’s Media Foundation (IWMF), que son fundamentales para ayudar a identificar los casos más urgentes de la lista, que se actualiza y publica el primer día de cada mes. .

La FAPE se suma a la FIP y exige una respuesta tras el ataque israelí a los líderes de la Federación Internacional de Periodistas

La FAPE se suma a la FIP y exige una respuesta tras el ataque israelí a los líderes de la Federación Internacional de Periodistas

MADRID, 19 DE NOVIEMBRE DE 2018

La FAPE se suma a la FIP y exige una respuesta tras el ataque israelí a los líderes de la Federación Internacional de Periodistas
Ataque a la libertad de prensa. Soldados Israelís detienen a periodistas palestinos.

Los directivos de la FIP fueron agredidos con gas lacrimógeno después de que soldados israelíes dispararan contra una manifestación pacífica que exigía el derecho a la libertad de movimiento de los periodistas palestinos.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se une a la Federación Internacional de Periodistas (FIP), en la que está integrada, en la exigencia, mediante una carta abierta al Primer Ministro israelí, de una respuesta urgente al ataque ejecutado contra una manifestación pacífica en apoyo de los derechos de los periodistas palestinos.

En la carta, enviada también a las Naciones Unidas y la Unesco, se expone:

“Después de haber realizado una breve conferencia de prensa, el liderazgo global de la FIP y una serie de periodistas palestinos caminaron pacíficamente apenas unos cien metros a lo largo de la carretera principal hacia el puesto de control de Qalandia.

A unos 100 metros de este importante punto de entrada a Jerusalén, el ejército israelí, sin advertencia y sin discusión, disparó alrededor de 10 bombas de gas lacrimógeno hacia el grupo, hiriendo a uno de los miembros del Comité Ejecutivo de la FIP en el hombro y causando ahogo en muchos otros.

De manera pacífica y todavía dentro de territorio palestino, la delegación de la FIP giró y volvió sobre sus pasos a lo largo de la carretera en un intento por escapar del ataque del gas israelí.

La FIP exige con urgencia una respuesta del Primer Ministro israelí para este asalto físico no provocado y a estas violaciones a la libertad de expresión y a la libertad de movimiento. Ningún estado democrático digno de ese nombre puede reaccionar de esta manera”.La FIP también solicitó a las autoridades israelíes que reconozcan la Credencial Internacional de Prensa, admitida por 145 gobiernos de todo el mundo, pero no en Israel.

FOTOMONTAJE: LUIS PAREJO | FOTOGRAFÍAS: GETTY IMAGES

El viaje de la prensa en busca de un nuevo modelo de negocio

Elmundo.es – EDUARDO FERNÁNDEZ – Madrid- 1 nov. 2018

FOTOMONTAJE: LUIS PAREJO | FOTOGRAFÍAS: GETTY IMAGES
FOTOMONTAJE: LUIS PAREJO | FOTOGRAFÍAS: GETTY IMAGES

Los medios se replantean su negocio más allá de la publicidad: se extienden alternativas para cobrar por las noticias -y sostener el periodismo-, como ya ha ocurrido en EEUU.

Hay una noticia fundamental a la que la prensa dedica equipos y recursos. En un concienzudo trabajo de investigación del que poco o nada se publica, los medios se interesan por su propio futuro, que empieza por la supervivencia. El sector se mueve, como apuntaba recientemente A. G. Sulzberger: «La publicidad nunca será suficiente para pagar el periodismo de calidad». El editor, con 38 años de edad y menos de 12 meses al frente de The New York Times, encarna la quinta generación de una familia que controla ese diario desde finales del siglo XIX y, tras un largo viaje, ha llegado a la misma conclusión que sus antepasados: el periodismo tiene un precio.

Para costearlo, esa cabecera confía en un sistema de suscripciones digitales que en verano ya llegaba a 2,9 millones. Las diferencias con el pasado, no obstante, existen: del niño con gorra que grita ¡extra, extra! a la pantalla conectada: «Llegará un día en el que [The New York Times] sea una organización de noticias solamente digital», pronosticaba Sulzberger en el foro New Establishment Summit.

En un entorno cambiante, los medios se replantean el modelo de negocio y diversifican sus fuentes de ingresos más allá de la publicidad; así lo hacen The Washington Post, The Economist, Wired, Vanity Fair, Le Monde, The Telegraph, Le Figaro, Financial Times, La Stampa, Corriere della Sera, Bild, Los Angeles Times, The Boston Globe, The Wall Street Journal o De Correspondent, que sin recurrir a anuncios y en un mercado tan localizado como el holandés ha superado los 60.000 suscriptores en sólo cinco años.

