FAPE condena las amenazas y acoso del Gobierno brasileño de Bolsonaro al periodista Glenn Greenwald

FAPE condena las amenazas y acoso del Gobierno brasileño de Bolsonaro al periodista Glenn Greenwald

FAPE condena las amenazas y acoso del Gobierno brasileño de Bolsonaro al periodista Glenn Greenwald
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en un acto reciente.-/GDA via ZUMA Wire GDA via ZUMA / DPA

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se ha sumado a la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y a su afiliada brasileña, la Federação Nacional dos Jornalistas (FENAJ), en su condena a la persecución del periodista Gleen Greenwald y pide a la comunidad internacional que denuncie los ataques del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, contra la libertad de información. Bolsonaro ha amenazado públicamente con encarcelar al periodista estadounidense Gleen Greenwald y pide a la comunidad internacional que denuncie los ataques del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, contra la libertad de información.

Bolsonaro ha amenazado públicamente con encarcelar al periodista estadounidense Glenn Greenwald tras la publicación de información que revelaría corrupción y una persecución judicial contra el expresidente Lula da Silva.

El caso comenzó el 9 de junio con la publicación de una serie de conversaciones filtradas que comprometían a Sergio Moro, antiguo juez y actual Ministro de Justicia. Según estas publicaciones, Sergio Moro aconsejó y dio información estratégica a los fiscales cuando juzgaba la investigación del caso de corrupción Lava Jato para ayudar a encarcelar al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, más conocido como Lula.

«Estas revelaciones revelaron una supuesta coordinación ilegal entre el juez y los fiscales para moldear y dirigir las pruebas durante el juicio contra Lula», apuntan desde la FAPE, que considera la reacción de Bolsonaro como un intento de «amordazar el trabajo de investigación de Glenn Greenwald», que ha denunciado haber recibido amenazas de muerte, incluyendo referencias a sus guardias de seguridad privada, su casa, las actividades de su hijo y su vida privada.

«El periodista, ganador del Premio Pulitzer, también ha sido víctima de una violenta campaña de acoso en línea llamada #DeportGlennGreenwald, orquestada por los partidarios de Bolsonaro y que ha estado de moda en Brasil», añaden desde FAPE. «Las autoridades brasileñas, en vez de proteger la libertad de prensa, están atacando y amenazando a un periodista por hacer su trabajo y dar información de interés público», denuncia.

Periodistas indonesios protestan enfrente de la embajada de Arabia Saudí en Yakarta por la muerte de Khashoggi, en octubre de 2018. Dasril Roszandi (Getty Images)

Reporteros Sin Fronteras exige a Arabia Saudí la liberación de 30 periodistas

Periodistas indonesios protestan enfrente de la embajada de Arabia Saudí en Yakarta por la muerte de Khashoggi, en octubre de 2018. Dasril Roszandi (Getty Images)
Periodistas indonesios protestan enfrente de la embajada de Arabia Saudí en Yakarta por la muerte de Khashoggi, en octubre de 2018. Dasril Roszandi (Getty Images)

Reporteros sin Fronteras (RSF) ha desvelado la visita discreta que cuatro de sus directivos realizaron el pasado mes de abril a Arabia Saudí para reclamar la libertad de treinta periodistas encarcelados en aquel país. No fue una decisión fácil, han explicado en Londres varios miembros de esa comitiva a EL PAÍS. Eran muy conscientes de que el régimen saudí podría utilizar con intenciones propagandísticas las reuniones mantenidas, como muestra de una presunta apertura de sus autoridades.

«Decidimos que debíamos dar un paso más, y que no bastaba con las campañas de denuncia frente a la embajada. Cualquier intento por ayudar a los periodistas encarcelados merecía la pena», defiende Christopher Deloire, secretario general de RSF.

El brutal asesinato del periodista Jamal Khasoggi, en octubre de 2018 en el consulado saudí de Estambul, provocó una crisis sin precedentes y fue una grave amenaza a la ya reducida libertad de expresión en el Golfo Pérsico. RSF solicitó, con escasas esperanzas, una reunión con las autoridades saudíes y meses después, para su sorpresa, recibieron el visto bueno. El propio Deloire, junto a la directora de la oficina de RSF en el Reino Unido, Rebecca Vincent, al director de RSF Alemania, Christian Mihr y el expresidente de RSF Suiza, Jonathan Lundqvist, pudieron entablar conversación durante horas con una delegación saudí. En ella estaban incluidos el secretario de Estado para Asuntos Exteriores, Adel Al Jubeir; el ministro para los Medios, Turki Al-Shabanah; el ministro de Justicia, Waleed Bin Muhammad Al-Samaani y el Fiscal General, Saud Al-Mojeb.

