La UE acuerda la reforma del ‘copyright’ pese a la ofensiva de los gigantes de Internet

La UE acuerda la reforma del ‘copyright’ pese a la ofensiva de los gigantes de Internet

Álvaro Sánchez – Tommaso Koch – Elpais.com – 15/02/2019

La UE acuerda la reforma del ‘copyright’ pese a la ofensiva de los gigantes de Internet

La carrera de obstáculos en que se ha convertido la aprobación de la directiva de derechos de autor supera una nueva valla. La UE acuerda la reforma del ‘copyright’ pese a la ofensiva de los gigantes de Internet. Portales como YouTube deberán controlar el contenido que alojan y dar una remuneración justa a los creadores.

La carrera de obstáculos en que se ha convertido la aprobación de la directiva de derechos de autor supera una nueva valla. Las negociaciones a tres bandas entre Comisión Europea, Parlamento y Estados miembros terminaron este miércoles, al filo de las 20.20 de la tarde, después de tres días de discusiones —y meses de debates previos—, con un acuerdo que permite seguir adelante con la tramitación de la polémica ley. El texto recoge el derecho de los dueños de los contenidos a recibir una remuneración justa por el uso de sus obras en la Red, y obliga a plataformas como YouTube a conseguir licencias de los creadores o, en su ausencia, a usar medidas para controlar previamente el material que los usuarios comparten. La normativa enfrenta a creadores, editores de prensa y empresas culturales con catedráticos, activistas y gigantes como Google y Facebook. Todavía no se ha dicho la última palabra. El documento deberá ser votado en el Parlamento Europeo y refrendado por los Veintiocho.

Los dos bandos, aparentemente irreconciliables, chocan en un debate tan ideológico como económico que ha movilizado a los lobbies y más de dos años después de su inicio ha derivado en emocional y bronco: no han faltado amenazas de muerte, augurios apocalípticos sobre el fin de la libertad en Internet y toneladas de spam en los correos electrónicos de los eurodiputados. Varios de ellos reconocen que es el asunto más polémico y duro que el Parlamento haya tratado en años. Los furiosos encontronazos discurren sobre todo en torno a dos artículos, el 11 y el 13. El argumento central de los partidarios de modificar la anquilosada directiva europea, concebida en 2001, cuando los móviles no eran inteligentes y nadie los consultaba cada 10 minutos, es que las tecnológicas ganan una ingente cantidad de dinero en publicidad dando acceso a obras creativas de terceros, y esos ingresos no se comparten con sus autores como deben. Enfrente, sus críticos alertan de la muerte de Internet tal y como se conoce hasta ahora y la legalización de la censura preventiva.

Los autodenominados defensores de los creadores son favorables a que agregadores de noticias como Google News paguen a periódicos y revistas si reproducen fragmentos de publicaciones de sus medios: para ello, el artículo 11 otorga a los editores de prensa un derecho a conceder licencias a estas plataformas por usar sus obras. Las compañías informativas ven en la norma una fuente de ingresos adicional en medio de la crisis del sector. «Es un paso enorme para los creativos europeos y para proteger la calidad del periodismo independiente», ha celebrado el eurodiputado popular Axel Voss, ponente de la iniciativa.

Google responde que la imposición puede acabar siendo contraproducente para los medios: según un estudio publicado por la multinacional americana la semana pasada, el tráfico de las webs de noticias caería un 45% de salir adelante la norma. Google News amenaza incluso con dejar Europa, como ya hizo con España tras la aprobación de una norma parecida. El texto, eso sí, solo afecta a agregadores de noticias y fragmentos de artículos: el enlace está a salvo, así como los usuarios que quieran compartir contenidos. La Comisión Europea ha destacado que los periodistas se beneficiarán de los beneficios generados por sus publicaciones. En el otro bando, en cambio, se señala que acabará beneficiando únicamente a los editores y no a los periodistas.

Pero sobre todo las miradas se han centrado en el artículo 13. Dicho apartado recoge que los portales que almacenan, optimizan y difunden contenidos de usuarios con fines comerciales (como YouTube) se responsabilicen de lo que los internautas suban. Por ahora se les consideraba puertos seguros: es decir, solo están obligadas a un control a posteriori, cuando se les advierte de una violación del copyright. La directiva pretende forzar estos portales a negociar con los creadores y, si finalmente no hay acuerdo, por lo menos a realizar el «máximo esfuerzo» y tomar medidas antipiratería. Los críticos sin embargo creen que eso se traduce en filtros previos que multiplicarían la censura y el poder de estas plataformas, castigando a los internautas, además de suponer un coste que solo los colosos como YouTube pueden asumir. Aunque la propia norma impone «mecanismos de reclamación y reparación» eficaces para las eventuales quejas de los usuarios y que una «revisión humana» se encargue de resolver las controversias.  

