Educación sigue vetando a los periodistas para impartir Lengua pese a contar con el máster habilitante

FAPE – 3/02/2020

Educación sigue vetando a los periodistas para impartir Lengua pese a contar con el máster habilitante

El Ministerio de Educación y Formación profesional continúa vetando a los periodistas para impartir Lengua en centros concertados o privados, pese a que hayan obtenido el Máster en Formación del Profesorado, en las especialidades de Lengua Castellana y Literatura o Lenguas Extranjeras

Dentro del expediente abierto por el Defensor del Pueblo,  a instancias de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE),  el departamento que dirige la ministra Isabel Celaá argumenta que «la rama de humanidades recoge las materias de Lengua, Lingüística y Literatura, que no aparecen en el listado de materias básicas de la rama de conocimientos de Ciencias Sociales y Jurídicas», a las que pertenecen Periodismo y la Comunicación, por lo que, en opinión de la Secretaría de Estado de Educación y Formación Profesional, «no puede, por tanto, afirmarse que existe arbitrariedad cuando se asigna a la primera de estas dos ramas de conocimiento la docencia de aquellas materias». 

En esta línea, la conclusión del Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, que da por cerrado el expediente tras la respuesta del Gobierno,  es que «las condiciones establecidas para impartir las materias de la ESO y del Bachillerato en centros privados y, más en particular, la asignación de las materias de ‘Lengua Castellana y Literatura’ y ‘Lenguas Extranjeras’ a titulaciones del área de Humanidades está justificada, es razonable y proporcionada y se fundamenta en criterios técnicos referidos sustancialmente a la formación recibida y a planteamientos didácticos que esta institución, en el marco de sus atribuciones y dada la naturaleza de dichos criterios, no puede cuestionar ni sustituir por otros criterios o requerimientos posibles, ya que ello implicaría arrogarse una facultad decisoria de la que el Defensor del Pueblo no dispone y que corresponde a la Administración».

Como ejemplo, la Secretaría de Estado de Educación y Formación Profesional subraya que «en los actuales títulos de periodismo se incluye a veces la Literatura en una materia como ‘Literatura y medios de comunicación’,  que,  aunque obviamente incluye contenidos de Literatura, lo hace de forma aplicada y alejada del tratamiento de este campo en los currículos de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato».  Este aspecto llama la atención en cuanto a que,  en materia de Lengua y Literatura, le legislación insiste en el desarrollo de la competencia lingüística y comunicativa y no se entiende cómo se puede considerar que los profesionales de la comunicación no estén capacitados para trabajar la competencia comunicativa.

Esta última decisión choca con el primer informe emitido por el Defensor del Pueblo, suscrito por la adjunta segunda, Concepción Ferrer i Casals,  antes del envío de la comunicación de la Secretaría de Estado, que recomendaba «examinar la procedencia de incorporar las titulaciones universitarias en Periodismo, Comunicación Audiovisual, Ciencias de la Información o equivalentes, acompañadas del correspondiente Máster en Formación del Profesorado, en las especialidades de Lengua Castellana y Literatura o Lenguas Extranjeras, al conjunto de titulaciones habilitantes para la docencia de las materias de Lengua Castellana y Literatura y Lenguas Extranjeras, en la enseñanza pública y privada, para las etapas de ESO y Bachillerato».

Sin embargo, el Ministerio sí acepta la segunda recomendación en el sentido de «instar a las administraciones educativas autonómicas a que, en cumplimiento de lo dispuesto en la disposición adicional primera del Real Decreto 860/2010, de 2 de julio, mantengan la acreditación de los licenciados o graduados en los estudios universitarios anteriormente reseñados que no hayan interrumpido la docencia desde antes de su entrada en vigor, y reconozcan el tiempo de servicios prestados durante ese periodo».

Por tanto, otro de los aspectos que sorprende es, ¿por qué la Administración ha cambiado el criterio, en 2010, sin que haya cambiado ningún factor?, ¿qué razones le ha llevado a dejar en un limbo al Periodismo y la Comunicación, incluyéndolos en Ciencias Sociales,  cuando todas las carreras o grados tienen vía directa a alguna asignatura, menos éstas. Todo ello a pesar de que algunas universidades han dirigido obligatoriamente a los licenciados en Periodismo o Comunicación al itinerario de Lengua y Literatura en el Máster de Formación del Profesorado.

Ante esta situación, teniendo en cuenta que las redacciones no absorben el número de egresados en España y que la educación se considera como una alternativa al empleo de los periodistas, la FAPE insta a la Asociación de Universidades con Titulaciones de Información y Comunicación (ATIC) a que se intervengan ante este problema y se refuercen las materias que sean precisas dentro de los planes de estudios y que el Periodismo y la Comunicación vuelvan a la rama de las Humanidades, trasladando también la cuestión a la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

La FAPE rechaza enérgicamente el cese de periodistas docentes en Castilla-La Mancha

FAPE – 25 DE MARZO DE 2019.

