La BBC, condenada por pagar menos a una periodista por ser mujer

elpais.com – 10/01/2020

Ahmed, ante el Tribunal Laboral de Londres. Zuma
Ahmed, ante el Tribunal Laboral de Londres. Zuma

La periodista Samira Ahmed ha ganado este viernes su larga batalla judicial contra la BBC. Un tribunal londinense ha encontrado razones suficientes para respaldar su reclamación de que la televisión pública había discriminado a la presentadora del programa Newswatch. Ahmed acudió el año pasado a los tribunales para defender el valor de su trabajo frente al de otro compañero contratado por el ente público, Jeremy Vine, que presentaba un programa de contenido similar.

La diferencia de sus salarios, que en caso de Vine era de 3.600 euros por programa mientras que el de Ahmed era de unos 700 euros, radicaba, según la BBC, en la categoría asignada a cada espacio. Mientras el de la presentadora se consideraba un programa informativo, el de su compañero era englobado en el apartado de entretenimiento. Ambos tenían un contenido similar. Newswatch venía a ser una especie de «defensor del espectador» en el que se analizaba desde una perspectiva ética y profesional los contenidos informativos emitidos a lo largo de la semana. Points of View, presentado por Vine, recogía en un tono más informal las quejas y opiniones de los espectadores sobre todos los programas —series, concursos, etcétera— de la cadena.

«Jeremy Vine se limitaba a leer el guion desde el teleprompter [el cristal sobrepuesto a la cámara del que el presentador lee el texto]. Lo leía en el tono en el que estaba escrito. Si se le decía que hiciera un movimiento de ojos, lo hacía. No se requiere una habilidad especial ni una experiencia concreta para hacer eso», han dictaminado los jueces, en respuesta a los argumentos de la BBC, que aseguraba que era necesario que el programa de entretenimiento contara con un presentador con talento y carisma, y que eso tenía un coste.

El tribunal, sin embargo, no se ha pronunciado sobre la demanda concreta de Ahmed, que reclamaba compensación por casi 900.000 euros, pero ha dejado claro que su trabajo era equivalente al de Vine según la Ley de Igualdad de 2010. La corporación, han dicho los jueces, «no ha demostrado ningún factor material que justificara la diferencia en el pago distinto a la propia discriminación por motivos de sexo alegada por la demandante».

Varios presentadores de la BBC se han volcado en las redes sociales en apoyo de Ahmed. «No puedo estar más orgullosa de ti», ha escrito Carrie Gracie, que dimitió de su puesto hace dos años por las mismas razones de discriminación salarial. «Respecto a los jefes de la BBC, es hora de dejar de atrincherarse», ha añadido. Hasta la novelista Margaret Atwood, la célebre autora de El cuento de la criada y recientemente ganadora del premio Booker, se ha solidarizado con la periodista.

La cadena tiene la posibilidad de recurrir el veredicto, pero todavía no ha anunciado su decisión. En el caso de no hacerlo, se enfrenta a pagos millonarios ante la casi segura posibilidad de que se presenten nuevas demandas por parte de las trabajadoras de la corporación.

La periodista marroquí presa por abortar ha sido condenada a un año de cárcel

La periodista marroquí presa por abortar ha sido condenada a un año de cárcel
Una concentración frente a los juzgados en Rabat el pasado 9 de septiembre para protestar por la detención de la periodista Hajar Raissouni. Mosa'ab Elshamy (AP)

El Tribunal de Primera Instancia de Rabat condenó este lunes a la periodista marroquí Hajar Raisuni, de 28 años -igual que a su pareja- a un año de cárcel, acusada de someterse a una operación de aborto ilegal y de practicar el sexo fuera del matrimonio. El médico que le practicó la operación también ha sido castigado a una pena de prisión -dos años- y otros dos de inhabilitación profesional, y el anestesista y la secretaria de la clínica a un año de libertad condicional y ocho meses respectivamente.

Raisuni fue detenida en Rabat el sábado 31 de agosto, cuando acababa de salir junto a su pareja de una clínica ginecológica en Rabat. La policía marroquí sostiene que ya venía vigilando ese centro porque tenía informaciones de que allí se practicaban abortos ilegales. Los familiares próximos de Raisuni opinan, sin embargo, que hay una intención política en la detención de la periodista.

Raisuni trabaja para el diario Ajbar al Yaum, cuyo director y propietario, Taufic Buachrín, se encuentra preso desde 2018 y condenado a 12 años de cárcel por varios delitos de índole sexual, como violación y tráfico de seres humanos. Esta publicación es una de las más críticas con el Estado. Además, la reportera es sobrina de Hamed Raisuni, presidente de la Unión Mundial de Ulemas, y de Suleimán Raisuni, el columnista estrella del diario Ajbar al Yaum, de ideología izquierdista y también muy crítico con el Estado.

