La FAPE asume y respalda el comunicado de la Anigp-TV, su asociación vinculada, que condena el veto a los gráficos en la última comparecencia de Casado y Arrimadas

FAPE – 19/02/2020

Las cámaras de los reporteros gráficos sobre el escritorio como gesto de protesta. FOTO: InfoLibre.es
Las cámaras de los reporteros gráficos sobre el escritorio como gesto de protesta. FOTO: InfoLibre.es

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), asume y respalda el comunicado emitido por la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV), vinculada a la Federación, en el que condena la decisión del Partido Popular y de Ciudadanos de vetar el acceso de los reporteros gráficos acreditados a la comparecencia de Pablo Casado e Inés Arrimadas después de la reunión que mantuvieron ambas formaciones en el edificio de los grupos políticos en el Congreso.

Ambos partidos convocaron a la presa en dicho escenario pero, una vez allí, se les comunicó a los periodistas y los reporteros gráficos que el evento no tenÍa cobertura informativa.

Los periodistas y reporteros gráficos se situaron en el pasillo para poder recoger las opiniones de Casado y Arrimadas a la salida de la reunión. Poco después, un ujier del Congreso y un policía nacional conminaron con malos modos a los informadores a desalojar dicho lugar.

En un intento rechazable de suplantar el trabajo de los reporteros gráficos, los jefes de prensa de ambas formaciones políticas les ofrecieron las fotografías que los propios partidos políticos hicieron de la reunión para la publicación en sus respectivos medios, cosa que desde cualquier ángulo del periodismo es vergonzoso.

La ANIGp-TV recuerda a los jefes de prensa de dichos partidos que los periódicos no son sus agencias de comunicación,  sino medios de prensa independientes y que, en cualquier caso, están amparados en su derecho constitucional de ejercer la libertad de prensa, y con más intensidad en el Congreso de los Diputados como “la casa de todos”.

No tiene sentido que estas formaciones critiquen con efusividad y con razón que en Moncloa se hagan ruedas de prensa sin preguntas y eventos sin cobertura de medios para, inmediatamente, proceder de la misma manera y de forma discrecional, en lo que supone un límite intolerable al ejercicio libre del periodismo, uno de los pilares fundamentales de nuestra democracia.

CCOO Albacete se adhiere al comunicado de la Asociación de Periodistas de Albacete que rechaza el veto de Vox al periodista albaceteño Kiko Aznar de la Cadena SER

CCOO Albacete
Foto de Archivo: Rueda de Prensa de CCOO el pasado 15 de noviembre. Fuente: CCOO http://www.castillalamancha.ccoo.es

La secretaria general de CCOO Albacete, Carmen Juste se ha solidarizado y ha mostrado su apoyo al periodista de la cadena SER, Kiko Aznar, que sufrió un grave ataque a la libertad de expresión «sin libertad de información desaparece el resto de libertades. La democracia plena en una sociedad no es posible si no se garantiza el derecho de la ciudadanía a la información veraz e independiente, un derecho que exige que se garantice que los periodistas puedan ejercer libremente su trabajo. Una democracia plena no puede permitir vetos a los medios de comunicación libres” ha manifestado Juste.

La dirigente sindical ha mostrado su rechazo ante este tipo de comportamientos, que ponen de manifiesto el carácter antidemocrático de Vox, que impidio a un trabajador de un medio de comunicación de Albacete realizar su labor “CCOO rechazamos el proceder del dirigente provincial de Vox en Albacete que interfirio en el trabajo de un profesional de la Información que realiza su tarea con una base deontológica impecable. CCOO condenamos el veto de la formación ultraderecha Vox a un periodista de la Ser-Albacete en la noche electoral” ha remarcado Juste.

«CCOO nos adherimos al mensaje de la APAB y mostramos nuestra solidaridad con la cadena Ser-Albacete y con el periodista Kiko Aznar, y exigimos a Vox que cese en sus injustificados ataques a la libertad de prensa” ha concluido Juste.

La APAB lamenta y rechaza que el veto de Vox a determinados medios de comunicación afectara a un compañero de la Cadena SER

La APAB lamenta y rechaza que el veto de Vox a determinados medios de comunicación afectara a un compañero de la Cadena SER

La Asociación de Periodistas de Albacete (APAB) lamenta que la estrategia de vetos a medios de comunicación que viene llevando a cabo Vox en España afectara ayer domingo, en plena noche electoral, a un compañero de Radio Albacete Cadena SER, Kiko Aznar, quien se desplazó hasta el Hotel Los Llanos, donde el partido de Abascal había convocado la noche electoral para cubrir el resultado de las elecciones y se encontró con la negativa de Rafael Lomana a hacerle declaraciones.