La FAPE rechaza enérgicamente el cese de periodistas docentes en Castilla-La Mancha

Presenta una queja ante el Defensor del Pueblo por la situación de agravio que padecen los periodistas que han realizado el Máster de Acceso a la Educación para impartir lenguas y Literatura

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) rechaza enérgicamente el cese de dos periodistas profesoras de Lengua Castellana y Literatura por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha en institutos de la provincia de Albacete por poseer una Licenciatura en Periodismo. Rechazo que apoya la Asociación de Periodistas de Albacete (APAB).

Esta decisión, contra la que se advierte que no cabe recurso por la vía administrativa, al tratarse de un «acto de trámite no cualificado»,  lo que parece anormal y contrario a Derecho, se produce a pesar de haber sido previamente incluidas por la Administración en la bolsa de trabajo de reserva de dicha especialidad, conformada por los candidatos participantes en las Oposiciones de Secundaria celebradas en junio de 2018 que no superaron la prueba -ordenados por la nota obtenida-, y después de haberles sido adjudicados puestos de trabajo en régimen de interinidad para el periodo comprendido entre el 14 de enero y el 30 de junio de 2019.

Un mes después de incorporarse a su puesto se les advierte de la revisión de oficio para comprobar que cuentan con la titulación requerida y, tres semanas más tarde, se les informa por teléfono que deben abandonar su puesto de trabajo, advirtiendo que  podrían causar daños “de imposible o difícil reparación a los alumnos y a la propia Administración Educativa».

Este es un caso sangrante de la diferente interpretación con que se viene aplicando el Real Decreto 860/2010 que impide ejercer como profesores de estas asignaturas a profesionales de carreras que no estén adscritas a Humanidades (Periodismo pertenece a Ciencias Sociales).

Es inconcebible desde todo punto que la Administración educativa dé luz verde para el desempeño de una labor docente y, a los dos meses, tome la decisión contraria, ocasionando grave perjuicio a las personas a través de un tratamiento injusto, sin tener derecho a un plazo de alegaciones o a la posibilidad de aportar su expediente académico para que se pudiera comprobar que cuentan con un gran número de créditos correspondientes a asignaturas en la carrera directamente relacionadas con el currículo de Secundaria y Bachillerato.

También se han registrado decenas de casos de los profesionales titulados en Periodismo y Ciencias de la Comunicación que cumplían los requisitos exigidos para impartir las asignaturas de Lengua Castellana y Literatura y Lengua Extranjera en centros concertados y privados, en los niveles de ESO y Bachillerato, que han sido expulsados o ven cerradas sus opciones de acceder a un puesto de trabajo en la mayoría de las comunidades españolas.

La FAPE, que forma parte de la Plataforma de Periodistas Vetados en Educación,  lamenta la actitud que están teniendo tanto la Administración central como las  autonómicas y los partidos políticos ante un problema que afecta a centenares de periodistas docentes, teniendo en cuenta que el máster oficial ofertado por algunas universidades, tanto públicas como privadas, que habilita para el ejercicio docente, contempla como vía preferente para los periodistas y licenciados/graduados en Ciencias de la Comunicación la especialización en Lengua y Literatura y Lenguas Extranjeras.

Ni el anterior ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ni la actual titular del departamento, Isabel Celaá, han querido profundizar en el asunto para buscar una solución al problema, pese a las buenas palabras del primero. La también portavoz del Gobierno que preside Pedro Sánchez, pese a confirmar la celebración de un encuentro, en dos ocasiones, aunque sin perfilar fecha, no ha considerado conveniente mantenerlo, bien ella o algún alto cargo de su Ministerio.  

Lo mismo ha ocurrido con los diferentes grupos políticos que, en algunos casos, prometieron presentar iniciativas. Tan solo Ciudadanos registró una proposición no de ley que ha decaído con la disolución de las Cortes Generales por la convocatoria de elecciones.

Teniendo en cuenta que consideramos inadmisible que un graduado o licenciado en Comunicación, no esté habilitado para impartir la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, a diferencia de los grados de Humanidades,  algunos de los cuales apenas cuentan con asignaturas relacionadas con la materia, y ante este bloqueo de lo que se entiende como una situación injusta y llena de lagunas que deben resolverse por la vía política para modificar el Real Decreto, la FAPE ha planteado la correspondiente queja ante el Defensor del Pueblo, a la que ya se ha asignado número de registro.

Entre las incongruencias que rodean este tema se da el caso de que la Secretaría General de Universidades del Ministerio de Educación certificó, el 9 de junio de 2017, que el título de licenciado en Periodismo y el certificado de aptitud pedagógica obtenidos por una personas «se ajustan a la definición establecida en el artículo 3.1 a) y al nivel de cualificación 11 c) de la Directiva 2005/36/CE». Lo que no permite en España.

Asimismo, se pide que se tenga en cuenta el Dictamen del Consejo Escolar de Estado 2/2015 en el que señala lo siguiente: «Teniendo en cuenta el currículo de estas materias y las asignaturas que conforman el plan de estudios de Periodismo, se considera la formación inicial de estos licenciados para impartir ‘Lengua y Literatura Castellana’ y ‘Literatura Universal’”.

