Suscríbete Conéctate EL PAÍS Internacional Bruselas exige más medidas contra las ‘fake news’ a Facebook, Google y Twitter

Bruselas exige más medidas contra las ‘fake news’ a Facebook, Google y Twitter

Bernardo de Miguel – Elpais.com – 30/01/2019

Suscríbete Conéctate EL PAÍS Internacional Bruselas exige más medidas contra las ‘fake news’ a Facebook, Google y Twitter

Las grandes plataformas digitales y las asociaciones de publicidad virtual han rendido cuentas este martes por primera vez ante la Comisión Europea sobre las medidas adoptadas para combatir la propagación de fake news y el rastreo de la navegación de los internautas para detectar a los más susceptibles de ser manipulados con una campaña de desinformación.

Bruselas reconoce que las redes sociales Facebook y Twitter, el buscador Google y el navegador Mozilla han reforzado los controles para retirar las cuentas falsas y limitar la visibilidad de las páginas especializadas en la manipulación informativa desde que las cuatro compañías suscribieron voluntariamente en octubre de 2018 un Código de Conducta auspiciado por la Comisión Europea.

Pero el organismo comunitario concluye que los instrumentos incorporados por las plataformas aun son insuficientes. Y les exige que redoblen el control en las próximas semanas con vistas a la avalancha de bulos digitales que la Comisión teme que se lanzarán de cara a las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2019. «No se puede apagar un fuego con pistolas de aguas», ha advertido a las plataformas el comisario europeo de Seguridad, Julian King.

A partir de este mes y hasta que se celebren los comicios, las plataformas deberán comunicar mensualmente a Bruselas sobre los avances y resultados de su estrategia para neutralizar la difusión de noticias falsas.

«El tiempo apremia», ha urgido Mariya Gabriel, comisaria europea de Economía Digital. «Los firmantes [del Código] deben intensificar su verificación (…) Debemos garantizar que nuestros ciudadanos tienen acceso a información de calidad y objetiva», ha añadido Gabriel.

Bruselas tampoco se da por satisfecha con los logros de las patronales del sector publicidad que han aceptado respetar el Código de Conducta (la Federación mundial de Anunciantes; la Asociación Europea de Agencias de comunicación, y la Oficina europea de publicidad interactiva). La Comisión agradece que esas asociaciones hayan contribuido a difundir entre sus miembros los principios del Código. Pero lamenta que hasta ahora ninguna compañía individual haya suscrito el Código.

Bruselas considera esencial que las grandes marcas, que figuran entre los mayores anunciantes del mundo, se incorporen a la ofensiva dado su potencial «para restar ingresos a los promotores de la desinformación». La Comisión espera que las firmas más conocidas se sumen a sus esfuerzos contra las fake news antes de las elecciones de mayo.

Vera Jourova, comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, ha asegurado que «aceleraremos el paso en todos los frentes para garantizar unas elecciones libres y justas». Y ha pedido a las empresas que hagan realidad «su retórica y sus compromisos» en la lucha contra la manipulación informativa.

Los informes entregados este martes por las plataformas muestran que Facebook ha mejorado la transparencia de sus normas de publicidad, ha retirado cuentas falsas (800 millones de cuentas en el segundo trimestre de 2018 y 754 millones en el tercero) y bloqueado sistemas maliciosos de difusión automática. La red social de Mark Zuckerberg también ha ofrecido a sus usuarios nuevas herramientas para contextualizar la información y detectar si se trata de falsas noticias.

Bruselas lamenta, sin embargo, que esos instrumentos no están todavía disponibles en toda la UE y reprocha a Facebook su escasa colaboración con las iniciativas de verificación de datos (fact-checkers) puestas en marcha en Europa.

Google ha reforzado el control de la publicidad distribuida a través de su red Ad Sense y ha programado el algoritmo del buscador para que los resultados prioricen las páginas más fiables y relevantes. La compañía estadounidense lanzará un informe sobre transparencia de la publicidad electoral antes de los comicios de mayo e intensificará la lucha contra cuentas falsas y páginas trucadas para asumir la imagen de otras auténticas.

Como en el caso de Facebook, sin embargo, la Comisión Europea observa con preocupación que algunas de las nuevas herramientas de Google solo pueden ser utilizados «en un pequeño número de Estados miembros» y considera muy escasa la contribución de la multimillonaria compañía a los proyectos para investigar y frenar la manipulación informativa.

El informe de Twitter ofrece datos sobre la suspensión de cuentas (en 2018 retiró 1,4 millones) y el bloqueo de bots y otros sistemas automáticos de propagación masiva de contenidos falseados. Pero Bruselas echa en falta aclaraciones sobre qué medidas ha adoptado o va adoptar para impedir la promoción de tuits con información falsa que, previo pago a la red social, logran así un lugar prominente en el timeline de los usuarios.