El llamado muro de pago, que impide el acceso a quienes no se hayan suscrito a la publicación online de turno (por ejemplo Financial Times), ha inspirado construcciones menos duras, más porosas. Estas adoptan la medida del metered paywall (como el de The New York Times), que establece un tope de noticias gratuitas y cobra desde que se ha cumplido ese cupo. Además, ha surgido un modelo freemium que permite la consulta gratuita de algunos de los contenidos pero no de otros (La Stampa se encuentra en este grupo). Otros prefieren tejer una malla de socios o miembros, como The Guardian, que ya ha recopilado aportaciones económicas de más de 800.000 usuarios y ha pasado a ingresar más de los lectores que de los anunciantes.

¿Qué justifica esta tendencia? Para quien aún no lo sepa, de los ingresos por publicidad online, los principales buscadores y redes se llevan la mayor tajada; Google más que nadie. Como plasmaba semanas atrás The Lenfest Institute for Journalism, en 2012 el gran buscador empezó a ingresar más dinero que todos los medios impresos de EEUU juntos. «Los editores sólo se llevan una pequeña parte [de la publicidad] y carecen de poder de negociación frente a los gigantes tecnológicos», resumía ese análisis sobre internet.

Por eso, a día de hoy el 78% de los periódicos estadounidenses cobra por el acceso online: un 80% de estos combina un metered paywall y publicidad online, mientras que un reducido 4% se decanta por la opción del paywall. Algunos muros metered o porosos que han demostrado su funcionamiento, como el de The New York Times, han decidido fortalecerse: la denominada Dama Gris ha pasado de permitir la consulta de 10 artículos mensuales a dejar abiertos sólo cinco. En Europa, la modalidad freemium ha encontrado un terreno propicio.

Quienes han fiado su suerte a la de Google y compañía, con una renuncia tajante al modelo de pago, no han prosperado como se preveía. El informe Digital News Project elaborado por Reuters para 2018 recogía en ese sentido el ejemplo de BuzzFeed o el de Mashable, que ahora hace un año cerró su venta por debajo de las expectativas. Por su penetración y capacidad, buscadores y redes sociales acaparan los ingresos publicitarios de los anunciantes, que cuando destinan su dinero a los editores pagan un precio mucho menor. Según indica Adweek, le dan a Facebook un 800% más que a un medio online. Ahora bien, los contenidos de ese tipo de plataformas dependen de los de terceros. Sólo hay que teclear google.com y empezar a buscar.

Los editores que pretenden cobrar por sus contenidos se afanan en mejorar su oferta, con productos que van desde las newsletters hasta los podcasts, pero por lo general se focalizan en un mismo objetivo, su prioridad histórica: la del periodismo. Si el lector no paga, quizás al menos se registre. En esta época los datos se han demostrado oro puro. De hecho, Google y Facebook han podido desplegar verdaderos imperios gracias a su conocimiento del usuario. La consultora eMarketer estima que este año ambas compañías amasarán un 56,8% de las inversiones publicitarias digitales en EEUU. En 2017, GroupM cifraba el gasto inyectado en ambas en un 84% del dato global, excluido el mercado chino. Así las cosas, surgen voces que claman contra lo que vienen a tachar de duopolio, un banquete pantagruélico para dos comensales en el que todos los medios deben conformarse con las migajas. Y Amazon llama a la puerta del festín, con hambre atrasada y la previsión de ingresar más en publicidad que Twitter y que Snapchat.

FOTOMONTAJE: LUIS PAREJO | FOTOGRAFÍAS: GETTY IMAGES
FOTOMONTAJE: LUIS PAREJO | FOTOGRAFÍAS: GETTY IMAGES

A día de hoy el 78% de los periódicos estadounidenses cobra por el acceso online

Un 62% de los responsables de medios preguntados en el Digital News Project expone que la publicidad va a perder importancia como fuente de financiación y, en esa misma línea, uno de cada 10 de esos directivos admite preparar un proyecto de negocio sin anuncios o con muy pocos. Asimismo, el 44% de los encuestados se manifiesta más preocupado que un año antes por las nuevas plataformas. La misma proporción, un 44%, considera las suscripciones una fuente de ingresos digitales muy importante. Ante ese relato, parecería claro el camino a seguir, pero otra encuesta del equipo de Reuters, ésta de 2017, exponía que el 79% de los lectores veía poco probable pagar por la información online.