En un principio, Francia y Alemania discrepaban acerca de su alcance. París quería que todas las compañías lo implementaran, independientemente de su tamaño. Berlín era más flexible y pedía exenciones para las pequeñas empresas. Finalmente quedarán excluidos aquellos portales con menos de tres años de actividad, ingresos inferiores a 10 millones y que no alcancen los cinco millones de usuarios. La norma contempla también excepciones explícitas para la enseñanza online, la investigación, enciclopedias, entidades dedicadas a la preservación del patrimonio cultural y usos como la sátira (lo que protegería GiFs o memes).

Para YouTube, si no se suaviza el artículo, se pondrá en riesgo su actual modelo. La empresa recuerda que solo en el último año ha pagado a los titulares de derechos 800 millones de euros en Europa. «Las compañías que actúan adecuadamente, ayudando a los propietarios de derechos a identificar y controlar el uso que se hace de su contenido, no deberían ser responsables de aquello que suben los usuarios, como tampoco lo es una compañía telefónica del contenido de las conversaciones que se tienen por teléfono», defendió Marco Pancini responsable de Asuntos Públicos de YouTube en Europa, Oriente Medio y África, en una tribuna publicada en este diario a comienzos de mes.

El proceso avanza a contrarreloj, y si sufre algún tropiezo en el camino, corre el riesgo de descarrilar ante la cercanía de las elecciones europeas del 26 de mayo. En los últimos meses se han ido quemando etapas. El pasado septiembre, el Europarlamento aprobó seguir adelante con la reforma -algo que los mismos diputados habían rechazado pocos meses antes- y empezar la negociación con Consejo y Comisión. A mediados de enero, las diferencias entre Francia y Alemania paralizaron temporalmente su tramitación. La semana pasada ambas potencias desbloquearon el pacto. Y este viernes 20 países — todos menos Italia, Polonia, Holanda, Suecia, Finlandia, Luxemburgo, Malta y Eslovaquia, que seguían reticentes— le dieron luz verde. España se alineó con la propuesta franco-alemana, y ha empujado para que en las negociaciones con la Eurocámara se mejoren las condiciones de los titulares de derechos de autor.

Las esperanzas de sus opositores se centran ahora en conseguir una mayoría parlamentaria capaz de modificar los artículos más polémicos o, de no ser posible, de paralizar la norma en el pleno que se celebrará en marzo o abril. Para lograrlo deben convencer a un amplio número de diputados de que el nuevo documento empeora ostensiblemente el anterior, dado que la reforma fue apoyada en la última votación por 438 diputados, con solo 226 en contra y 39 abstenciones. Y deben hacerlo a toda prisa. Al menos en eso, todos los bandos comparten el mismo problema: ya no queda tiempo para nadie.

Asociación de Periodistas de Albacete

Informe sobre el acceso de periodistas de la FAPE a los colegios profesionales

En relación al problema que se ha suscitado en la Comunidad de Castilla-La Mancha con la incorporación de periodistas inscritos en la FAPE sin licenciatura al colegio regional, y a los efectos de aclarar en la medida de lo posible la situación en España, se emite este informe:

Carlos Sanz Vicesecretario General de FAPE

Objetivos de la FAPE con la incorporación de sus periodistas a los colegios: En cumplimiento de los acuerdos aprobados por distintos órganos de gobierno de la FAPE y por su Asamblea General, la admisión en los colegios de aquellos periodistas que figuren en el Registro Profesional de Periodistas de la FAPE no siendo titulados, responde al deber de la    federación de buscar una solución a estos compañeros, entendiendo además que son socios de pleno derecho, con las mismas obligaciones y derechos que los licenciados.

Por otra parte, se ha de considerar que el  nacimiento de los colegios conlleva el final del debate histórico que viene enfrentando a las asociaciones que defienden la admisión únicamente de licenciados o graduados y las que creen que deben admitirse a los profesionales del periodismo que lo acrediten, independientemente de su titulación.