Ante la posibilidad de que el Gobierno saudí estudiara posibles indultos por la festividad del Ramadán, RSF decidió mantener el secreto del encuentro durante un tiempo prudencial. Excluida la posibilidad de esos perdones, ha decidido sacar a la luz su esfuerzo durante la Conferencia Internacional para la Libertad de Prensa, que se celebra esta semana en Londres.

«El asesinato de Jamal Khasoggi produjo un inmenso daño a la imagen internacional de Arabia Saudí, y llevó hasta su nivel más bajo a un país que ya tiene uno de los peores historiales del mundo en materia de libertad de prensa. Es exigible que el Gobierno saudí ofrezca una firme señal política de enmienda para reparar el daño, y creemos que solo puede realizarse a través, entre otras medidas, de la liberación de todos los periodistas encarcelados en el país», ha dicho Deloire.

México y Afganistán, los países más peligrosos para los periodistas

México y Afganistán, los países más peligrosos para los periodistas

México y Afganistán, los países más peligrosos para los periodistas

México y Afganistán, los países donde más periodistas fueron asesinados en 2018, se mantuvieron como los lugares más peligrosos para el ejercicio de esa profesión en la primera mitad de 2019, con nueve y seis muertos respectivamente, según un informe de la ONG Campaña Emblema de Prensa (PEC).

En los dos países se concentró un tercio de los 38 periodistas asesinados en el mundo en la primera mitad de este año, cifra que en todo caso supone un marcado descenso del 42 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, de acuerdo con PEC.

Las principales razones que hacen que estos dos países sigan siendo los más peligrosos para ejercer la profesión tienen que ver «con los grupos terroristas en Afganistán y las bandas criminales en México», según la organización.

Pakistán, con cuatro víctimas mortales, ocupó el tercer lugar en asesinatos a periodistas, seguido de Brasil y Colombia, con dos en cada país.

Latinoamérica fue la zona con más asesinatos a reporteros, con 15 en total (los mencionados en México, Colombia y Brasil más uno en Honduras y otro en Haití).

Respecto a Oriente Medio, PEC comentó que esta zona ha experimentado cierta mejora en la seguridad de los trabajadores de medios debido «entre otras razones, a la disminución del conflicto en Siria y en Irak».

«La comunidad internacional debe establecer un mecanismo independiente que pueda combatir la impunidad cuando las instituciones nacionales no sean eficientes, ni suficientes, para llenar los vacíos en la prevención, protección y enjuiciamiento», señaló el secretario general de PEC, Blaise Lempen.

Nazha El Khalidi

La periodista saharaui Nazha El Khalidi denuncia torturas durante su juicio

Nazha El Khalidi

La periodista saharaui Nazha El Khalidi ha sido juzgada este 24 de junio de 2019 por el Tribunal de El Aaiún por grabar una manifestación. La sentencia se conocerá el próximo 8 de julio.  Se enfrenta a dos años de cárcel y una multa de 120 dirhams (11 euros) a 5000 dirhams (460 euros) acusada de “usurpación de la profesión” por no tener un título oficial.

El Khalidi denunció que había sido acusada debido a su trabajo periodístico y que sufrió torturas durante su detención en comisaría el 4 de diciembre de 2018. Entonces se le confiscó el teléfono móvil y no le fue devuelto y ha sido la base de la acusación.

Según declaró la informadora tras su detención: “la gente salió a la calle para manifestar su apoyo a la resolución del conflicto. Yo estaba grabando en la avenida Smara; no duré allí ni cuatro minutos cuando me detuvieron, me golpearon y me llevaron a la fuerza a un coche de policía. Estuve en comisaría horas, sufriendo malos tratos y bajo interrogación”.

La periodista saharaui, de 27 años, es miembro del colectivo Equipe Media y corresponsal de RASD TV, cubrió el 4 de diciembre de 2018 una manifestación convocada a raíz de la reanudación de negociaciones entre el Frente Polisario y Marruecos en Ginebra para resolver el conflicto en el Sahara.

