El periodismo se vuelve contra Ayuso tras reincidir poniendo en duda la continuidad de Telemadrid

El periodismo se vuelve contra Ayuso tras reincidir poniendo en duda la continuidad de Telemadrid

Isabel Díaz Ayuso ha vuelto a poner en entredicho a Telemadrid y su función de servicio público. Lo ha hecho en una intervención en el programa ‘La noche en 24 horas’ donde ha insistido en que no todos los medios de comunicación públicos son esenciales. Unas declaraciones que han reabierto nuevas heridas y que ha provocado las críticas de los profesionales del sector.

De hecho, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha emitido un comunicado en el que vuelve a defender a Telemadrid, como ya ocurrió en el mes de septiembre cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid cuestionó por primera vez la labor de la Radio Televisión madrileña. Desde la asociación presidida por Victoria Prego ha catalogado a Telemadrid como una “televisión pública madrileña independiente y transparente, gestionada con rigor y austeridad, con una financiación suficiente para cumplir sus misiones de interés general y con unos servicios informativos neutrales, plurales y comprometidos con la veracidad y la imparcialidad”. 

Ayuso, además, ha sido entrevistada por Carlos Alsina en Más de uno donde ha insistido en la idea, pero ha matizado sus palabras, asegurando que “no está en contra de las televisiones autonómicas”. Únicamente pide que cumpla con los criterios de austeridad que se le exigen a otros sectores como los hospitales.

No obstante, ha asegurado que para ella sería más cómodo controlar Telemadrid y que le hagan la ola constantemente: “Tengo que cuestionar lo que es viable y necesario. Esencial no es, pero sí importante”.

No han sido los únicos que han velado por la defensa del periodismo. La FAPE también ha respaldado este comunicado con el objetivo de mantener una férrea defensa de la televisión pública madrileña. A esta oleada de quejas se ha sumado la Academia de la Televisión, que ha emitido un comunicado en defensa de la televisión de proximidad: «Su labor es clave para la dinamización del sector audiovisual en cada autonomía, la creación de empleo en dicho sector, y cómo no, en momentos de especial transcendencia informativa como los diferentes procesos electorales».

Una vez más, el revuelo provocado por las declaraciones de Ayuso ha provocado reacciones como las de José Pablo López, director general de RTVM, quien ha contestado a la líder del PP asegurando que las televisiones públicas nunca podrán ser sustituidas por Netflix o plataformas similares: “Es una cuestión de calidad de nuestra democracia. Disponer de una información neutral y no mediatizada por intereses económicos o partidistas es, más que nunca, una necesidad básica”.

Ayuso culpa a HBO y Netflix de que Telemadrid ya no sea «un servicio esencial»

Ayuso culpa a HBO y Netflix de que Telemadrid ya no sea
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante su intervención en la inauguración de la V edición del Summit Shoppìng Tourism & Economy Madrid celebrada este lunes en CaixaForum. EFE/Javier Liaño

Ayuso culpa a HBO y Netflix de que Telemadrid ya no sea «un servicio esencial». La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha justificado esta afirmación en la «gran fragmentación de la oferta informativa y televisiva» provocada, en parte, por las plataformas de pago.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido en que Telemadrid «ya no es un servicio público esencial» y lo ha justificado por la «gran fragmentación de la oferta informativa y televisiva» debido en parte a la existencia de plataformas como «HBO y Netflix».

En una entrevista en el canal de televisión 24 horas, Ayuso ha dicho que «los medios públicos son esenciales», pero «ahora mismo no todos los medios de comunicación lo son«.

En su opinión, esto ocurre en el caso de Telemadrid, la televisión pública madrileña, que «ya no es» un servicio público esencial debido a la «gran fragmentación de la oferta informativa y televisiva».

«Tenemos grandes fragmentaciones de la audiencia: tenemos televisiones de pago, audiencias fragmentadas por Internet, HBO, Netflix…», ha añadido.

En segundo lugar, Ayuso ha abogado por «procurar los mejores servicios públicos con los menores impuestos, teniendo en cuenta que una televisión como Telemadrid son 80 millones (de euros) al año y lo sufragan los ciudadanos».