Precisamente, los colegios lo que hacen es dar una solución definitiva y por ley a este problema histórico, ya que salvados algunos periodos transitorios, única y exclusivamente se admite a licenciados/graduados, como se verá más adelante en las leyes de creación de colegios en España.

Es decir, se da solución a un problema histórico de la FAPE que ha provocado numerosos y desagradables enfrentamientos en el seno federativo, pero a su vez damos respuesta a la indefensión en la que quedarían algunos de nuestros asociados de no adoptarse estas medidas transitorias que permiten, de manera muy estricta y limitada en el tiempo, la colegiación de miembros de la FAPE no titulados.

En cualquier caso, los colegios de periodistas no nunca acogen libremente a no titulados, y en el caso de  Castilla-La Mancha tampoco. Por tanto, es preciso señalar que no es cierto que la creación de los colegios en general, y en el caso de Castilla-La Mancha en particular, vaya a permitir la incorporación de manera libre e indiscriminada de periodistas no titulados.  Para constatar esta realidad, tenemos que remitirnos a las distintas leyes de los colegios ya creados en España, lo que se relacionada de manera cronológica:

Ley 22/1985, de 8 de noviembre, de creación del Colegio de Periodistas de Cataluña.

Quizá por ser la primera experiencia de colegios de periodistas en España, es la más laxa de todas, dado que permitió en su momento la colegiación de periodistas no titulados y no registrados en la FAPE, si bien desde el día 23 de noviembre del año 1990 ya no admite a periodistas no titulado, al cumplirse los cinco años desde la entrada en vigor de la Ley.

La creación del colegio supuso la desaparición de todas las asociaciones de la prensa existentes en Cataluña, por lo que era de sentido común buscar una solución a los no titulados, lo que se hizo en la Disposición Transitoria Primera, que es exactamente la prevención que ahora tiene la FAPE con respecto a sus socios no titulados.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera

Los periodistas titulados e inscritos en el Registro Profesional de la Federación de Asociaciones de la Prensa Española que son socios de las Asociaciones de la Prensa existentes en Cataluña podrán ser miembros del Colegio Profesional de Periodistas de Cataluña aunque no cumplan los requisitos de titulación establecidos por el artículo 2.

Disposición redactada por Ley 1/1988, 26 febrero.

Segunda

Los periodistas que no dispongan de titulación universitaria especifica y no se hallen inscritos en el Registro Profesional de la Federación de Asociaciones de la Prensa Española en el momento de entrar en vigor la presente Ley podrán ser miembros del Colegio Profesional de Periodistas de Cataluña si demuestran el ejercicio ininterrumpido de la actividad periodística durante un período de tiempo no inferior a cinco años.

Tercera

En los supuestos previstos en las Disposiciones Transitorias primera y segunda, los periodistas que deseen formar parte del Colegio Profesional de Periodistas de Cataluña deberán integrarse en el mismo en el plazo de los cinco años a contar desde la entrada en vigor de la presente Ley.

Ley 2/1999, de 24 de febrero, de Creación del Colegio Profesional de Periodistas de Galicia.

Esta Ley por la que se crea el segundo colegio de periodistas en España, al margen en este caso de las asociaciones de la prensa de Galicia, entró en vigor el 10 de marzo de 1999, y permite el acceso a los periodistas no titulados registrados en FAPE, como en Cataluña, y también a los no titulados ni asociados pero con la limitación de que, en ambos casos, deberían acreditar reunir esa condición antes de la publicación en el Diario Oficial de  Galicia.

Además, mientras que en el caso catalán se daba un plazo de cinco años para regularizar su situación, en Galicia ya se restringe de manera muy clara el plazo, que será de seis meses. Es decir, podrán colegiarse quienes en el momento de publicarse la Ley, es decir el 9 de marzo de 1999 puedan acreditar que están inscritos en el Registro Profesional de la FAPE, quedando cerrado el acceso de manera definitiva el 10 de septiembre de 1999:

1.- Podrá ser miembro del Colegio Profesional de Periodistas de Galicia quienes este en posesión del título de licenciado en periodismo, para lo que habilitan las titulaciones correspondientes de las facultades de Ciencias de la Información, Ciencias de la Comunicación o Ciencias Sociales. También podrán ser miembros los licenciados en imagen o comunicación audiovisual, siempre que acrediten que están desarrollando trabajos informativos.