Previamente al juicio, tres abogados españoles, de los que dos de ellos habían sido diputados regionales de las islas Baleares, José María Costa Serra (PSOE) y Miguel Ángel Jerez (PP), además de la canaria Inés Miranda, fueron deportados en el aeropuerto de El Aaiún tras llegar desde Las Palmas.

Su intención era ejercer de observadores en el proceso judicial, acreditados por el Consejo General de la Abogacía de España, pero las autoridades marroquíes no les permitieron asistir. Miranda había acudido a otros juicios y es la primera vez que es expulsada.

También mostraron su solidaridad con la periodista saharaui la sección española de Reporteros sin Fronteras (RSF) -que ha elaborado el informe ‘Sáhara Occidental, un desierto para el periodismo’-, Amnistía Internacional y diferentes ONG escandinavas.

Por otra parte, el martes 25 en Ginebra, Equipe Media presentará el informe ‘Una brecha en el muro’ y el cortometraje ‘Un agujero en el muro’ en el Consejo de Derechos Humanos. En sendos trabajos han colaborado la Asociación de Amigos de la RASD de Álava.

Un informe de Freedom House denuncia que la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década

Un informe de Freedom House denuncia que la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década

infoLibre.es  – 06/06/2019

Un informe de Freedom House denuncia que la libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década

«Si bien las amenazas a la libertad de los medios de comunicación globales son reales y preocupantes por sí mismas, su impacto en el estado de la democracia es lo que las hace verdaderamente peligrosas», apunta la autora del informe, Sarah Repucci. Algunos de los países señalados son: Hungría, Serbia, Austria, Israel, India y Estados Unidos.

La libertad de los medios de comunicación se ha deteriorado en todo el mundo durante la última década, según denuncia la organización no gubernamental Freedom House en su último informe titulado ‘Libertad y Medios de Comunicación 2019: Una espiral descendente‘.

La autora del estudio, la directora de Investigación y Análisis de Freedom House, Sarah Repucci, alerta de que «en algunas de las democracias más influyentes del mundo, los líderes populistas han supervisado los intentos concertados de estrangular la independencia del sector de los medios de comunicación», según informa Europa Press.

«Si bien las amenazas a la libertad de los medios de comunicación globales son reales y preocupantes por sí mismas, su impacto en el estado de la democracia es lo que las hace verdaderamente peligrosas», apunta la investigadora, que, sin embargo, defiende que «la experiencia ha demostrado que la libertad de prensa puede recuperarse incluso de largos períodos de represión cuando se le da la oportunidad».

En este sentido, Repucci explica que el derecho fundamental a buscar y difundir información a través de una prensa independiente está siendo atacado y que parte del asalto proviene de una fuente inesperada. «Los líderes electos en muchas democracias, que deberían ser los defensores más firmes de la libertad de prensa, han hecho intentos explícitos de silenciar las voces críticas de los medios y fortalecer los medios que brindan una cobertura favorable», sostiene.

Para la autora del estudio, esta tendencia está vinculada a «una disminución global de la democracia en sí misma». «La tendencia es más aguda en Europa, anteriormente un bastión de libertades bien establecidas. Y en Eurasia y Medio Oriente, donde se concentran muchas de las peores dictaduras del mundo», subraya.

En relación con los ataques a la libertad de prensa en las democracias, detalla que los métodos para estrangular la independencia de los medios incluyen cambios de propiedad respaldados por el Gobierno, presión regulatoria y financiera y denuncias públicas a periodistas honestos. «El objetivo es hacer que la prensa sirva a los que están en el poder y no al público», alerta.

Según la investigadora de Freedom House, «el problema surgió junto con el populismo de derecha, que ha socavado las libertades básicas en muchos países democráticos». Entre los países analizados, el 19% ha sufrido una reducción en los niveles de libertad de prensa en los últimos cinco años. Repucci apunta como ejemplos a: Hungría, Serbia, Austria, Israel, India y Estados Unidos.

Asimismo, la autora del informe destaca que países que ya fueron señalados como ‘No Libres’ para la prensa, han caído en puntuación y añade que el 28% de estos también ha perdido puntuación en materia de libertades de los medios.