Una vez más nos preguntamos si la profesión y la titulación carecen de prestigio, ¿por qué permite la Administración que se sigan ofertando titulaciones de Periodismo y Comunicación en las Universidades españolas?

La FAPE insta al Gobierno y a las autonomías a que resuelvan el problema de los docentes de Literatura y Lenguas

FAPE,  MADRID, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2018

La FAPE insta al Gobierno y a las autonomías a que resuelvan de forma definitiva el problema de los docentes de Literatura y Lenguas
La FAPE insta al Gobierno y a las autonomías a que resuelvan el problema de los docentes de Literatura y Lenguas

Ante la próxima celebración de la Conferencia Sectorial con la presencia del equipo de Educación del nuevo Gobierno socialista.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) insta al Gobierno de Pedro Sánchez y a los ejecutivos autonómicos a que aprovechen la Conferencia Sectorial, prevista esta semana, para resolver de forma definitiva el problema de los periodistas docentes de Literatura y Lenguas, habilitándoles para impartir dichas materias.

La FAPE, que forma parte de la Plataforma de Profesores Periodistas Docentes de estas materias, ha denunciado en varias ocasiones el decreto (de 2010 y modificado parcialmente en 2015) que excluyó a los profesionales de la información de dichas enseñanzas con el peregrino e injustificado argumento de que el periodismo había pasado a ser considerada una carrera de Ciencias Sociales y Jurídicas en lugar de Humanidades.

Esta normativa produjo de hecho el envío al paro de centenares de periodistas que habían estado impartiendo dichas materias sin problema alguno, ya que previamente habían cursado el máster de Formación del Profesorado.

La FAPE ha mantenido encuentros con los principales grupos del Congreso de los Diputados, así como de parlamentos autonómicos, que han mostrado su interés por buscar una rápida solución a este problema que ha llevado al paro a centenares de periodistas, pese a contar con la formación específica.

De hecho, ya hay iniciativas parlamentarias en marcha, aunque considera conveniente que sea la próxima Conferencia  Sectorial de Educación la que adopte una posición sobre la modificación del decreto vigente.

Desde la FAPE y la Plataforma se considera necesario que la Conferencia acuerde incluir los siguientes criterios para la habilitación definitiva de los licenciados o graduados en Periodismo y Comunicación Audiovisual (más adelante en la rama de Comunicación) como profesores de ESO y Bachillerato en las especialidades de Lengua Castellana y Literatura y Lenguas Extranjeras:

  • Que el Máster de Formación del Profesorado (MAES/MFP) en las especialidades de Lengua Castellana y Literatura y Lenguas Extranjeras al que tuvieron acceso y admisión los licenciados o graduados en la rama de Comunicación, tenga carácter habilitante. 
  •  Que el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEyFP) habilite/capacite de forma definitiva, mediante la aplicación de la  Directiva 2005/36/CE, a los licenciados o graduados en la rama de Comunicación para el ejercicio de la docencia en centros docentes privados o concertados en las asignaturas de Lengua Castellana y Literatura y Lenguas Extranjeras con el respectivo certificado de idiomas, así como para poder optar a las bolsas extraordinarias de las especialidades mencionadas anteriormente. Para ello, se instará a las comunidades autónomas a que, en el ejercicio de sus competencias, modifiquen los decretos autonómicos que rigen dichas bolsas para poder dar acceso a los habilitados.
  • Que las comunidades autónomas reconozcan el tiempo de servicio de los licenciados o graduados en la rama de Comunicación que trabajaron en el periodo comprendido entre la entrada en vigor del Real Decreto 860/2010 hasta la actualización del mismo en el RD 665/2015 o a posteriori, tal y como ha ocurrido en comunidades autónomas como Andalucía, Madrid, Asturias o Cataluña.
  • Que el MEyFP aplique la Disposición Adicional Primera del Real Decreto 860/2010, vigente en el Real Decreto 665/2015 (prórroga de la actividad docente) en términos no restrictivos, habilitantes y con carácter extensivo para todos aquellos licenciados o graduados en la rama de Comunicación que, desde 2010 hasta hoy, se encuentran trabajando en centros privados o concertados en las materias anteriormente indicadas con el visto bueno de la Inspección General y las comunidades autónomas.
  • Que aquellos licenciados o graduados en la rama de Comunicación que obtuvieran el extinto Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP) en las especialidades de Lengua Castellana y Literatura o Lenguas Extranjeras antes del curso 2009/2010, tengan el mismo tratamiento que los estudiantes del Máster de Formación del Profesorado (MFP/MAES) ofrecido por las universidades españolas.
  • Que el MEyFP informe a las comunidades autónomas, delegaciones territoriales de Educación y patronales de centros concertados y privados sobre las instrucciones del proceso de obtención de la certificación mediante la Directiva 2005/36/CE y así se unifiquen los criterios en todo el territorio español.
Ir a arriba