El encarcelamiento de Raisuni ha despertado una ola de solidaridad en las redes sociales y ha tenido una gran resonancia en el extranjero. La cineasta Sonia Terrab y la escritora Leila Slimani redactaron la semana pasada un escrito refrendado por 490 mujeres y hombres marroquíes en el que denunciaban la hipocresía moral y sexual del país y se declaran “fuera de la ley”.

“Nosotros, ciudadanas y ciudadanos marroquíes”, señala la tribuna publicada en un primer momento por Le Monde y después por EL PAÍS, “nos declaramos fuera de la ley. Violamos leyes injustas, obsoletas, que no tienen ninguna razón de ser. Nosotros hemos tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio, hemos sufrido, practicado o sido cómplices de un aborto. Hemos aprendido a fingir, a simular. ¿Durante cuánto tiempo hemos de seguir así?”.

No es casual que el número de personas que inicialmente firmaron la tribuna fuese el de 490. Ese es el artículo del Código Penal que contempla penas de un año de prisión para quienes mantengan relaciones sexuales fuera del matrimonio. El 491 prevé dos años para los casados que cometan adulterio. El 489 contempla tres años para quienes cometan “actos impúdicos” o “contra natura” con personas del mismo sexo. El 454 fija hasta dos años de cárcel para las mujeres que aborten (artículo 454). Y a los médicos que practiquen la operación pueden costarles hasta 10 años de cárcel.

Mientras varios analistas han expresado públicamente su indignación ante el encarcelamiento de Raisuni la mayoría de los dirigentes de los principales partidos políticos no se han pronunciado sobre el asunto.

El colectivo de 490 mujeres y hombres marroquíes emitió este lunes por la noche un comunicado en el que expresan su «tristeza, cólera e inquietud», tras conocer las sentencias de cárcel. «Tristeza por esas vidas rotas (…), por todos los ciudadanos que creen en la libertad de disponer de sus cuerpos, por todas las mujeres que viven la situación desesperada de querer abortar y que a partir de esta tarde tendrán más miedo que nunca. (…) Cólera ante la situación de hipocresía generalizada, pues la ley que prohíbe las relaciones fuera del matrimonio es inaplicable y su aplicación solo responde a la lógica de la arbitrariedad. (…). Finalmente, sentimos inquietud porque [la sentencia] envía a nuestra juventud y a todos los ciudadanos un mensaje bien sombrío sobre el estado de nuestras libertades individuales».

El escrito concluye: «Todas y todos, fuera de la ley hasta que la ley cambie».

Fotografía: No se pueden publicar imágenes en Internet sin permiso del autor

Periodistas en español.com,  Ana De Luis Otero, 19/09/2018

Fotografía: No se pueden publicar imágenes en Internet sin permiso del autor
Fotografía: No se pueden publicar imágenes en Internet sin permiso del autor

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha considerado que no es posible publicar imágenes de libre acceso que están en Internet sin permiso de su autor.

Con independencia de las excepciones que se establecen en la directiva europea sobre Derechos de Autor, debe considerarse que toda utilización de una obra por parte de un tercero, sin el consentimiento previo de su autor, vulnera los derechos de este, añaden.

Todo ha partido de la denuncia del fotógrafo alemán, Dirk Renckhoff, que autorizó a una web de viajes a publicar una de sus imágenes que posteriormente se descargó una alumna de un centro de secundaria del Estado Federal de Renania. El autor prohibió expresamente la publicación de la misma y pidió 400 euros de indemnización por daños y perjucios dado que solamente había una autorización firmada por él, no dos. De ahí que el tribunal supremo de lo civil de Alemania solicitara al TJUE que interpretara dicha demanda.

El tribunal europeo ha sido claro y define que “la utilización de imágenes debe alcanzar un elevado nivel de protección en favor de los autores, que les permita recibir una compensación adecuada por la utilización de sus obras, en particular con motivo de su comunicación al público“.

Asimismo aclaran que la publicación de un enlace sin la autorización del autor sí es correcto porque permite el buen funcionamiento de Internet. En España muchos medios de comunicación online descargan imágenes sin citar el nombre del autor y sin haberle pedido autorización alguna. Para ello, la Federación de Sindicatos de Periodistas reclaman una mejor protección en la ley de derechos de autor tanto de periodistas como de fotoperiodistas para que se evite la utilización ilegal de sus publicaciones.

Ir a arriba