Respecto a los gobiernos autocráticos, según alerta en el informe Sarah Repucci, continúan «apretando los tornillos» a las voces disidentes. En este punto, la investigadora señala a países como Rusia, Camerún o Myanmar.

Violencia y hostigamiento

Por otro lado, asegura que también se han detectado violencia y hostigamiento contra periodistas y medios de comunicación, como, por ejemplo, el asesinato de Jamal Khashoggi en 2018 o las amenazas de muerte a periodistas en El Salvador en 2015, después de descubrir casos de abusos policiales y asesinatos extrajudiciales.

De este modo, detalla que las tendencias en la libertad de prensa difieren según la región. Desde 2014, no ha habido un cambio neto en el porcentaje promedio de libertad de prensa para América o Asia-Pacífico, y el África subsahariana ha experimentado un ligero aumento del 3%. Sin embargo, las dos regiones menos libres del mundo -Eurasia y Medio Oriente y Norte de África (MENA)-, disminuyeron un 9% y un 11%, respectivamente, mientras que la libertad de prensa en Europa cayó un 8%.

En este contexto, se hacen una serie de recomendaciones para los políticos de los Estados democráticos a fin de garantizar la sostenibilidad de los medios independientes en todo el mundo. Así, les aconseja que se aseguren de que sus acciones no justifican ni inspiran violaciones de la libertad de prensa y que tomen «medidas firmes e inmediatas contra cualquier violación de la libertad de los medios de comunicación a nivel mundial a través de comunicados de prensa, llamadas telefónicas, reuniones, cartas y la imposición de sanciones dirigidas a los perpetradores».

También les insta a defender públicamente el valor de una prensa libre y apoyar la educación cívica, que informará a la próxima generación; a asegurar que la política exterior priorice el apoyo a los principios democráticos, incluida la libertad de los medios de comunicación, como la base de la seguridad nacional y la prosperidad económica; y a apoyar a las redes sociales como una salida alternativa para la libre expresión en entornos represivos.

Reporteras en Guardia pide a AMLO reconocer a periodistas indígenas asesinados

Reporteras en Guardia pide a López Obrador reconocer a periodistas indígenas asesinados

Camila Sánchez Bolaño – Newsweek México – 28/05/2019

Reporteras en Guardia pide a AMLO reconocer a periodistas indígenas asesinados
Reporteras en Guardia arrancó esta mañana con la segunda etapa de su portal mataranadie.com, lo hicieron con el perfil de Samir Flores, fundador de la radio comunitaria Amiltzinko en Morelos. Partiendo de la alarmante cifra de 13 asesinatos a periodistas en lo que va del 2019, y comparándola a los nueve homicidios de este tipo que hubo en el primer semestre de 2018, las integrantes del colectivo Reporteras en Guardia exigen al gobierno que sume a esta cifra los crímenes de comunicadores indígenas. 

Cinco de las 13 víctimas eran comunicadores indígenas, pero cuatro no han sido reconocidas como periodistas por el gobierno de la 4T, lo que representa una violación a la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas vigente desde 2012″, revelaron Reporteras en Guardia en una conferencia de prensa esta mañana.

Los casos que piden reconocer son el de Samir Flores, fundador y locutor de radio en Morelos; José Lucia Bartolo y Modesto Verales, colaboradores de radio en Guerrero y Gustavo Cruz, integrante de la comisión de comunicación del Consejo Indígena en Oaxaca. Todos eran miembros del Congreso Nacional Indígena (CNI).

Reporteras en Guardia está conformado por periodistas de 24 estados y de la Ciudad de México y exigen al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se presenten avances en estos cuatro casos, en especial el de Samir Flores, pues han pasado ya tres meses de su asesinato y no hay aún ningún detenido. Hasta el día de hoy, Reporteras en Guardia ha publicado los perfiles de 45 periodistas y sumarán 20 más en las siguientes semanas, con el fin de contribuir a la exigencia de justicia.

Puedes consultar aquí la plataforma de Reporteras en Guardia: https://mataranadie.com

One Free Press Coalition publica lista de los diez casos más urgentes de periodistas atacados o en busca de justicia

One Free Press Coalition publica lista de los diez casos más urgentes de periodistas atacados o en busca de justicia

AmericaEconomia.com – 23 de Mayo 2019

One Free Press Coalition publica lista de los diez casos más urgentes de periodistas atacados o en busca de justicia
Los reporteros de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, quienes este año ganaron el Premios Pulitzer por su serie "Myanmar Burning", y el columnista de The Washington Post, Jamal Khashoggi, se encuentran entre los periodistas de la lista.
El listado realizado por la organización constituido por un grupo de editores de todo el mundo, muestra a los periodistas -entre los que se incluye una colombiana, una mexicana y dos nicaragüenses- cuyas libertades están siendo reprimidas «por buscar la verdad» o cuyos casos buscan justicia.