2.Quién tenga superado el primero ciclo de periodismo podrá inscribirse en el colegio, pero no adquirirá plenos derechos de colegiado hasta que no termine susestudios.

Disposición adicional única

Los periodistas inscritos en el registro Oficial de Periodistas de la Federación de Asociaciones de Prensa de España (FAPE) con anterioridad a la creación del Colegio Profesional de Periodistas de Galicia podrán formar parte de dicho colegio, siempre que lo soliciten.

Disposición transitoria primera.

Asimismo, podrán formar parte del Colegio Profesional de Periodistas deGalicia los profesionales que prueben el ejercicio de la actividad periodística de forma principal, habitual y retribuido en la fecha de publicación en el Boletín Oficial del parlamento de Galicia del proyecto de Ley de creación del Colegio Profesional de Periodistas de Galicia.

Una comisión creada para el efecto estudiara, de manera individual, el cumplimiento de los requisitos de ingreso. Después de su publicación, lacomisión abrirá un plazo de seis meses para la recepción de las solicitudes de ingreso, a partir del momento de la aprobación de la Ley. Transcurrido dicho plazo sin presentar la pertinente solicitud, quedará cerrada esta vía de hacerse colegiado. 

Ley 5/2007, de 16 de marzo, de creación del Colegio de Periodistas de la Región de Murcia.

El colegio de Murcia, cronológicamente hablando, es el tercero en crearse en España. Nace en perfecta convivencia con la FAPE lo que supone, en realidad, que la Asociación de la Prensa de Murcia pasa a transformarse en Colegio. La entrada en vigor de la Ley es el 12 de abril de 2007.

Dado el modo en que se constituye, por iniciativa de la propia Asociación de la Prensa, este colegio permite pasar a colegiados a todos los integrantes de la Asociación e incluso, en sintonía con la FAPE, permite durante seis meses que se puedan colegiar periodistas no titulados con arreglo a los criterios de la Comisión de Garantías de la FAPE.

Pero, como en el caso anterior, también se zanja aquí de manera definitiva el debate titulados- no titulados, porque desde el día 12 de octubre de 2007 solo pueden acceder titulados, dado que se daba un plazo de seis meses desde la entrada en vigor de la norma para solucionar estos casos puntuales. 

DISPOSICION FINAL

Disposición adicional

Con independencia de su titulación, podrán ser miembros de pleno derecho del Colegio Oficial de Periodistas de la Región de Murcia aquellos que pertenecieran a la Asociación de la Prensa de Murcia con anterioridad a la promulgación de esta Ley.

Véase disposición adicional de la Res [REGIÓN DE MURCIA] 30 enero 2009, por la que se dispone la publicación en el Boletín Oficial de la Región de Murcia de los Estatutos del Ilustre Colegio Oficial de Periodistas de la Región de Murcia («B.O.R.M.» 10 febrero).

Tercera

Con carácter excepcional, podrán solicitar su admisión en el Colegio quienes, sin encontrarse en los supuestos previstos en el artículo 3 y en la disposición adicional, acrediten de forma fehaciente ante la Comisión de Garantías y Asuntos Profesionales de la Federación de Asociaciones de Prensa de España, una profesionalidad contrastada, antigüedad y continuidad en el ejercicio de la profesión y la realización de funciones específicamente periodísticas.

La Asociación de la Prensa de la Región de Murcia, en su carácter de miembro federado de la Federación de Asociaciones de Prensa de España, será la encargada de elevar estas solicitudes ante la Comisión de Garantías y Asuntos Profesionales.

Se establece un plazo de seis meses, a partir de la entrada en vigor de esta Ley, para la recepción de las solicitudes de ingreso. Transcurrido dicho plazo sin presentar la pertinente solicitud quedará cerrada esta vía para hacerse colegiado. 

Ley 1/2012, de 30 de enero, de creación del Colegio de Periodistas de Andalucía.

La Ley andaluza, siguiendo el criterio de las anteriores, contempla también la posibilidad de integrar a los periodistas no licenciados que sean miembros de pleno derecho de la FAPE y establece un plazo de seis meses para su formalización. Por tanto, también aquí se ha cerrado el acceso a no licenciados desde el día 7 de agosto de 2012, al cumplirse los seis meses desde su entrada en vigor.