Los editores recelan de Google, Twitter, Snapchat y Facebook, en orden creciente de sospechas. Esta última compañía, señalada por fugas de datos como la del caso de Cambridge Analytica, ha perdido algunos apoyos entre los medios: en primer lugar, a raíz del ingente número de fake news al que ha dado cobijo; últimamente, por priorizar en el newsfeed de cada usuario el contenido que haya generado interacciones entre sus contactos, en detrimento de informaciones de los medios, que han perdido presencia en esa red social para más de 2.200 millones de personas.

Huelga decir que a Facebook le interesa más surtir de publicidad su plataforma que la de terceros, a los que prefiere cobrar como un cliente, se trate de un diario online o de cualquier otra empresa. Paralelamente, los editores han tenido oportunidad de comprobar que el tráfico que reciben procede en mayor medida de Google que de Facebook (un 42% frente a un 15% en España, Alemania y Reino Unido, según cifras de la consultora Sistrix de finales de 2016).

A diferencia de Facebook, Google ha recabado respaldos en el sector de la prensa, gracias a la financiación de distintos proyectos periodísticos. Por poner un ejemplo concreto -y rocambolesco-: el mencionado Digital News Report, en el que precisamente se avisa del auge del modelo de suscripciones, está financiado por la compañía de Mountain View.

Indirectamente, Google ha dado alas al modelo de suscripciones. Al desechar hace un año su política de First Click Free, los diarios no tienen por qué ofrecer artículos gratis en ese buscador. Con el vuelco, la información de pago ha ganado visibilidad. Los editores han tomado nota. El cobro no queda condenado al ostracismo.

Al fin y al cabo, las simpatías de los medios responden más a cifras que a emociones: los analistas de Chartbeat subrayaban este mes que, desde enero de 2017, el tráfico móvil que llega de Facebook a los medios ha descendido en torno a un 40%, mientras se duplicaba el procedente de Google. En España, este buscador acapara el abrumador 96,94% de las búsquedas, según la herramienta StatCounter.

Hay que revisar una vez más aquello de Spain is different. El Mapa de los cibermedios, trazado por los profesores Ramón Salaverría, María del Pilar Martínez-Costa y James Breiner, refleja que en 2018 ya hay más de 3.000 medios digitales activos en España, donde 2.498 (81,5%) recurren a los anuncios. Sin embargo, «la financiación de los medios digitales en este país ya no sólo depende de la publicidad«, una vía de negocio que empieza a combinarse con otras como el patrocinio público (574 medios y un 18,7%) y el modelo de suscripciones (363 y un 11,8%). Para los menos memoriosos, «hace apenas una década imperaba la idea de que nadie pagaría por noticias digitales, especialmente en España», apunta el estudio. Cabeceras regionales como las del grupo Vocento ya se han atrevido a cobrar.

El ciudadano lee y se informa, para tranquilidad de los periodistas. La encuesta Navegantes en la Red de AIMC destaca la consulta de noticias como la actividad más común entre los internautas españoles, con un 84,6% de penetración. Cada vez hay más smartphones y confianza en el pago online; también rechazo a los anuncios: un 74,6% de los encuestados deja de visitar una web si ésta presenta excesiva publicidad y a un 69,9% le molesta especialmente en internet, más que en otros medios. Por eso, se ha popularizado el uso de bloqueadores de publicidad o ad-blockers, otra invitación a los diarios online a que pongan distancia con un modelo basado únicamente en publicidad.

Hay en quién fijarse. Sólo hay que observar el ámbito audiovisual, con Netflix, o el de la música, con Spotify. De acuerdo a las predicciones de Deloitte, en 2018 habrá en los países desarrollados 20 millones de suscripciones de adultos a plataformas de noticias. Los millennials no se quedan atrás: móvil en ristre, aguardan en la estación a la que se dirige este tren, con A. G. Sulzberger en el vagón de The New York Times. En Europa y en España, tal y como ha recogido esta semana el Pew Research Center, los jóvenes se informan por internet y no a través de la televisión, como los mayores. Además, el nuevo lector confía en las redes pero también en las páginas de los medios tradicionales.

Menos de un año después de la elección como presidente de Donald Trump, publicaciones norteamericanas como The New Yorker y The Atlantic habían doblado sus bases de abonados jóvenes. Quizás en España no haga falta llegar a esos extremos.