La organización One Free Press Coalition, constituida por un grupo de editores que utilizan su alcance global y sus plataformas para visualizar los casos de periodistas atacados en el mundo, emitió su tercera lista mensual de los «10 más urgentes».

El listado muestra a los periodistas cuyas libertades están siendo reprimidas «por buscar la verdad» o cuyos casos buscan justicia.

Los reporteros de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, quienes este año ganaron el Premio Pulitzer por su serie «Myanmar Burning», y el columnista de The Washington Post, Jamal Khashoggi, se encuentran entre los periodistas de la lista.

También figuran en el listado cuatro periodistas latinoamericanos, específicamente de Nicaragua, México y Colombia.

La lista apunta a destacar a cinco casos de nuevos periodistas cada mes, mientras mantiene a otros cinco profesionales cuyos casos continúan demandando atención.

A continuación, compartimos con nuestros lectores la lista de los «10 más urgentes»:

Azory Gwanda. Periodista independiente de Tanzania que desapareció en la zona rural de ese país africano, después de investigar misteriosos asesinatos en su comunidad. El gobierno de Tanzania no ha logrado iniciar una investigación creíble de su caso. 

Wa Lone y Kyaw Soe Oo. Periodistas de Reuters que fueron encarcelados en Myanmar en virtud de la Ley de Secretos Oficiales tras su investigación sobre una masacre de hombres y niños rohingya por parte de las fuerzas de seguridad en el estado occidental de Rakhine. La Corte Suprema de Myanmar confirmó recientemente sus condenas.

Miguel Mora y Lucía Pineda. El director del canal 100% Noticias y la directora de noticias del mismo medio, respectivamente, fueron detenidos después de una ofensiva contra los medios nicaragüenses. Ambos periodistas están detenidos por «incitar al odio y la violencia» y se les ha negado el acceso constante a servicios legales.

Miguel Mora y Lucía Pineda. El director del canal 100% Noticias y la directora de noticias del mismo medio, respectivamente, fueron detenidos después de una ofensiva contra los medios nicaragüenses.

Miroslava Breach Velducea. Corresponsal del diario mexicano La Jornada, fue asesinada en el estado de Chihuahua luego de informar sobre vínculos entre políticos y el crimen organizado. Antes de su muerte, había recibido amenazas en, al menos, tres ocasiones por sus informes.

Claudia Duque. Reportera investigadora veterana de Colombia que ha sufrido secuestros, vigilancia ilegal, tortura psicológica y exilio, como resultado de su trabajo. Los tribunales colombianos condenaron a tres oficiales de alto rango de los servicios de seguridad por torturar a la periodista y su hija en 2003 y 2004. A partir de mayo de 2019, todos los acusados ​​en el caso fueron puestos en libertad.

Claudia Duque. Reportera investigadora veterana de Colombia que ha sufrido secuestros, vigilancia ilegal, tortura psicológica y exilio, como resultado de su trabajo.

 Mahmoud Abou Zeid y Alaa Abdelfattah. Fotógrafo y bloguera en Egipto, respectivamente, fueron liberadas este año después de pasar más de cinco años tras las rejas. Sin embargo, ambos deben reportarse al comando policial cada noche y la policía decide si pueden irse. Hasta ahora, ambos han pasado todas las noches de su «libertad» tras las rejas.

Aasif Sultan. Reportero de Kashmir Narrator en la India, fue encarcelado por cargos contra el estado por cubrir conflictos. Ha sido interrogado repetidamente y se le pidió que revelara fuentes por parte de la policía. Ha experimentado problemas de salud mientras permanece tras las rejas.

Jamal Khashoggi. Brutalmente asesinado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul. A pesar de los hallazgos de la CIA que apuntan a la participación del príncipe heredero de Arabia Saudita, no ha habido una investigación criminal independiente de la ONU. Los pedidos para que la Casa Blanca publique informes de inteligencia no han sido atendidos, junto con una fecha límite para responder al Congreso según lo exige la Ley Global de Estados Unidos.

