Medios españoles empiezan a poner fin al descontrol de los comentarios

laboratoriodeperiodismo.org – 07/05/2020

Medios españoles empiezan a poner fin al descontrol de los comentarios

El País ha decidido que sólo los suscriptores puedan comentar y eldiario.es va un paso más allá y anuncia que no aceptará apodos y saldrán publicados con los nombres reales de los socios

El necesario contrapeso que obligatoriamente deben liderar los medios de comunicación de calidad con respecto a las redes sociales no se limita sólo al fact checking o a ofrecer noticias contrastadas ante los bulos que circulan por las plataformas sociales o de mensajería.

En ese camino para fortalecerse ante muchos nuevos lectores como las fuentes de información confiable que en general han asumido en la etapa de aislamiento y lucha contra el Covid-19 también hay otros hitos que debían afrontarse y uno de ellos es acabar con los basureros de insultos que en muchas ocasiones se convierten los comentarios a las noticias.

El paso adelante en la apuesta por las suscripciones de pago obliga a dejar atrás prácticas que sólo podían defenderse desde un punto de vista de monetización de grandes audiencias: los comentarios en las noticias, cuanto más polémicos y descabellados, más  más páginas vistas generaban, con el consiguiente beneficio publicitario.

Era -son- contenidos que además salen gratis al medio: el comentarista los realiza de manera gratuita, y el periódico logra páginas vistas y dinero, aunque pierde en credibilidad e imagen. Restringirlos para que sólo los registrados pudieran comentar significaba renunciar a un buen puñado de páginas vistas por cada noticia.

Pero algo va cambiando. La primera medida de varios medios importantes españoles ha sido acabar, en primer lugar, con los comentarios en abierto. Ni en el País, desde hace unos días, ni en eldiario.es, en breve, podrán comentar noticias quienes no sean suscriptores. Esta medida aplica ya un filtro importante, porque, sobre el papel, las personas que comenten están pagando una suscripción anual o mensual y dejan fuera en gran parte a los que van a las noticias para insultar, amenazar, atacar falsamente, denostar o directamente mentir. El País, desde el día 1 de mayo, coincidiendo con la entrada en vigor del muro de pago, ya no permite que las noticias puedan comentarlas quienes no estén suscritos.

El País: “Queremos construir una comunidad crítica y constructiva libre de toxicidad”

El propio periódico indica que con esta medida tratan de “construir una comunidad crítica y constructiva libre de toxicidad”. En los primeros días del muro de pago, los comentarios han bajado considerablemente, y son menores los que sólo buscaban insultar o enconar a la gente, aunque aún debe crearse una cultura de participación de más valor.

Pero el periódico que ha dado un paso más ha sido, o será, el diario.es, que acaba de anunciar que, aparte de cerrar también los comentarios a quienes no estén suscritos, en uno o dos meses no permitirá que haya comentarios anónimos, sino que aparecerán con el verdadero nombre y apellido de los socios que realicen el comentario.

Una petición de los lectores de eldiario.es: que no se permitan apodos

En realidad ha sido una petición de sus propios lectores. La pasada semana el periódico  pidió a sus suscriptores que participaran en una votación vinculante sobre dos cambios en los comentarios ante los problemas que estaban detectando en sus foros, y que son comunes a casi todos los medios: acoso a los participantes, insultos, ataques organizados de bots… “Una versión en pequeño de los mismos problemas que están sufriendo las redes sociales en todo el mundo, agravados por la polarización que ha provocado la pandemia del coronavirus”, apunta su director, Ignacio Escolar.

En total, han votado 16.623 personas –alrededor de un tercio del total de suscriptores-, y pel resultado no ha dejado lugar a dudas: el 78% de los que han votado reclaman que los comentarios no sean anónimos (con seudónimo), sino que deben estar firmados con el nombre real del autor o autora.

El cambio no tendrá efecto retroactivo, por lo que las personas que hayan firmado con seudónimo no verán sus nombres aparecer de repente en los antiguos comentarios. El periódico hará unos cambios para que los nombres reales no sean indexados por los buscadores.

Pero estas decisiones hacen que la participación se regule al final por una cuestión de poder adquisitivo

Escolar explica que de esta decisión de que sólo puedan comentar los suscriptores, le preocupa que se limite por cuestiones de renta el acceso a la participación. Pero adelanta que, dentro de unos meses, eldiario.es pondrá en marcha un nuevo modelo de cuotas reducidas “para que las personas con menos recursos –parados, estudiantes, familias con pocos ingresos y dependientes a su cargo…– puedan ser socios de eldiario.es a un precio menor. Y, por tanto, poder participar en los comentarios”.