Disposición transitoria primera. Integración de otros profesionales.

1. Sin perjuicio de lo que se dispone en el artículo 3 de esta Ley, podrán integrarse, también, en el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía:

a) Los titulados en cualquier licenciatura o grado oficial universitario que estén en posesión de un título oficial de Doctor o Doctora o de Máster Universitario especializado en Periodismo o en Comunicación Audiovisual.

b) Aquellos que sean miembros de pleno derecho de las Asociaciones de Periodistas integradas en la Federación Andaluza de Asociaciones de Periodistas y en la Federación Española de Asociaciones de Periodistas.

2. El plazo para solicitar la integración de los profesionales referidos en el apartado primero será de seis meses contados a partir de la entrada en vigor de esta ley. 

Ley 7/2012, de 28 de junio de creación del Colegio de Periodistas del País Vasco.

El colegio de periodistas del País  Vasco solo contempla la admisión de titulados. A pesar de que la Asociación de Periodistas solicitó la inclusión de una disposición transitoria para permitir el acceso a los miembros de la FAPE no titulados, el Parlamento Vasco no aceptó tal enmienda

Ley 8/2012, de 8 de noviembre, de creación del Colegio de Periodistas de Castilla y León.

Como en los casos de  Cataluña, Galicia, Murcia y Andalucía, el colegio de Castilla y León establece una Disposición Adicional que permite el acceso como colegiados a los periodistas inscritos en el Registro en el momento de entrada en vigor de la Ley.

Por tanto, hay que cumplir una condición concreta: estar dado de alta en el Registro Profesional de la FAPE antes de la entrada en vigor de la Ley, el día 14 de noviembre de 2012. Por tanto, ningún periodista no titulado no inscrito en esa fecha podrá ya acceder al Colegio, que solo admitirá ya a titulados. 

DISPOSICIÓN ADICIONAL Integración de otros profesionales

Los periodistas que figuren inscritos en el Registro Profesional de Periodistas de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, así como los miembros de las asociaciones promotoras incluidos en dicho Registro, en el momento de la entrada en vigor de esta ley, podrán formar parte del Colegio aunque no cumplan los requisitos de titulación previstos en el artículo 3 de la presente Ley. 

Ley 8/2013, de 27 de septiembre, de creación del Colegio de Periodistas de La Rioja.-

Estamos ante el mismo caso que en Castilla y León, de hecho la disposición es la misma y permite el acceso al colegio a los periodistas no titulados que figuren como inscritos en la FAPE a fecha de entrada en vigor de la Ley, el 9 de octubre de 2013.

Se puede observar en el caso de Castilla y León y de La Rioja, que la normativa no establece un tiempo concreto para que de puedan dar de alta los miembros de las asociaciones promotoras que figuren inscritos en el Registro a la fecha de entrada en vigor de la Ley, pero estable claramente que solo podrán hacerlo quienes estén en esa condición, por tanto resuelven claramente el problema de sus socios no titulados y a su vez se establece claramente qué solo podrán acceder a colegiarse los licenciaos o graduados.

Disposición transitoria tercera. Integración de los profesionales.

Los periodistas que figuren inscritos en el Registro Profesional de Periodistas de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, así como los miembros de las asociaciones promotoras incluidos en dicho registro, en el momento de entrada en vigor de esta ley, podrán formar parte del Colegio Profesional de Periodistas de La Rioja aunque no cumplan los requisitos de titulación previstos en el artículo 3 de dicha ley.

Proyecto de Ley de creación del Colegio Oficial de Periodistas de Castilla-La Mancha, publicado en el Boletín Oficial de las Cortes de 31 de marzo de 2014.- Las Cortes de Castilla-La Mancha aprueban el proyecto de Ley del Colegio que contempla la admisión como colegiados a los titulados o graduados. La Federación de  Asociaciones de Periodistas de Castilla-La Mancha solicita a los grupos políticos la presentación de una enmienda en los mismos términos, exactamente, de Castilla y León y de La Rioja respecto a sus asociados no titulados.

Tanto el Partido Popular como el Partido Socialista, dos únicos partidos que integran las Cortes, acuerdan presentar esta enmienda de manera conjunta. Sin embargo, queda paralizado el proceso a partir de la postura adoptada por  Ciudad Real, en la contra de la opinión de  Toledo, Albacete, Guadalajara, Talavera y Cuenca.