A diferencia de otros compañeros de otras provincias, Kiko Aznar pudo estar presente en la sala donde militantes de Vox siguieron los resultados electorales, si bien  recibió la negativa de Rafael Lomana, candidato electo del partido por la provincia de Albacete, a realizarle declaraciones, cuando ya había atendido a otros periodistas pertenecientes a otros medios de comunicación, con la excusa de que cumplía con una directriz del partido a nivel nacional de no atender a los periodistas del Grupo Prisa.

Desde la APAB rechazamos taxativamente el proceder de los dirigentes provinciales de Vox y defendemos que las indicaciones arbitrarias desde la dirección nacional de un partido no pueden interferir en ningún caso en el trabajo de un profesional de la Información que realiza su tarea con una base deontológica impecable. Recordamos, además, que la Cadena Ser ha venido informando y ha difundido los mensajes electorales de Vox con normalidad durante toda la campaña electoral.

Sin libertad de información desaparece el resto de libertades y se cercena el pluralismo necesario para que los ciudadanos puedan formar su propia opinión. En opinión de la APAB, es intolerable que los vetos de Vox se hayan extendido en su corta existencia como partido, además de al Grupo Prisa, a El Español, Público, el Diario, La Marea, El Mundo, InfoLibre, al programa «Todo es Mentira», de Cuatro, La Sexta, El Plural y Catalunya Radio.

 

La FAPE condena el veto de Vox a periodistas del Grupo Prisa

La FAPE condena el veto de Vox a periodistas del Grupo Prisa

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) condena la decisión de Vox de vetar a los periodistas del grupo Prisa, en un nuevo paso de su intolerable estrategia de hostilidad hacia los medios de comunicación. La FAPE rechaza este nuevo veto de Vox a periodistas y medios y reitera los argumentos que ya ha expuesto en todas las ocasiones en que la libertad de expresión ha sido atacada.

La FAPE  considera que el veto supone una grave vulneración del derecho constitucional a la libertad de expresión, que ampara a su vez los derechos de prensa y de información, pilares fundamentales de nuestra democracia.

Recordamos al partido que dirige Santiago Abascal que sin libertad de información desaparece el resto de libertades y se cercena el pluralismo necesario para que los ciudadanos puedan formarse su propia opinión.

El ejercicio del profesional del periodismo se sustenta en el ordenamiento jurídico español, a cuya cabeza se sitúa el artículo 20 de la Constitución que protege y ampara la libertad de expresión y opinión libre de las ideas.

En una democracia, la función de los medios de comunicación reside en informar y  dar a conocer a los ciudadanos libremente, y según sus respectivos criterios editoriales, cuantos acontecimientos suceden en el país y en especial los que protagonizan o afectan a todos los representantes políticos.

Los partidos políticos deben de ser los primeros interesados en defender el artículo 20 de la Constitución porque es el que les permite expresar sus ideas en total libertad, aunque estas ideas puedan ofender, desagradar o inquietar a los ciudadanos que no las comparten.

La defensa de los derechos constitucionales a la libertad de expresión y de información compete de forma especial a los partidos políticos, que harían una grave dejación de responsabilidades si optan por el camino contrario.

El veto a los medios y a los periodistas no tiene cabida en los sistemas democráticos y mucho menos debe formar parte de la estrategia de los partidos políticos. La defensa de sus ideas no puede hacerse a costa de ignorar y vulnerar derechos constitucionales.

La FAPE se solidariza con los medios y periodistas vetados en nuestro país y les pide que sigan informando bajo el amparo del artículo 20 de la Constitución, moleste a quien moleste.

La FAPE condena el veto de Vox a los periodistas del “Diario de Mallorca”

FAPE – 20 DE MARZO DE 2019.

La FAPE condena el veto de Vox a los periodistas del “Diario de Mallorca”
El líder de Vox en Baleares, Jorge Campos. EUROPA PRESS

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) condena firmemente el veto de Vox a los profesionales de Diario de Mallorca, en respuesta a la investigación que hizo el periódico y que desmontó el bulo de la falsa agresión a tres chicas porque se habían negado a ponerse el lazo morado del feminismo, hecho difundido por dicho partido el pasado 12 de marzo a través de sus canales oficiales.

La FAPE comparte el rechazo de la Asociación de Periodistas de Baleares al veto impuesto por Vox a la participación de un periodista y de un fotógrafo del Diario de Mallorca en una rueda de prensa en la sede del partido.

La FAPE considera que el veto de Vox supone una clara vulneración de los derechos constitucionales a la libertad de prensa y  a la información,  pilares fundamentales de nuestro sistema democrático. La defensa de los derechos constitucionales a la libertad de expresión y de información compete de forma especial a los partidos políticos, que harían una grave dejación de responsabilidades si optan por el camino contrario.

La FAPE señala que sin libertad de información desaparece el resto de libertades y se cercena el pluralismo necesario para que los ciudadanos puedan formarse su propia opinión. Recordamos a Vox que el veto a los medios y a los periodistas no tiene cabida en los sistemas democráticos y mucho menos debe formar parte de la estrategia de los partidos políticos.

Ir a arriba