Mimi Mefo. Periodista arrestada por "noticias falsas" y cargos por delitos informáticos en relación con su informe sobre disturbios en las regiones del noroeste y suroeste de Camerún, afectadas por el conflicto.

Mimi Mefo. Periodista arrestada por «noticias falsas» y cargos por delitos informáticos en relación con su informe sobre disturbios en las regiones del noroeste y suroeste de Camerún, afectadas por el conflicto. Fue liberada después de cuatro días, y desde entonces continúa hablando en contra del hostigamiento de periodistas en todo Camerún y el impacto del conflicto.

Anna Nimiriano. Editora de un periódico en Sudán del Sur, que vive bajo una amenaza constante. Como editora del Juba Monitor, Nimiriano lucha por mantener a sus colegas fuera de la cárcel por sus informes, y en el pasado, el gobierno le ordenó cerrar el periódico. Ella y sus colegas perseveran a pesar de las amenazas de detención y la censura constante.

COALICIÓN GLOBAL. One Free Press Coalition casi ha duplicado su tamaño desde su lanzamiento hace tres meses, con la incorporación de los nuevos miembros: AméricaEconomía, Bloomberg News, BuzzFeed, Estadão, India Today, Insider Inc., Middle East Broadcasting Networks, Office of Cuba Broadcasting, Quartz, Radio Free Asia, Radio Free Europe y Radio Liberty, The Straits Times , TV Azteca, The Washington Post , Voice of America y WIRED.

«Hoy más que nunca necesitamos noticias e información de confianza, sin embargo, demasiados periodistas de todo el mundo están siendo atacados simplemente por tratar de cumplir esa misión», dijo el editor en jefe de Bloomberg, John Micklethwait, destacando la labor de la organización.

«En muchas partes del mundo, la seguridad de los periodistas y editores está bajo una seria amenaza por parte de quienes los silencian», dijo Warren Fernández , editor en jefe de The Straits Times. «La mejor respuesta a esto es el buen periodismo, permitiendo que sus historias se cuenten en nuestros medios de comunicación para que muchos otros comprendan las implicaciones de estos desarrollos».

One Free Press Coalition se asocia con el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) y la International Women’s Media Foundation (IWMF), que son fundamentales para ayudar a identificar los casos más urgentes de la lista, que se actualiza y publica el primer día de cada mes. .

La FAPE condena el veto de VOX a La Sexta y Contexto

La FAPE condena el veto de VOX a La Sexta y Contexto

MADRID, 04 DE DICIEMBRE DE 2018

La FAPE condena el veto de VOX a La Sexta y Contexto
EGM: La SER (+1,2%) rompe su mala racha y COPE (1,1%) remonta

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) condena tajantemente el veto impuesto por Vox a La Sexta y a Contexto (CTXT) al prohibirles acceder a la zona del hotel de Sevilla donde dicha formación política seguía los resultados de los comicios andaluces, pese a estar sus periodistas acreditados para cubrir el acto.

La FAPE considera que el veto supone una intolerable discriminación y una grave vulneración del derecho constitucional a la libertad de expresión, que ampara a su vez los derechos de prensa y de información, pilares fundamentales de nuestra democracia. La FAPE recuerda a Vox que sin libertad de información desaparece el resto de libertades y se cercena el pluralismo necesario para que los ciudadanos puedan formarse su propia opinión.

La FAPE insta a Vox a que levante el veto y a que apueste por una política de transparencia que incluya la libertad de crítica aunque esta no sea de su agrado. El ejercicio del profesional del periodismo se sustenta en el ordenamiento jurídico español, a cuya cabeza se sitúa el artículo 20 de la Constitución Española que protege y ampara la libertad de expresión y opinión libre de las ideas.

En una democracia, la función de los medios de comunicación reside en informar y  dar a conocer a los ciudadanos libremente, y según sus respectivos criterios editoriales, cuantos acontecimientos suceden en el país y en especial los que protagonizan o afectan a todos los representantes políticos.

Los partidos políticos deben de ser los primeros interesados en defender el artículo 20 de la Constitución porque es el que les permite expresar sus ideas en total libertad, aunque estas ideas puedan ofender, desagradar o inquietar a los ciudadanos que no las comparten.