«Pido austeridad y que cumpla con las cuentas, que por ahora es lo que está haciendo», ha apuntado Ayuso, que considera que «lo que nunca podría parar de funcionar es un hospital, el metro o un colegio. Esos son los servicios públicos que catalogo como esenciales por ese motivo», ha añadido.

Díaz Ayuso, sobre Telemadrid: “Ya no es un servicio público esencial”

elemadrid en la Ciudad de la Imagen, Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Telemadrid en la Ciudad de la Imagen, Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, ha avanzado este lunes que revisará el funcionamiento, las cuentas y las audiencias de Telemadrid, porque “ya no es un servicio esencial” y se deben priorizar otras inversiones.

El PP, Ciudadanos (Cs) y Vox, los tres partidos que se unieron para investir a la líder popular, coinciden en su deseo de impulsar un auditoría de todas las empresas públicas. En función del resultado que tenga en ella Telemadrid, ¿puede llegar a cerrarse, o esa opción está completamente descartada? “Esperemos a los resultados”, ha respondido un portavoz gubernamental. “En cualquier caso, es algo que, en estos momentos, el Gobierno no se ha planteado”.

El acuerdo de gobierno que une a Díaz Ayuso con Ignacio Aguado especifica que se eliminarán “aquellos organismos que no respondan a criterios de interés general, eficacia y eficiencia”. Al mismo tiempo, el documento que aceptaron el PP y Cs para poder contar con los decisivos votos de Vox para la investidura detalla que “se racionalizará la estructura del sector público institucional, eliminando aquellas agencias, empresas públicas, entes y organismos que no respondan a criterios razonables de uso del dinero público”. Finalmente, Miguel Ángel Rodríguez, exsecretario de Estado con José María Aznar y durante meses asesor de la máxima confianza de Díaz Ayuso, se ha mostrado crítico con la línea editorial de la televisión pública (aunque luego ha matizado que su opinión es a título personal), que el PP controló férreamente en la época de Esperanza Aguirre.

“Voy a exigir a Telemadrid, como al resto de organismos públicos que sufragan los ciudadanos con sus impuestos, que justifique las cuentas, que sea un servicio público con audiencia, porque un servicio público sin audiencia no es un servicio público, y le voy a pedir la misma austeridad que al resto”, ha dicho Díaz Ayuso este lunes durante una entrevista en Es Radio. “Vamos a ver cómo funciona”, ha seguido. “Ya no es un servicio público esencial, luego lo que tiene que demostrar es que tiene ese público, que se ajusta a un presupuesto, teniendo en cuenta que ahora mismo estamos en una situación delicada”, ha añadido. Y ha contrapuesto: “Yo tengo que bajar, reducir las listas de espera, me importa seguir reformando el Metro, que tiene una serie de problemas acumulados, tenemos que seguir construyendo colegios… una serie de necesidades evidentes. Las prioridades son las que son”.

Radio Televisión Madrid, que engloba a Telemadrid, La Otra y Onda Madrid, cuenta con 83 millones de euros de presupuesto en las cuentas públicas de 2019. Esa cifra, aprobada al final de la pasada legislatura con los votos de PP y Cs, supuso un aumento del 4,2% con respecto a la de 2018 (tres millones de euros).

Los dos partidos de derechas también se unieron en 2015 para reformar la ley que regula las actividades de la entidad, que rechazaron el PSOE y Podemos. Como consecuencia, el ente público y las dos sociedades anónimas adjuntas que tenía se disolvieron para dar paso a una sola sociedad cuya junta general de accionistas estará constituida por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid. Díaz Ayuso fue, precisamente, quien defendió el proyecto como portavoz del PP en la comisión de control de Telemadrid en la Asamblea.

«Les da miedo porque no lo pueden controlar, pero tienen que estar tranquilos porque nosotros tampoco», les espetó a los partidos de izquierdas. Estos, por su parte, vieron en el nuevo texto legal una vía para que Telemadrid deje de ser pública, y que el Gobierno de la Comunidad pueda privatizarla, o cerrarla de manera unilateral.

Ir a arriba