Penas firmes para periodistas marroquíes por violar el ‘secreto profesional’

Por Jesús Cabaleiro Larránperiodistas-es.com – 24/12/2019

Penas firmes para periodistas marroquíes por violar el ‘secreto profesional’
Protestas de periodistas el pasado mes de marzo

La Corte de Apelación de Rabat ha confirmado este lunes 23 de diciembre de 2019 las penas a cuatro periodistas y un senador de seis meses de prisión y una multa de 10 000 dirhams (935 euros) por “violación de secreto profesional” al publicar informaciones consideradas como “confidenciales”.

Las penas se dieron a conocer en primera instancia el pasado mes de marzo. Los periodistas afectados son Mohamed Ahaddad (entonces en el diario Al Massae, actualmente en Al Yazira), Abdelhak Lachgar (Akhbar Al Yaum), Kaoutar Zaki y Abdelah Sujair (Aljarida24.com) y el miembro de la Cámara de Consejeros (Cámara alta, senado marroquí) Abdelhak Hissan (sindicato Confederación Democrática del Trabajo, CDT).

Los cuatro periodistas fueron acusados por el presidente de la Cámara de Consejeros, Hakim Benchamach, del opositor Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), de publicar, en los medios para los que trabajan, una parte de las conclusiones no conocidas de la comisión de investigación parlamentaria, denominada Comisión de la verdad, sobre un supuesto caso de corrupción en la Caja Marroquí de Pensiones (CMR, siglas en francés). El asunto ha sido conocido en Marruecos como ‘caso Benchamach’

Las sesiones de la comisión son secretas. Los periodistas estaban acusados de “publicar información confidenciales sobre una comisión de investigación” y el senador “por divulgar un secreto profesional y participar en la publicación de información relacionada con la comisión de investigación”.

Uno de los periodistas condenados, Abdelhak Lachgar declaró: “nos sorprendió el veredicto en primera instancia y ahora lo estamos nuevamente. Nosotros hemos hecho nuestro trabajo de informar a la opinión pública sobre un tema de su interés”.

Por su parte, el condenado senador Hissan afirmó que este caso “socava la reputación de Marruecos” añadiendo que los periodistas “solo hacían su trabajo mediante la difusión de información”.

El Sindicato Nacional de la Prensa de Marruecos (SNPM) ya criticó la sentencia en su día considerándola “injusta para los periodistas y para la libertad de prensa en nuestro país”.

Diferentes organizaciones internacionales ya criticaron las condenas para periodistas tanto Reporteros sin Fronteras (RSF), Amnistía Internacional como Human Rights Watch (HRW).

El Código marroquí de Prensa vigente desde 2016 no contempla penas de prisión para los periodistas pero siguen siendo procesados bajo el Código Penal como es este caso.

Precisamente se acaba de traducir al español la vigente ley de Prensa y Edición así como el Estatuto Profesional del Periodista de Marruecos, un trabajo auspiciado por la Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar (APCG), presentado en octubre en el pasado 37º Congreso de Periodistas del Estrecho celebrado en Almuñécar.

La traducción ha estado a cargo del traductor Abdelkhalak Najmi, quien el próximo 30 de diciembre la presentará en la Escuela de Traducción del rey Fahd en Tánger, Marruecos.

China, Turquía y Arabia Saudí, países con más periodistas presos por su trabajo

China, Turquía y Arabia Saudí, países con más periodistas presos por su trabajo
En total, al menos 250 periodistas están en cárceles alrededor del mundo por cargos vinculados con su labor, según un informe anual publicado este miércoles por la organización con sede en Nueva York. EFE/Archivo

Nueva York, 11 dic (EFE). China, Turquía, Arabia Saudí y Egipto son los países con más periodistas encarcelados por su trabajo, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), que denuncia que el número de profesionales de la información presos se mantiene cerca de máximos históricos.

En total, al menos 250 periodistas están en cárceles alrededor del mundo por cargos vinculados con su labor, según un informe anual publicado este miércoles por la organización con sede en Nueva York.

La cifra es ligeramente inferior a la de hace un año, cuando el CPJ había documentado 255 casos, pero se mantiene cerca de los 273 presos registrados en 2016, el máximo histórico desde que esta entidad tiene estadísticas.

Por primera vez en cuatro años, Turquía no encabeza este ranking, al pasar de 68 periodistas encarcelados hace un año a 47 en 2019. Según el CPJ, esa cifra, sin embargo, no supone en absoluto una mejora, sino que refleja «los exitosos esfuerzos del Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan para acabar con el periodismo independiente y la crítica».

La organización recuerda que las autoridades turcas han cerrado más de cien medios de comunicación y han presentado cargos de terrorismo contra muchos de sus empleados. El CPJ recuerda que decenas de periodistas que no están actualmente en cárceles turcas se siguen enfrentando a juicios o apelaciones que pueden terminar con ellos en prisión, o bien se encuentran en el extranjero y serían detenidos si regresan a su país.

Con al menos 48 periodistas en prisión, uno más que en 2018, China es este año el país con más informadores encarcelados, según el CPJ, que denuncia que las cifras han aumentado de forma continuada bajo el Gobierno de Xi Jinping.

La represión contra minorías musulmanas en la provincia de Xinjiang ha llevado al arresto de decenas de periodistas, varios de ellos supuestamente en relación con el trabajo que habían llevado a cabo hace años, según el informe. Tras China, aparecen en el listado Arabia Saudí y Egipto, ambos con 26 periodistas en prisión.

En relación con Arabía Saudí, el CPJ denuncia que las autoridades ni siquiera pretenden llevar a cabo procesos judiciales justos, pues en 18 de los casos no se han dado a conocer cargos y aquellos que son condenados lo son habitualmente en secreto y de forma apresurada. Además, el informe señala que hay amplias informaciones que apuntan al uso de la tortura contra presos políticos, incluidos periodistas.

Según el CPJ, los arrestos y abusos muestran que el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, «continúa su brutal represión» contra la oposición tras el asesinato del columnista Jamal Khashoggi, con el que le han vinculado varios informes de inteligencia. En Egipto, tras la liberación de varios periodistas a lo largo del año, en los últimos meses se han producido nuevos arrestos en torno a las protestas contra la corrupción en el Ejército de septiembre.

El CPJ destaca también la situación en Irán, donde hay 11 reporteros en prisión, o en Rusia, donde hay siete, cuatro de ellos vinculados a su trabajo en la ocupada región ucraniana de Crimea. Según el informe, un 98 por ciento de los periodistas detenidos en el mundo son profesionales locales que cubren su propio país, mientras que únicamente cuatro extranjeros están en prisión, tres de ellos en Arabia Saudí. EFE

Ir a arriba