El navegador Mozilla, por su parte, prevé lanzar una nueva versión de su buscador que bloqueará de oficio el rastreo más invasivo de la actividad del internauta. Y aumentará la transparencia de su política de publicidad antes de las elecciones, aunque Bruselas considera insuficiente la información que el buscador ha facilitado sobre sus nuevas normas.

La nueva directiva de derechos de autor obligará a estas empresas a pagar por los contenidos que difunden - Reuters

Los periodistas europeos se unen contra Google y Facebook

Fuente: ABC Sociedad – 30/08/2018

La nueva directiva de derechos de autor obligará a estas empresas a pagar por los contenidos que difunden - Reuters
La nueva directiva de derechos de autor obligará a estas empresas a pagar por los contenidos que difunden - Reuters

El Parlamento Europeo decide el próximo mes de septiembre si las tecnológicas deberán pargar por los contenidos que difunden.

Más de un centenar de periodistas europeos apoyan la campaña que la agencia de noticias «Agence France-Presse» (AFP) ha impulsado para que, el próximo 12 de septiembre, el Parlamento Europeo apruebe que empresas como Google, Facebook o Youtube paguen por los contenidos que distribuyen.

La medida está incluida en una nueva versión de la directiva de derechos de autor que, de ser aceptada, supondría la actualización de la aprobada en mayo de 2001. La propuesta, que ya fue rechazada por el Parlamento el pasado mes de julio, volverá a someterse a votación.

La nueva versión resulta crucial para los medios de comunicación ya que de ser aprobada, en su Artículo 11 obligaría a los gigantes tecnológicos a pagar por los contenidos que después distribuyen en sus plataformas. Estas empresas, en la actualidad, adquieren el material informativo de manera gratuita, un material del que se lucran sin tener que pagar a las fuentes de la que obtienen los contenidos informativos.

Para promover la aprobación de la propuesta, la AFP lidera un movimiento al que ya se han unido más de una veintena de medios de comunicación y más de un centenar de prestigiosos periodistas de 27 países de la Unión Europea.

El manifiesto completo

Llamamos a los eurodiputados a rechazar cualquier intento de suprimir el Artículo 11 de la Directiva sobre Derechos de Autor propuesta por la Comisión Europea.

El Artículo 11 es un salvavidas para la prensa independiente en Europa. Daría a los editores la propiedad de su trabajo en línea, en un momento en que las plataformas en línea explotan su trabajo gratuitamente, monetizándolo para generar ingresos publicitarios en Silicon Valley.

Sin el derecho que el Artículo 11 consagraría, los periodistas europeos continuarían en último término trabajando gratis para los gigantes tecnológicos: sin visibilidad, sin reconocimiento y sin dinero.

En la era de las noticias falsas y de los ataques a los valores democráticos y las instituciones, Europa no puede permitirse empobrecer a sus redacciones ni amordazar a su prensa libre.

Legisladores de la UE: ¡sigan adelante con su reforma de los derechos de autor y mantengan el Artículo 11

En España, profesionales de la Agencia EFE, El País, El Mundo y esta casa, ABC, se han sumado a la iniciativa. Asimismo, Sammy Ketz, responsable de la oficina de Bagdad de AFP, ha escrito una tribuna en la que reivindica la importancia de la aprobación del proyecto para los periodistas europeos.

«Debemos dejar de creer la mentira difundida por Google y Facebook de que esta directiva amenaza la gratuidad de Internet», explica Ketz en el texto. El periodista disecciona la situación, explicando que, ya que actualmente los gigantes tecnológicos obtienen gratuitamente contenidos producidos por los medios, estos «acumulan ingresos» a su costa.

A costa de los periodistas

Sammy Ketz aporta unos datos esclarecedores en su tribuna. «Facebook registró un beneficio en 2017 de 16.000 millones de dólares. Google atesoró otros 12.700 millones de dólares. Solo hace falta que, simplemente, paguen su parte», escribe el periodista.

De esta manera, los medios de comunicación recibirían una retribución por el trabajo que realizan y ahora dan gratis y, tal como dice Ketz, las grandes plataformas online «participarán en el pluralismo y en la libertad de prensa a las que se declaran tan apegados». El manifiesto emitido por la AFP resume la situación en tan solo una frase: «Sin el derecho que el Artículo 11 consagraría, los periodistas europeos continuarían trabajando gratis para los gigantes tecnológicos: sin visibilidad, sin reconocimiento y sin dinero».