Jamal Khashoggi fue asesinado presumiblemente por la monarquía absolutista de su país. (EFE)

RSF pide la liberación de 28 periodistas saudíes tras la muerte de Khashoggi

14ymedio.com – París | Octubre 30, 2018

Jamal Khashoggi fue asesinado presumiblemente por la monarquía absolutista de su país. (EFE)
Jamal Khashoggi fue asesinado presumiblemente por la monarquía absolutista de su país. (EFE)

Entre los veintiocho detenidos, RSF recuerda los casos de Raif Badawi, condenado a diez años de prisión en 2012 y a mil latigazos por «insultar al Islam»

(EFE).- Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció este martes el «encarcelamiento arbitrario» de veintiocho periodistas en Arabia Saudí, para los que pidió la «liberación inmediata y sin condiciones«, e inició una campaña de recogida de firmas para que se ponga fin a las «prácticas salvajes» del régimen de Riad.

En una misiva dirigida al príncipe heredero saudí Mohamed Bin Salmán publicada en la página web de la organización defensora de la libertad de prensa, se acusa a este de haber «multiplicado por dos el encarcelamiento» de periodistas y blogueros «a favor de las purgas«, desde que fue designado en 2017.

«¡Al menos 28 periodistas y blogueros se encuentran actualmente detrás de sus barrotes! Debe arrojar luz sobre el asesinato de [Jamal] Khashoggi y poner fin a estas prácticas de otra época«, subraya la petición, que aspira a alcanzar las 30.000 firmas.

RSF denuncia las detenciones arbitrarias, latigazos, torturas, secuestros y asesinatos, en cuya cúspide se sitúa ahora la muerte en el consulado saudí en Estambul de Jamal Khashoggi, el 2 de octubre.

Riad asegura que lleva a cabo una investigación «completa y transparente«, tras reconocer que el asesinato de este periodista disidente, exiliado y crítico fue premeditado.

El próximo 1 de noviembre, la Torre Eiffel apagará sus luces durante un minuto a petición de la organización, con sede en Francia, para protestar contra la impunidad de los delitos contra periodistas

La muerte del informador «muestra que el régimen no duda ante ningún método para callar a los periodistas que osan ejercer su derecho a la libertad de información y opinión en el país«, añade.

Entre los veintiocho detenidos, RSF recuerda los casos de Raif Badawi, condenado a diez años de prisión en 2012 y a mil latigazos por «insultar al islam»; el intelectual religioso y bloguero Salman al Awdah, sentenciado a muerte en septiembre de 2018, o la activista feminista Eman al Nafjan, en prisión desde mayo pasado.

Además, el próximo 1 de noviembre, la Torre Eiffel apagará sus luces durante un minuto a petición de la organización, con sede en Francia, para protestar contra la impunidad de los delitos contra periodistas.

Una antigua colega de Khashoggi, Fabiola Badawi, participará en el acto, en el que colabora el Ayuntamiento de París, y también estarán presentes Andrew Caruana, hijo de la periodista maltesa asesinada en octubre de 2017 Daphne Caruana Galizia, y el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

La FAPE rechaza cualquier intento de modificar el derecho a la libertad de información

La FAPE rechaza cualquier intento de modificar el derecho a la libertad de información

FAPE – MADRID, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2018.  

La FAPE rechaza cualquier intento de modificar el derecho a la libertad de información
La FAPE rechaza cualquier intento de modificar el derecho a la libertad de información

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) rechaza cualquier intento de modificar el derecho a la libertad de expresión e información, tal y como lo recoge el artículo 20 de la Constitución, como ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, partidaria de que se revise la legislación sobre este asunto en la Unión Europea (UE).

La FAPE recuerda el derecho constitucional a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusióny, en caso de que esto no se produzca, se rige por la autorregulación de la profesión, a través de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología, y por la legislación vigente.

En definitiva, los periodistas no estamos exentos de la ley y estamos obligados a respetar los derechos de los demás, sobre todo los relacionados con el respeto al honor, la intimidad, la propia imagen y la presunción de inocencia. También reconocemos nuestra obligación a difundir informaciones veraces, verificadas y diligentemente contrastadas, y debemos dar oportunidad a quien esté afectado por una información a que dé su versión de los hechos. Y, por supuesto, respetar y cumplir su derecho de rectificación.

Hay que subrayar que cada vez que los Gobiernos tratan de regular la libertad de expresión es para limitarla, recordando que la UE renunció a legislar sobre las “fake news” precisamente por el riesgo de limitar la libertad de expresión. Las “fake news”  se combaten con periodismo que se ciña a los códigos éticos y con planes de educación escolar. De ahí que la FAPE haya propuesto que se imparta una asignatura de Periodismo en la ESO con dicho propósito educativo.