‘eldiario.es’ aumenta un 20% su número de socios durante la crisis del coronavirus

prnoticias.com – 08/04/2020

‘eldiario.es’ aumenta un 20% su número de socios durante la crisis del coronavirus

La drástica caída de la inversión publicitaria provocada por el coronavirus está dejando en una delicada situación empresarial a muchos medios de comunicación. Pese a este desolador panorama, Ignacio Escolar ha intentado regatear la aplicación de un ERTE entre la plantilla de eldiario.es a través de la puesta en marcha de un paquete de medidas que, poco a poco, comienzan a surtir efecto. Tal y como ha confirmado el periodista, la publicación ha logrado sumar 9.000 nuevas altas, lo que eleva a 46.000 el número del socios de eldiario.es. “Es un aumento importante, que nos está salvando de los ERTE del resto de la prensa, pero también es una enorme inyección de moral”, reconoce el director.

Según explica Escolar, este incremento ha permitido a eldiario.es perdonar las cuotas a los suscriptores que no puedan hacerse cargo de ellas a causa de la crisis desatada por la pandemia: “Gracias a estas nuevas altas, hemos decidido aplicar una moratoria de los pagos a eldiario.es de todos los socios y socias que están pasándolo peor: a quienes estos meses sencillamente no nos pueden pagar ni un solo euro”.

“Queremos repartir los esfuerzos de la manera más justa posible, tanto dentro como fuera de la redacción. Empujar entre todos, según la capacidad de cada cual. Que los socios que puedan permitírselo suban su cuota, pero que quienes no puedan, paguen menos o no paguen. Porque no todos estamos padeciendo las consecuencias de esta crisis por igual”, indica Ignacio Escolar, añadiendo que, aunque “la situación en eldiario.es sigue siendo comprometida, estoy convencido de que, con la ayuda de nuestros lectores, lo vamos a superar”.

Reducción de sueldos y subida de las cuotas, la receta de Escolar contra la crisis

El director se sinceró hace unos días con sus lectores y reconoció que la crisis de anunciantes ha golpeado duramente a las cuentas del periódico. En concreto, Escolar desveló que “los cálculos más realistas pronostican un agujero de unos 500.000 euros en nuestras cuentas este año, y eso si el bache dura poco tiempo y después la economía rebota”. Por su parte, las pesimistas llegan a duplicar dicha cantidad, que podría ascender al millón de euros.

Dentro del paquete de medidas que anunció Escolar para hacer frente a esta situación se encuentra una reducción a los sueldos más elevados de la redacción: “Hemos decidido recortar los salarios más altos de la redacción entre un 10% y un 30%, dependiendo de cada caso porque no todos ganamos igual. Este tijeretazo en el sueldo de 2020 solo afectará por ahora a los jefes y jefas del periódico, que somos quienes más cobramos. No descarto que tengamos que asumir recortes aún mayores, pero nuestra prioridad es evitar que las personas con los sueldos más bajos de la redacción se vean afectadas por la situación”.

Además, Escolar anunció que, a partir de abril, la cuota de socio de eldiario.es pasaría de costar 60 a 80 euros para todos aquellos que se lo pudieran permitir: “No hemos tocado el precio desde que arrancamos, en 2012. En ocho años no hemos subido ni un euro, ni siquiera la inflación. Pero ahora necesitamos hacerlo para garantizar la supervivencia de eldiario.es. A partir de ese día, la cuota anual pasará a ser de 80 euros, en vez de 60. Es muchísimo menos de lo que históricamente costaba el periodismo en papel, pero para nosotros supone una diferencia muy importante. Y solo vamos a aplicar estas subidas a quienes os lo podáis permitir”.

Carta de Ignacio Escolar a los periodistas de eldiario.es sobre el coronavirus

eldiario.es – 10/03/2020

Carta a los periodistas de eldiario.es sobre el coronavirus
Parte de la redacción de eldiario.es

Hace unas horas, el Periodista Ignacio Escolar, director de eldiario.es ha enviado esta carta a todos los trabajadores de eldiario.es, y la compartimos. Debemos ser responsables: informar con prudencia y sin caer en el sensacionalismo. No promover el pánico. Combatir la desinformación. Ser rigurosos. Y no caer en las explicaciones simples que reducen esta grave epidemia a «otra gripe más», porque tampoco lo es.

Hola compañeros. A partir de este miércoles 11 de marzo, vamos a recurrir al teletrabajo en la redacción de Madrid de eldiario.es como consecuencia de la crisis del coronavirus. La oficina seguirá abierta para aquellas pocas personas que, puntualmente, necesiten trabajar desde aquí –si el 90% nos vamos, dejará de ser un lugar de contagio potencial–. Pero como norma y recomendación general, la gran mayoría de los trabajadores de eldiario.es vamos a dejar la redacción central y teletrabajar.

Hemos tomado esta decisión, que ya he hablado con el comité de empresa, por varios motivos. El fundamental, la prevención ante la difusión de este virus en Madrid. Es un riesgo tal vez menor –no somos población de riesgo y tampoco hemos tenido un positivo cerca–, pero sin duda es un riesgo innecesario. Y a diferencia de otros empleos, donde por desgracia el teletrabajo es imposible, en el nuestro lo podemos afrontar. También lo hacemos así porque creo que es probable que la situación empeore, y prefiero que demos ese paso cuanto antes, para así poder corregir con algo más de margen los problemas que nos vamos a encontrar.

Teletrabajar, en nuestro caso, no significa encerrarse en casa sin salir. No se puede informar de todo lo que está pasando en pijama frente al ordenador. Tenemos que estar donde están las noticias, como hacemos siempre. Pero sí podemos al menos evitar la alta concentración de personas que ahora supone la redacción.

No sé durante cuánto tiempo vamos a mantener esta situación excepcional. Dependerá de cómo evolucione la epidemia. Por mirar el lado bueno, sin duda esta experiencia nos ayudará para cuando se normalice la situación, y podamos aplicar este aprendizaje en nuestro día a día, para mejorar con el teletrabajo la conciliación de la vida profesional y la personal.

No me preocupa el teletrabajo. Ya somos una redacción acostumbrada a organizarnos en red. Sí me inquietan las consecuencias del coronavirus para toda la sociedad, y también para nuestra redacción.

Tenemos por delante una etapa crítica en los ocho años de historia de eldiario.es. Primero, por nuestra responsabilidad informativa. No tenemos precedentes de un suceso como este. Ninguno de nosotros, ni siquiera nuestros periodistas más veteranos, hemos vivido una noticia que haya tenido un impacto tan profundo y tan directo en la vida de todos nuestros lectores. Debemos ser responsables: informar con prudencia y sin caer en el sensacionalismo. No promover el pánico. Combatir la desinformación. Ser rigurosos. Y no caer en las explicaciones simples que reducen esta grave epidemia a «otra gripe más», porque tampoco lo es.

También me preocupan las consecuencias económicas de esta crisis para eldiario.es. Buena parte de nuestros ingresos dependen de la publicidad, que probablemente va a reducirse, al menos en los próximos meses. Aún es pronto para medir esa pérdida, que dependerá del impacto general en la economía, pero lo vamos a notar.

A diferencia de otros medios, eldiario.es tiene un salvavidas que nos permite compensar la probable caída de la publicidad: el respaldo de más de 36.000 socios y socias (nuevo récord de ayer). Pero viene una etapa complicada para todos los medios de comunicación, también para eldiario.es. Vamos a revisar cada gasto y reducir los que no sean imprescindibles. El presupuesto que teníamos para este año no creo que nos sirva ya.

Sé que el teletrabajo no va a ser una solución para muchos de nosotros. Especialmente para aquellos con hijos e hijas: desde sus casas, a cargo de los niños, no van a poder rendir igual. También notaremos los problemas de descoordinación que el teletrabajo nos va a ocasionar. Os pido por ello que hagamos un esfuerzo colectivo, que seamos solidarios con los compañeros que tienen más problemas para trabajar por el cierre de los colegios, que empujemos entre todos para dar a nuestros socios y socias la información que se merecen. Del coronavirus, pero no solo del coronavirus. Porque no es la única noticia que tenemos que contar.

Como expliqué hace unos días a todos nuestros lectores, el periodismo no es un negocio más y eldiario.es no es tampoco un periódico más. Cumplimos con un servicio público: el derecho constitucional a la información.

En los próximos meses, esa misión fundacional de esta redacción va a ser más necesaria que nunca. Tenemos que estar a la altura de lo que nuestros socios y socias esperan de eldiario.es.

Gracias por vuestro compromiso,

Nacho

Ir a arriba